Mantenimiento aire acondicionado: prepara tu equipo en primavera

La primavera es un momento clave para preparar nuestra vivienda de cara al verano. Muchas personas deciden ocuparse de su jardín, mientras hay quienes se enfocan en el interior de sus hogares. Uno de los aspectos a revisar es el aire acondicionado.

Cuando lleguen las temperaturas más altas querrás tener tu equipo a punto y, para ello, debes comenzar en primavera. Hoy te ayudamos a lograrlo hablándote de las tareas de mantenimiento aire acondicionado.

¿Cómo preparar tu aire acondicionado para el verano?

Todavía, de seguro, recuerdas el día que compraste en la tienda de aire acondicionado tu unidad. Estaba nuevo y reluciente y pensar en limpiarlo, revisarlo o incluso repararlo parecía muy lejano. Pero ahora que ya lleva cierto tiempo en tu vivienda, es momento de hacer esas tareas de mantenimiento esenciales para mejorar su rendimiento, ahorrar costes en electricidad y aumentar su vida útil.

La primavera es el mejor momento para poner a puntos los equipos de aire acondicionado.

Mantenimiento aire acondicionado en primavera

Con tu desinfectante aire acondicionado en mano, llegó el momento de preparar tu equipo para las altas temperaturas de este año:

1-Limpiar filtros

Lo primero que te recomendamos hacer es limpiar los filtros de la unidad. Pero claro, para llegar allí, asegúrate de desenchufar el equipo. Una vez desconectado de la electricidad, puedes retirar la parte frontal de la unidad interior y, de esta forma, sacar los filtros para limpiarlos.

Para ello usa un desinfectante aire acondicionado, como el que puedes encontrar en la tienda online Climaofertas, y por supuesto agua caliente, que te ayudará a remover la suciedad de manera más fácil.

No vuelvas a colocar los filtros hasta que estos estén totalmente secos.

2-Limpiar la unidad interior

Más allá de los filtros, dentro de la unidad interior hay otros componentes que también merecen tu atención. Las rejillas de ventilación y alimentación son otras de las áreas a limpiar. En este caso, debes abrirlas y asegurarte que estén libres de suciedad. Utiliza agua con jabón para limpiar esta área y luego sécala con un paño.

También es necesario revisar el ventilador de la unidad interior para corroborar que no hay ninguna obstrucción. Y, del mismo modo, hay que verificar el tubo y la bandeja que recoge los condensados.

3-Limpiar unidad exterior

La unidad exterior del aire acondicionado también debe ser revisada. En este caso, lo fundamental es verificar que tanto las entradas de aire como el tubo de desagüe no tengan ninguna obstrucción. También es aconsejable limpiar la batería de intercambio. Para esto último puedes usar un cepillo o aire a presión.

Asegúrate de revisar la carga de gas refrigerante. Si no sabes cómo hacerlo, puedes recurrir a un técnico profesional.

4-Probar aire acondicionado 

Una vez que hayas revisado todo lo anterior, puedes enchufar tu aire acondicionado y encenderlo para ver cómo funciona. En el primer encendido presta atención al comportamiento de tu equipo. Déjalo trabajar al menos una hora para ver su rendimiento.

Recuerda que la importancia del mantenimiento aire acondicionado radica en que sólo de esta forma podrás proteger tu equipo de posibles averías y aumentar su vida útil.

Una vez que tengas tu equipo a punto, sólo resta esperar que llegue el verano ¡tu hogar ya estará listo!

Cómo cortar baldosas con la radial

¿A cuántos de vosotros os apasiona el bricolaje? Saber realizar pequeñas tareas en casa nos permite cierta independencia a la hora de cambiar o arreglar algunos problemas que surjan en nuestra vivienda. Es un hecho que no hay que ser un manitas para colgar un cuadro, montar una estantería o cambiar una bombilla.

No obstante, hay otro tipo de tareas que implican herramientas más profesionales pero que también podemos llevar a cabo de forma individual. Un ejemplo lo encontramos en pintar una habitación, montar un mueble o cortar baldosas con una radial.

Aunque en un principio tengamos la sensación de que cortar baldosas es un trabajo destinado a profesionales de la construcción, lo cierto es que es más sencillo de lo que pueda parecer a priori.

Saber cómo cortar azulejos o baldosas es una tarea imprescindible si queremos realizar un trabajo relacionado con el alicatado. Normalmente necesitamos cortar baldosas para completar una superficie a cubrir para que encaje correctamente, por lo que es importante ser precisos a la hora de cortarlas.

Cómo cortar baldosas

A continuación explicaremos en pocos pasos, cómo debemos cortar las baldosas y azulejos con una radial.

En primer lugar, comentaros que podemos utilizar un cortador manual. Este se utiliza habitualmente para cortar cerámica. Esta herramienta permite a los obreros o albañiles cortar una baldosa de forma sencilla sin necesitar herramientas complejas.

Para ello, debemos señalar la línea de corte en la baldosa y pasar la cuchilla del cortador sobre esta línea.

Si queréis ser más profesionales, debemos utilizar una amoladora (también llamada radial). Podéis visitar esta web de amoladoras profesionales y de uso doméstico que te permitirán cortar baldosas de forma fácil y rápida

Tan solo necesitamos un disco de diamante y unos guantes de protección que nos permitan efectuar un corte limpio en la baldosa.

Pero, ¿qué pasa si quiero cortar piezas duras? Hay baldosas que suelen ser bastante robustas y resistentes y no podremos cortarlas de una sola vez. Para ello, debemos realizar cortes superficiales que nos permitan profundizar en el corte, ya que de otra manera corremos el riesgo de que el azulejo o la baldosa se rompa.

En estos casos es mejor ser meticuloso y hacer varios cortes superficiales para poder cortar la baldosa de forma cómoda y evitar que se rompa.

¿Necesito una amoladora para cortar baldosas? La radial o amoladora es quizá la mejor herramienta para cortar baldosas porque los discos de diamante son efectivos, rápidos y precisos.

No obstante, hay albañiles que también utilizan la sierra de calar con una hoja para realizar los cortes aunque, como puedes suponer, no es demasiado precisa si la comparamos con la radial.

Un tema importante a la hora de escoger una amoladora es fijarnos en la potencia, ya que este factor nos determinará la precisión y las posibilidades a la hora de cortar baldosas.

Precio

Las amoladoras de uso doméstico o básico suelen costar unos 30-40€, por lo que están al alcance de prácticamente cualquier persona. Son herramientas muy duraderas y que nos servirán para realizar muchas tareas de bricolaje.

puerta acorazada blindada

Puertas blindadas o acorazadas – Clases, resistencia y diferencias

Los propietarios que buscan aumentar la seguridad de su vivienda suelen reforzar su puerta de entrada instalando una puerta acorazada o una puerta blindada. Pero, ¿qué diferencia hay entre las puertas acorazadas y las puertas blindadas? ¿Son igual de resistentes? En este artículo os hablaremos de las diferencias entre ambas, sus características y la resistencia que ofrecen al ladrón.

Las puertas blindadas o acorazadas se diseñaron para proteger viviendas o negocios frente al ataque de ladrones. Son puertas pensadas para soportar intentos de apertura o forzado, aplicando una resistencia mayor que la mayoría de las puertas que vienen de serie en muchos edificios.

No obstante, hay muchas diferencias entre las puertas blindadas y las acorazadas debido a su composición y a su estructura.

¿Cuál es más resistente?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que las puertas acorazadas son más resistentes que las blindadas. Las puertas acorazadas tienen la hoja y el marco de acero, mientras que las blindadas lo tienen de madera, afectando a la estructura y la resistencia.

Ambos tipos de puertas cuentan con refuerzos de hierro en su interior para aumentar la resistencia frente a los ataques, pero las puertas acorazadas son mucho más resistentes.

De qué depende la resistencia de una puerta blindada o acorazada

Las puertas blindadas o acorazadas se pueden denominar puertas de seguridad si certifican al menos una clase 3 de resistencia.

No obstante, las puertas blindadas por su tipo de estructura nunca superan la clase 2.

La norma UNE EN 1627 es la que regula las clases de resistencia frente a la efracción: clase 1, clase 2, clase 3, clase 4, clase 5 y clase 6.

Clases de resistencia

Esta norma europea distingue las clases diferenciando entre tipo de ladrones, herramientas utilizadas, nivel de ruido y riesgo que corren al intentar robar.

Las clases más bajas como la 1 y la 2 hablan de ladrones oportunistas y que utilizan herramientas sencillas para intentar penetrar a la propiedad. El riesgo que corren es bajo y no tienen claro el tipo de botín que les espera. Suelen ser ladrones poco experimentados.

Las clases 3 y 4 se refieren a ladrones con cierta práctica y que asumen riesgos mayores a la hora de perpetrar el robo. No les importa el ruido que hagan y pueden utilizar herramientas más complejas para forzar la puerta.

Las clases de resistencia 5 y 6 se refieren a ladrones experimentados que esperan llevarse un gran botín a la hora de realizar el robo. Son ladrones que utilizan herramientas eléctricas y que actúan de forma resolutiva, mostrando un gran nivel de organización.

¿Cuál elegir?

Las puertas blindadas son puertas menos resistentes que las acorazadas y suelen tener una clase 1 o clase 2 como máximo. Es decir, un ladrón experimentado podría abrir una puerta blindada en cuestión de pocos minutos.

Las puertas acorazadas suelen tener clases o grados de resistencia mayores pero no siempre es así. Las puertas acorazadas, al tener refuerzos mejores suelen ofrecer resistencia superior a los ataques. En ciudades como Madrid, se suelen instalar puertas blindadas en pisos y puertas acorazadas en chalets independientes.

Aún con esto, debemos tener en cuenta que debemos regirnos por las clases de resistencia antes que por los términos “puertas acorazadas” o “puertas blindadas”. Las clases de resistencia es lo que prueba que la puerta aguanta ataques del exterior.

Debemos elegir aquella puerta se adapte a nuestras necesidades, valorando los precios y la resistencia. Es evidente que todos queremos una puerta de máxima seguridad como las puertas de clase 5, pero quizá sea tenga un precio demasiado elevado para el riesgo que solemos correr.

No recomiendo instalar puertas blindadas, sino que recomiendo puertas con al menos una clase 3 de resistencia. La clase 3 de resistencia es la opción más económica de las puertas que merecen la pena, porque ofrecen resistencia frente a la mayoría de ataques y el precio no se dispara.

No obstante, si queremos proteger más la vivienda o el negocio debemos instalar una puerta de seguridad de clase superior.

Precios

Precios de las puertas blindadas

Las puertas blindadas tienen precios inferiores que las puertas acorazadas al ser puertas de menor calidad y resistencia. Estas puertas suelen tener precios de entre 250 – 500€ y no superan las clases de resistencia 1 y 2.

Precios de las puertas acorazadas

Los precios de las puertas acorazadas son más variables porque suelen tener diferentes refuerzos y sistemas de seguridad que incrementan o reducen el precio.

Además, estas puertas suelen ser clases de resistencia superiores con blindajes compactos para mejorar la resistencia. Incluso hay algunas puertas acorazadas que cuentan con blindajes antibalas que permiten proteger el negocio o la vivienda frente a individuos armados. Según el tipo de cerradura, marco, sistema de apertura y cierre, el precio de una puerta acorazada varía de entre 600€ a 4.000€.