Archivo de la categoría: Decoración

Una puerta para la chimenea

Las chimeneas son elementos complicados de gestionar en casa, ya que aunque son ideales para mejorar el diseño de nuestro salón también cuentan con algunas desventajas: olor, falta de seguridad, suciedad, etc. Todos conocemos la amarga sensación de tener que limpiar la chimenea o ver como el humo se desplaza por todo el salón sin poder evitarlo.

Por ello os recomendamos instalar una puerta en la chimenea con el claro objetivo de evitar estas incidencias tan molestas. Una de las marcas que trabaja este tipo de puertas, Hot Fire Door, se encarga de la fabricación de la propia puerta para que no haya ningún problema. Sólo tendremos que medir el hueco de la chimenea y ellos se encargan de la fabricación de la puerta así como de su envío. Más cómodo imposible.

Seguridad en nuestra chimenea

Instalar una puerta en la chimenea es una excelente idea y además una inversión en seguridad. El calor que emite el fuego es desaprovechado, por lo que la puerta proporciona ahorro energético y seguridad al evitar todo tipo de incendios.

Debemos pensar que con la puerta abierta o sin puerta, pueden saltar algunas brasas y tener serios problemas, ya que si esa brasa encuentra alguna superficie que prenda podemos provocar un incendio en casa.

Además, la inhalación de humo gracias a una chimenea abierta puede causar problemas respiratorios sobre todo a los más pequeños de la casa. Es importante ventilar la habitación de vez en cuando, aunque si tenemos una puerta para nuestra chimenea no tendremos ningún problema con el tema de los humos.

Además este tipo de puertas permite una visión total del interior de la chimenea para aquellos que disfruten de ver el fuego, pero ahorrando energía y protegiendo nuestro hogar.

Fácil instalación

Si la instalación es adecuada y los conductos de los revestimientos de la chimenea está bien alienados, se puede ahorrar más un sesenta por ciento de energía gracias a la puerta para la chimenea, una interesante opción económica que no debemos pasar por alto.

La puerta a medida tiene un montaje bastante simple, sólo necesitaremos una hora para y al día siguiente estará lista para su uso. Todo depende del secado de la masilla, ya que de otra forma la puerta se caería. Al ser construida a medida, nos evitamos los problemas estándar de las instalaciones ya que todo es preciso para que la instalación sea rápida e intuitiva.

Recuerda que simplemente tendrá que enviar las medidas del hueco de la chimenea y a los pocos días recibirá la puerta para la chimenea Hot Fire Door. Este elemento convierte una simple puerta adaptada en un sistema de calefacción y ahorro eficiente que encima aumenta la seguridad de nuestro hogar y de nuestros seres más queridos.

Una verdadera solución eficiente, decorativa y práctica. Podéis encontrar más info sobre esta puerta en su página web: www.hotfiredoor.com

Cómo pintar puertas y ventanas de madera

Hola a todos! Después de unas merecidas vacaciones vamos con este refrescante post sobre puertas y ventanas de madera, elementos que sin duda hemos visto más de una vez.

En otras ocasiones hemos comentado cosas acerca de la madera, un material realmente interesante para cualquier hogar y que ofrece una estética muy versátil para muchos tipos de ambientes. En este post queremos mostraros algunos trucos para pintar ventanas o puertas de madera y así darle un toque diferente a nuestra vivienda.

La madera es un material volátil, que varía bastante según la temperatura que haya en casa. Es decir, la madera puede descolorarse, agrietarse, hincharse,… Las ventanas, obviamente, tienden a modificar su estructura de madera por culpa de la exposición a estos cambios meteorológicos, por lo que debemos extremar las precauciones y cuidados para evitar problemas en el futuro.

Eliminación de la pintura antigua

El primer paso para pintar nuestra puerta o ventana de madera es quitar la pintura existente mediante un producto químico que borra todo el rastro que haya de pintura.

Lijar la superficie de madera

Después de haber eliminado el rastro de pintura, debemos lijar la superficie para poder pintar de nuevo. Para ello debemos utilizar papel de grano medio y lijar siempre hacia el lugar de las vetas. Si la superficie presenta algún tipo de grieta, utilizaremos una pasta para madera y volveremos a lijar para que la superficie quede totalmente lisa. Es importante no escatimar en el lijado de la superficie para conseguir alisarla lo máximo que podamos.

Pintar la madera

Tras realizar estos pasos, lo siguiente es pintar la madera. Para evitar pintar de más en la puerta o ventana de madera, es conveniente colocar cinta adhesiva en los bordes o contornos con el fin de que la pintura no traspase la superficie que realmente queremos pintar.

Cuando nos dispongamos a pintar, debemos tener especial precaución de no pintar el cristal en el caso de que apostemos por una ventana o una puerta con cristales. Lo recomendable es comenzar por las partes más exteriores para ir poco a poco acercándonos al marco y a los travesaños verticales. De esta manera conseguiremos optimizar mejor el proceso de pintura y sin duda se notará en el resultado final de la ventana.

Consejos adicionales para pintar la puerta o ventana de madera

Un consejo extra es utilizar un pincel que no sea nuevo (usado) ya que los pinceles nuevos suelen desprender pelos y estropear la ventana o la puerta de madera. Además, es conveniente pintar mediante movimientos suaves y profundos, hasta que el pincel se quede seco o sin pintura, así evitaremos grumos.

Otra de las opciones interesantes para este tipo de pinturas es utilizar barniz incoloro para mejorar el aspecto de la madera, consiguiendo un diseño estético auténtico y de moda. Esto último sólo lo podremos hacer si a nuestra ventana o puerta se le ven las vetas de madera, de otra forma el resultado será demasiado cutre. Si las vetas no se ven, se pueden conseguir de forma artificial utilizando un veteador.

sillas de comedor

Cómo elegir las sillas de comedor

A la hora de elegir las sillas para el comedor hay que tener en cuenta varias cosas:

El material de fabricación de las sillas de comedor

Sobre el material de las sillas de comedor, la mayoría de los decoradores están de acuerdo que la madera natural es la mejor para fabricar una silla de comedor.

Pero hay muchas clases de madera, aunque en nuestro país las más utilizadas son el pino y el haya.

Las hayas son árboles de crecimiento lento, y esto hace que su madera sea más resistente que la madera de pino. Por eso la madera de haya es la más utilizada en la fabricación de sillas de comedor.

Además, la madera de haya se puede curvar, tornear o tallar fácilmente, lo que permite unos diseños de sillas mucho más sofisticados que las sillas de pino.

La madera de haya también se puede teñir fácilmente. Por eso las sillas de madera de haya siempre hacen juego con el resto del mobiliario de la sala.

Sin embargo, la madera de haya es muy sensible a la carcoma. Por eso no se ven sillas de madera de haya en exteriores, ya sean terrazas o patios.

La gran ventaja de la madera de pino es que es más barata que la de haya, siendo también una madera de calidad.

También es más fácil de trabajar que la madera de haya, puesto que es una madera más blanda que la madera de haya.

El diseño de las sillas de comedor

El diseño de las sillas de comedor no sólo debe ser estéticamente agradable, sino que también debe ser ergonómica.

Es importante que el respaldo no sea recto, sino que tenga un poco de inclinación, para que la persona que se sienta en la silla pueda reclinarse hacia atrás.

También es importante que el respaldo tenga una pequeña curva, para que se adapte a la espalda de la persona que se sienta y que no le duela después de permanecer sentado un rato.

Los refuerzos de las sillas para el comedor

Para que una silla sea duradera, una silla de comedor debe estar reforzada. Lo más obvio es poner travesaños en el frente y los laterales que unan las patas y que impidan que la estructura de la silla se deforme en poco tiempo.

Menos frecuente es incluir unas escuadras de triple diente en las cuatro esquinas del bastidor de la silla, que impidan que se desarme con el uso y el paso del tiempo.

El tapizado de las sillas de comedor

Para tapizar las sillas del comedor hay varios materiales. Lo más frecuente es utilizar algún tipo de tela. Procura que la tela no sea muy resbaladiza, para que la persona que se sienta no se resbale.

Procura también que la tela no sea de un color demasiado claro, ya que se ensuciaría rápidamente. Hay quien le pone una funda a las sillas del comedor para que no se ensucien, pero de esta manera ocultamos la belleza de la madera o de la tela del tapizado.

Procura que el diseño no sea demasiado llamativo y de colores demasiado intensos, para que no canse a la vista o se pase de moda en poco tiempo.

Las sillas de comedor también se pueden tapizar de un material sintético, conocido como polipiel o skay. Este material se limpia fácilmente, sin necesidad de llevar la silla al tinte para quitar las manchas. Por eso las sillas de hostelería se suelen tapizar en polipiel.