¿Cómo blindar tu hogar?

Casa-segura-590x331

Blindar y proteger nuestra vivienda supone algo más que colocar una puerta blindada. Centrarse en los detalles para evitar el asalto es un elemento tan importante como la instalación de una puerta de seguridad por lo que vamos a explicar a continuación algunos trucos para mantener nuestra casa a salvo de ladrones o intrusos

1. Limitar el número de ventanas

Las ventanas permiten que la luz se filtre a través de la puerta y consigamos más iluminación en el hogar, pero también son un riesgo para la seguridad del mismo. Si la ventana se encuentra dentro del alcance del pomo de la cerradura, es fácil romperla y desbloquear la puerta desde el interior. Si vas a instalar una nueva puerta, elige sin duda una puerta sin ventana.

En el caso de que ya tenga una puerta con ventana – o te encante una puerta con ventana – deberás tomar algunas medidas de seguridad adicionales. Opta siempre por una ventana de vidrio reforzado con barras decorativas o de refuerzo metálico. Si las normas contra incendios no lo impiden, también se debe instalar una cerradura secundaria en la puerta para que el ladrón no pueda alcanzarla en caso de rotura de la ventana.

2. Instalar un cerrojo de seguridad

Dicen que una puerta es tan fuerte como su bloqueo – y no podía ser más cierto. Incluso la puerta de acero reforzado más fuerte puede ser neutralizada por una simple patada si el bloqueo no se extiende lo suficiente en el marco de la puerta. Al elegir un cerrojo de seguridad, es mejor elegir un buen modelo y no elegir el más barato. Echa un vistazo a esta guía sobre bumping que escribimos en este blog.

3. Cuidado con las plantas

Mucha gente adora tener plantas en su casa y son elementos preciosos para decorar nuestra terraza, pero manténlas alejadas de puertas blindadas (o ventanas). Nunca plantes arbustos, matorrales o árboles que oculten las puertas de la vivienda ya que hacen que sea muy fácil para un ladrón para acechar y forzar la puerta sin ser visto.

4. Protección Secundaria

Hablando de cerraduras, se puede instalar un cerrojo de seguridad adicional para dar un protección extra. Estas cerraduras no tienen acceso con llave al exterior, por lo que sólo se pueden utilizar cuando este en casa (para activar el bloqueo desde el interior). Estos bloqueos pueden evitar  un allanamiento de morada mientras duermes o mientras estás disfrutando en casa con tus seres queridos.

5. No olvidar el marco de la puerta

No pases por alto el bastidor y marco de la puerta. Estos dos elementos son esenciales para la seguridad de la propia puerta- una patada a un marco débil, y las rendijas de la puertas se abrirán más fácilmente de lo que pensamos. Sí, es así. El marco de la puerta es un elemento muy importante en una casa y por ello debemos elegir calidad y no descuidar este aspecto.

En lugar de un marco de impacto fino, frágil, instala un cuadro más profundo.  Además puedes reforzar el marco de la puerta con acero galvanizado para resistir los golpes, patadas y otros intentos de romper la puerta blindada.

6. Invertir en seguridad

Todas las puertas exteriores de nuestra casa deben ser resistentes al impacto o forzado y deben a su vez dificultar la entrada al hogar. Para ello debemos invertir en seguridad, sino es imposible mantener segura nuestra vivienda o negocio. La entrada principal requiere una puerta de madera maciza, o al menos una puerta con un revestimiento de madera sólida que pueda impedir la entrada fácil.

Otras opciones son la fibra de vidrio o de metal. Si te decantas por una puerta de metal, asegúrate de que tiene un refuerzo interior y un bloqueo de calidad, para evitar que un ladrón pueda forzarla con alguna herramienta avanzada. Las puertas de acero reforzadas son otra opción sin duda interesante, ya que son más robustas, pero también requieren mantenimiento adicional para evitar la oxidación.

En Sevilla hay un ejemplo claro de lo que ocurre cuando desciendo el número de policías, un aumento del 10% de criminalidad. Invertir en seguridad es algo básico para proteger nuestras casa.

7. Las puertas correderas y su peligro

Los ladrones suelen pensar en las puertas corredizas de vidrio como invitaciones a entrar, pero hay muchas cosas que puedes hacer para asegurar estos puntos de entrada del hogar. En primer lugar, asegurate de que las puertas están hechas de vidrio reforzado o de plástico (como policarbonato),. Siempre manten las puertas de cristal cerradas con llave para evitar el robo. Puedes colocar una varilla de madera o de metal en el medio de la puerta- la varilla debe medir no más de 1/4 «menor que el grosor del marco- para evitar que las puertas se abran por la fuerza.

También se pueden instalar sensores de movimiento o sensores de vibración para hacer sonar la alarma en caso de que el vidrio de la puerta se rompa. Igual de importante es proteger nuestro negocio o empresa, aquí podéis consultar un artículo sobre cómo mantener nuestra empresa segura.

8. Falsos vendedores

Hay personas que se hacen pasar por vendedores o comerciales de alarmas para chequear el estado de tu vivienda y la seguridad que ofreces. No te fíes de cualquiera que llama a tu puerta, podría ser un farsante.

1 comentario en “¿Cómo blindar tu hogar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *