Archive for the ‘TIC EN LOS CENTROS’ Category

Las TIC al servicio de la Orientación Escolar

Thursday, October 2nd, 2008

Mañana 3 de octubre se celebran en Madrid las VI Jornadas para Orientadores Escolares, organizadas por FERE-CECA y EyG, que este año se centran en la reflexión sobre el papel que pueden desempeñar las TIC puestas al servicio de la Orientación Escolar (más info).

Ver los aspectos clave de la conferencia inaugural aquí

View SlideShare presentation or Upload your own. (tags: tic orientacionescolar)

Las TIC al servicio de la Orientación Escolar

Thursday, October 2nd, 2008

Mañana 3 de octubre se celebran en Madrid las VI Jornadas para Orientadores Escolares, organizadas por FERE-CECA y EyG, que este año se centran en la reflexión sobre el papel que pueden desempeñar las TIC puestas al servicio de la Orientación Escolar (más info).

Ver los aspectos clave de la conferencia inaugural aquí

View SlideShare presentation or Upload your own. (tags: tic orientacionescolar)

2012: todas las aulas tendrán pizarra digital

Friday, September 26th, 2008

Creo que hoy en día nadie pensará que es mejor que nuestras aulas de clase sigan teniendo pizarras de tiza en vez de pizarras digitales.

Y si hay alguien que, sabiendo lo que es una pizarra digital (quien no lo sepa puede consultar el portal de la pizarra digital <http://dewey.uab.es/pmarques/pizarra.htm>), prefiere que este instrumento no esté en las clases, por favor que me lo explique. Con argumentos, claro.

En este breve artículo pretendo ir más allá. Argumentaré por qué en 2012 (casi) todas las aulas de clase en nuestro país tendrán una pizarra digital. Veamos algunas razones que aconsejan hacerlo:

1ª razón, que por si sola ya justifica la conveniencia de que haya una PD en todas las aulas. Una pizarra digital es un gran “espejo mágico” que, muchas veces con la ayuda del “genio Google”, nos mostrará en clase cualquier información, foto, simulación interactiva, periódico digital, vídeo… que le pidamos. Si, por ejemplo, estamos trabajando el arte gótico, podemos tener en el aula infinitas imágenes, simulaciones 3D, documentos multimedia… de apoyo a las actividades de enseñanza y aprendizaje que realicemos. Y eso vale para cualquier tema y para cualquier nivel educativo. ¿Hay alguien que prefiera no tener esta fuente de información en clase?

Muy importante-1. Hay que hacer las cosas bien. La pizarra de tiza está fija en el aula de clase. No hay que ir al pasillo a buscarla cuando la necesitamos, ni tenemos que trasladar a los alumnos al “aula de la pizarra de tiza”. No da problemas (salvo que se haya acabado la tiza). La PD también debe estar fija en cada clase, sin cables por medio, sin problemas de conexión (salvo si se va la luz o Internet). De no ser así se están haciendo las cosas mal. No culpemos a la PD y pidamos a los gestores que pongan en el aula una PD en condiciones.

2ª razón. Una pizarra digital también es un “visualizador de documentos multimedia”. Nos permite proyectar inmediatamente desde un lápiz de memoria los esquemas y dibujos que ha preparado el profesor para una clase, o los trabajos (ejercicios, monográficos, webquest…) que han hecho los estudiantes. No hay que perder tiempo reescribiendo en la pizarra de tiza. Inmediatamente está visible para comentar o corregir entre todos. Y si disponemos además de una “cámara lectora de documentos”, podemos proyectar también postales, recortes de revista, deberes del cuaderno de los estudiantes… Si les animamos a ello, los estudiantes buscarán y traerán a clase infinidad de recursos afines a los temas que se traten.

Muy importante-2. La PD proporciona más recursos y más oportunidades para aprender. Pero disponer de una PD en el aula no garantiza una enseñanza innovadora de mayor calidad. Tener un ordenador para cada alumno en al aula, tampoco. Como tampoco lo garantizó tener una pizarra de tiza o utilizar, o no utilizar, libros de texto. Esto depende del profesor, de las actividades de enseñanza y aprendizaje que se hagan. Pero se pueden hacer muchas más cosas si se tiene una PD en el aula que si no se tiene. Y podemos hacer participar mucho más a los alumnos. ¿Alguien lo duda? (quien lo dude que consulte las propuestas didácticas del portal de la pizarra digital).

¿Qué dicen las investigaciones? En este sentido, las investigaciones realizadas en nuestro país por el grupo DIM-UAB y otros múltiples estudios que se han desarrollado en el Reino Unido, Australia, Canadá, Estados Unidos… (ver portal de la pizarra digital) apuntan hacia que el profesorado que dispone de PD fijas en sus aulas y ha recibido una adecuada formación técnico-didáctica, aún partiendo de concepciones memorístico-transmisivas de la enseñanza, va aplicando progresivamente modelos didácticos más centrados en la actividad de los estudiantes. Y además manifiesta una muy alta satisfacción con la PD, que afirma facilita en muchos casos el aprendizaje de los estudiantes y le resulta fácil de usar.

3ª razón. En una pizarra digital podemos escribir con el teclado del ordenador y también, si es interactiva, directamente a mano sobre ella, como en las pizarras de tiza. Además, cuando tenemos proyectada una imagen o esquema, podemos hacer anotaciones encima con “tinta digital”. Por otra parte, las PD son “pizarras copiadoras”. Todo lo que se escribe o proyecta en ellas se puede almacenar en un disco, y se puede reutilizar en otro momento o en otro lugar, si se guarda en la intranet del centro o en un lápiz de memoria. Los alumnos lo pueden repasar cuando quieran. Y si el timbre nos deja a la mitad de una actividad, el próximo día seguimos exactamente donde lo dejamos. Lo bien que le habría ido a Fray Luis de León cuando su famoso: “decíamos ayer…”

Muy importante-3. Tener una pizarra digital no significa estar obligado a utilizarla continuamente. Es una posibilidad, un recurso más en el aula. Un potente recurso didáctico que el profesor pondrá en juego sólo cuando lo crea oportuno. Igual que hace con la pizarra de tiza.

¿Y cuánto vale una pizarra digital? Si el centro ya tiene Internet, por unos 1.000 euros podemos tener el ordenador y el videoproyector que constituyen una PD. Unos 40 euros por alumno, insignificante frente a los costes de cada plaza escolar. Repartido en 4 años supondría 1 euro/mes por alumno: RIDÍCULO, ¿no? Incluso si queremos que sea una PD interactiva, que nos exigirá gastar mil o dos mil euros más.

Concluyendo. En esta compleja sociedad de la información, donde las omnipresentes TIC nos exigen nuevas competencias, y donde mantenemos altos índices de fracaso escolar, la disponibilidad de esta potente herramienta didáctica en las aulas no es sólo una cuestión preferencias, es una necesidad poder afrontar los retos de nuestro tiempo.

Y está a nuestro alcance. Por ello, muy pronto estará en todas las aulas.

2012: todas las aulas tendrán pizarra digital.

Friday, September 26th, 2008

Publicado en TecnonewsInfo (15-10)
Creo que hoy en día nadie pensará que es mejor que nuestras aulas de clase sigan teniendo pizarras de tiza en vez de pizarras digitales.

Y si hay alguien que, sabiendo lo que es una pizarra digital (quien no lo sepa puede consultar el portal de la pizarra digital <http://dewey.uab.es/pmarques/pizarra.htm>), prefiere que este instrumento no esté en las clases, por favor que me lo explique. Con argumentos, claro.

En este breve artículo pretendo ir más allá. Argumentaré por qué en 2012 (casi) todas las aulas de clase en nuestro país tendrán una pizarra digital. Veamos algunas razones que aconsejan hacerlo:

1ª razón, que por si sola ya justifica la conveniencia de que haya una PD en todas las aulas. Una pizarra digital es un gran “espejo mágico” que, muchas veces con la ayuda del “genio Google”, nos mostrará en clase cualquier información, foto, simulación interactiva, periódico digital, vídeo… que le pidamos. Si, por ejemplo, estamos trabajando el arte gótico, podemos tener en el aula infinitas imágenes, simulaciones 3D, documentos multimedia… de apoyo a las actividades de enseñanza y aprendizaje que realicemos. Y eso vale para cualquier tema y para cualquier nivel educativo. ¿Hay alguien que prefiera no tener esta fuente de información en clase?

Muy importante-1. Hay que hacer las cosas bien. La pizarra de tiza está fija en el aula de clase. No hay que ir al pasillo a buscarla cuando la necesitamos, ni tenemos que trasladar a los alumnos al “aula de la pizarra de tiza”. No da problemas (salvo que se haya acabado la tiza). La PD también debe estar fija en cada clase, sin cables por medio, sin problemas de conexión (salvo si se va la luz o Internet). De no ser así se están haciendo las cosas mal. No culpemos a la PD y pidamos a los gestores que pongan en el aula una PD en condiciones.

2ª razón. Una pizarra digital también es un “visualizador de documentos multimedia”. Nos permite proyectar inmediatamente desde un lápiz de memoria los esquemas y dibujos que ha preparado el profesor para una clase, o los trabajos (ejercicios, monográficos, webquest…) que han hecho los estudiantes. No hay que perder tiempo reescribiendo en la pizarra de tiza. Inmediatamente está visible para comentar o corregir entre todos. Y si disponemos además de una “cámara lectora de documentos”, podemos proyectar también postales, recortes de revista, deberes del cuaderno de los estudiantes… Si les animamos a ello, los estudiantes buscarán y traerán a clase infinidad de recursos afines a los temas que se traten.

Muy importante-2. La PD proporciona más recursos y más oportunidades para aprender. Pero disponer de una PD en el aula no garantiza una enseñanza innovadora de mayor calidad. Tener un ordenador para cada alumno en al aula, tampoco. Como tampoco lo garantizó tener una pizarra de tiza o utilizar, o no utilizar, libros de texto. Esto depende del profesor, de las actividades de enseñanza y aprendizaje que se hagan. Pero se pueden hacer muchas más cosas si se tiene una PD en el aula que si no se tiene. Y podemos hacer participar mucho más a los alumnos. ¿Alguien lo duda? (quien lo dude que consulte las propuestas didácticas del portal de la pizarra digital).

¿Qué dicen las investigaciones? En este sentido, las investigaciones realizadas en nuestro país por el grupo DIM-UAB y otros múltiples estudios que se han desarrollado en el Reino Unido, Australia, Canadá, Estados Unidos… (ver portal de la pizarra digital) apuntan hacia que el profesorado que dispone de PD fijas en sus aulas y ha recibido una adecuada formación técnico-didáctica, aún partiendo de concepciones memorístico-transmisivas de la enseñanza, va aplicando progresivamente modelos didácticos más centrados en la actividad de los estudiantes. Y además manifiesta una muy alta satisfacción con la PD, que afirma facilita en muchos casos el aprendizaje de los estudiantes y le resulta fácil de usar.

3ª razón. En una pizarra digital podemos escribir con el teclado del ordenador y también, si es interactiva, directamente a mano sobre ella, como en las pizarras de tiza. Además, cuando tenemos proyectada una imagen o esquema, podemos hacer anotaciones encima con “tinta digital”. Por otra parte, las PD son “pizarras copiadoras”. Todo lo que se escribe o proyecta en ellas se puede almacenar en un disco, y se puede reutilizar en otro momento o en otro lugar, si se guarda en la intranet del centro o en un lápiz de memoria. Los alumnos lo pueden repasar cuando quieran. Y si el timbre nos deja a la mitad de una actividad, el próximo día seguimos exactamente donde lo dejamos. Lo bien que le habría ido a Fray Luis de León cuando su famoso: “decíamos ayer…”

Muy importante-3. Tener una pizarra digital no significa estar obligado a utilizarla continuamente. Es una posibilidad, un recurso más en el aula. Un potente recurso didáctico que el profesor pondrá en juego sólo cuando lo crea oportuno. Igual que hace con la pizarra de tiza.

¿Y cuánto vale una pizarra digital? Si el centro ya tiene Internet, por unos 1.000 euros podemos tener el ordenador y el videoproyector que constituyen una PD. Unos 40 euros por alumno, insignificante frente a los costes de cada plaza escolar. Repartido en 4 años supondría 1 euro/mes por alumno: RIDÍCULO, ¿no? Incluso si queremos que sea una PD interactiva, que nos exigirá gastar mil o dos mil euros más.

Concluyendo. En esta compleja sociedad de la información, donde las omnipresentes TIC nos exigen nuevas competencias, y donde mantenemos altos índices de fracaso escolar, la disponibilidad de esta potente herramienta didáctica en las aulas no es sólo una cuestión preferencias, es una necesidad poder afrontar los retos de nuestro tiempo.

Y está a nuestro alcance. Por ello, muy pronto estará en todas las aulas.

View SlideShare presentation or Upload your own. (tags: pd pdi)

2012: todas las aulas tendrán pizarra digital.

Friday, September 26th, 2008

Publicado en TecnonewsInfo (15-10)
Creo que hoy en día nadie pensará que es mejor que nuestras aulas de clase sigan teniendo pizarras de tiza en vez de pizarras digitales.

Y si hay alguien que, sabiendo lo que es una pizarra digital (quien no lo sepa puede consultar el portal de la pizarra digital <http://dewey.uab.es/pmarques/pizarra.htm>), prefiere que este instrumento no esté en las clases, por favor que me lo explique. Con argumentos, claro.

En este breve artículo pretendo ir más allá. Argumentaré por qué en 2012 (casi) todas las aulas de clase en nuestro país tendrán una pizarra digital. Veamos algunas razones que aconsejan hacerlo:

1ª razón, que por si sola ya justifica la conveniencia de que haya una PD en todas las aulas. Una pizarra digital es un gran “espejo mágico” que, muchas veces con la ayuda del “genio Google”, nos mostrará en clase cualquier información, foto, simulación interactiva, periódico digital, vídeo… que le pidamos. Si, por ejemplo, estamos trabajando el arte gótico, podemos tener en el aula infinitas imágenes, simulaciones 3D, documentos multimedia… de apoyo a las actividades de enseñanza y aprendizaje que realicemos. Y eso vale para cualquier tema y para cualquier nivel educativo. ¿Hay alguien que prefiera no tener esta fuente de información en clase?

Muy importante-1. Hay que hacer las cosas bien. La pizarra de tiza está fija en el aula de clase. No hay que ir al pasillo a buscarla cuando la necesitamos, ni tenemos que trasladar a los alumnos al “aula de la pizarra de tiza”. No da problemas (salvo que se haya acabado la tiza). La PD también debe estar fija en cada clase, sin cables por medio, sin problemas de conexión (salvo si se va la luz o Internet). De no ser así se están haciendo las cosas mal. No culpemos a la PD y pidamos a los gestores que pongan en el aula una PD en condiciones.

2ª razón. Una pizarra digital también es un “visualizador de documentos multimedia”. Nos permite proyectar inmediatamente desde un lápiz de memoria los esquemas y dibujos que ha preparado el profesor para una clase, o los trabajos (ejercicios, monográficos, webquest…) que han hecho los estudiantes. No hay que perder tiempo reescribiendo en la pizarra de tiza. Inmediatamente está visible para comentar o corregir entre todos. Y si disponemos además de una “cámara lectora de documentos”, podemos proyectar también postales, recortes de revista, deberes del cuaderno de los estudiantes… Si les animamos a ello, los estudiantes buscarán y traerán a clase infinidad de recursos afines a los temas que se traten.

Muy importante-2. La PD proporciona más recursos y más oportunidades para aprender. Pero disponer de una PD en el aula no garantiza una enseñanza innovadora de mayor calidad. Tener un ordenador para cada alumno en al aula, tampoco. Como tampoco lo garantizó tener una pizarra de tiza o utilizar, o no utilizar, libros de texto. Esto depende del profesor, de las actividades de enseñanza y aprendizaje que se hagan. Pero se pueden hacer muchas más cosas si se tiene una PD en el aula que si no se tiene. Y podemos hacer participar mucho más a los alumnos. ¿Alguien lo duda? (quien lo dude que consulte las propuestas didácticas del portal de la pizarra digital).

¿Qué dicen las investigaciones? En este sentido, las investigaciones realizadas en nuestro país por el grupo DIM-UAB y otros múltiples estudios que se han desarrollado en el Reino Unido, Australia, Canadá, Estados Unidos… (ver portal de la pizarra digital) apuntan hacia que el profesorado que dispone de PD fijas en sus aulas y ha recibido una adecuada formación técnico-didáctica, aún partiendo de concepciones memorístico-transmisivas de la enseñanza, va aplicando progresivamente modelos didácticos más centrados en la actividad de los estudiantes. Y además manifiesta una muy alta satisfacción con la PD, que afirma facilita en muchos casos el aprendizaje de los estudiantes y le resulta fácil de usar.

3ª razón. En una pizarra digital podemos escribir con el teclado del ordenador y también, si es interactiva, directamente a mano sobre ella, como en las pizarras de tiza. Además, cuando tenemos proyectada una imagen o esquema, podemos hacer anotaciones encima con “tinta digital”. Por otra parte, las PD son “pizarras copiadoras”. Todo lo que se escribe o proyecta en ellas se puede almacenar en un disco, y se puede reutilizar en otro momento o en otro lugar, si se guarda en la intranet del centro o en un lápiz de memoria. Los alumnos lo pueden repasar cuando quieran. Y si el timbre nos deja a la mitad de una actividad, el próximo día seguimos exactamente donde lo dejamos. Lo bien que le habría ido a Fray Luis de León cuando su famoso: “decíamos ayer…”

Muy importante-3. Tener una pizarra digital no significa estar obligado a utilizarla continuamente. Es una posibilidad, un recurso más en el aula. Un potente recurso didáctico que el profesor pondrá en juego sólo cuando lo crea oportuno. Igual que hace con la pizarra de tiza.

¿Y cuánto vale una pizarra digital? Si el centro ya tiene Internet, por unos 1.000 euros podemos tener el ordenador y el videoproyector que constituyen una PD. Unos 40 euros por alumno, insignificante frente a los costes de cada plaza escolar. Repartido en 4 años supondría 1 euro/mes por alumno: RIDÍCULO, ¿no? Incluso si queremos que sea una PD interactiva, que nos exigirá gastar mil o dos mil euros más.

Concluyendo. En esta compleja sociedad de la información, donde las omnipresentes TIC nos exigen nuevas competencias, y donde mantenemos altos índices de fracaso escolar, la disponibilidad de esta potente herramienta didáctica en las aulas no es sólo una cuestión preferencias, es una necesidad poder afrontar los retos de nuestro tiempo.

Y está a nuestro alcance. Por ello, muy pronto estará en todas las aulas.

View SlideShare presentation or Upload your own. (tags: pd pdi)

Claves para la integración de las pizarras interactivas en los centros

Sunday, June 29th, 2008

Comunicación presentada 2l 22 de junio de 2008 en el “II Encontro Ibérico de Utilizadores de SMART Notebook” en Caparide, Portugal.

Son varios los escenarios posibles cuando nos ponemos a pensar en las escuelas del futuro. Y entre los primeros aspectos a considerar están los espacios físicos, la organización del alumnado y los aprendizajes a realizar, la distribución del tiempo… ¿Mantendremos la compartimentación de los centros docentes en aulas de clase? ¿Seguirán estando los estudiantes agrupados en grupos fijos cada curso? ¿Se mantendrán las actuales asignaturas? ¿Seguiremos confeccionando unos horarios rígidos de tiempos, asignaturas y cursos?

Posiblemente van a coexistir varios de los escenarios posibles, ya que en función de cada contexto, según las circunstancias que se den en cada caso, la mejor solución podrá ser una u otra.

No obstante, hay algunos aspectos que ya sabemos que van a estar presentes en todos los (buenos) escenarios posibles. Por ejemplo: las infraestructuras tecnológicas. En los espacios de trabajo de las escuelas del futuro (me refiero aquí a los entornos presenciales), sean aulas de clase convencionales o sean espacios más abiertos y flexibles, siempre tendremos estos tres elementos: una pizarra digital interactiva, unos ordenadores de apoyo para cuando hagan falta y una intranet abierta al ciberespacio.

Nos referiremos aquí al primero de estos elementos, la pizarra digital interactiva, que asume y multiplica las funciones que tuvo la pizarra de tiza, constituyendo un lugar imprescindible para las explicaciones magistrales del profesorado, la presentación y corrección colectiva de los trabajos de los estudiantes, la realización de debates y trabajos conjuntos entre todo un grupo, para compartir y discutir los recursos que se encuentran en Internet y pueden facilitar determinados aprendizajes…

¿Cómo integrar progresivamente las pizarras digitales interactivas en las aulas de manera que sean bien aceptadas por el profesorado y contribuyan a la mejora de la calidad en el centro?

Ver el artículo completo en http://dewey.uab.es/pmarques/dim/smart/smartportugal.htm y en el portal de la pizarra digital http://dewey.uab.es/pmarques/pizarra.htm.

Claves para la integración de las pizarras interactivas en los centros

Sunday, June 29th, 2008

Comunicación presentada 2l 22 de junio de 2008 en el “II Encontro Ibérico de Utilizadores de SMART Notebook” en Caparide, Portugal.

Son varios los escenarios posibles cuando nos ponemos a pensar en las escuelas del futuro. Y entre los primeros aspectos a considerar están los espacios físicos, la organización del alumnado y los aprendizajes a realizar, la distribución del tiempo… ¿Mantendremos la compartimentación de los centros docentes en aulas de clase? ¿Seguirán estando los estudiantes agrupados en grupos fijos cada curso? ¿Se mantendrán las actuales asignaturas? ¿Seguiremos confeccionando unos horarios rígidos de tiempos, asignaturas y cursos?

Posiblemente van a coexistir varios de los escenarios posibles, ya que en función de cada contexto, según las circunstancias que se den en cada caso, la mejor solución podrá ser una u otra.

No obstante, hay algunos aspectos que ya sabemos que van a estar presentes en todos los (buenos) escenarios posibles. Por ejemplo: las infraestructuras tecnológicas. En los espacios de trabajo de las escuelas del futuro (me refiero aquí a los entornos presenciales), sean aulas de clase convencionales o sean espacios más abiertos y flexibles, siempre tendremos estos tres elementos: una pizarra digital interactiva, unos ordenadores de apoyo para cuando hagan falta y una intranet abierta al ciberespacio.

Nos referiremos aquí al primero de estos elementos, la pizarra digital interactiva, que asume y multiplica las funciones que tuvo la pizarra de tiza, constituyendo un lugar imprescindible para las explicaciones magistrales del profesorado, la presentación y corrección colectiva de los trabajos de los estudiantes, la realización de debates y trabajos conjuntos entre todo un grupo, para compartir y discutir los recursos que se encuentran en Internet y pueden facilitar determinados aprendizajes…

¿Cómo integrar progresivamente las pizarras digitales interactivas en las aulas de manera que sean bien aceptadas por el profesorado y contribuyan a la mejora de la calidad en el centro?

Ver el artículo completo en http://dewey.uab.es/pmarques/dim/smart/smartportugal.htm y en el portal de la pizarra digital http://dewey.uab.es/pmarques/pizarra.htm.

Informe REDES 2008 sobre TIC en Educación

Wednesday, June 4th, 2008

En “Datos sobre la aplicación de las TIC en Educación” he tomado algunas notas del completo informe “Las TIC en Educación. Informe de la implantación y el uso de las TIC en los centros docentes de primaria y secundaria (2005-2006)”, que se publica ahora en 2008 a través de RED.ES.

A partir de su lectura, quisiera compartir algunas reflexiones:

1.- La investigación, ¿por qué no se publicó en 2007?

2.- No sabemos bien qué hay en las aulas. Solo sabemos que hay un porcentaje de aulas con alguna tecnología. ¿Por qué no se recogieron datos sobre las dotaciones de ordenadores y pizarras digitales en las aulas? Hace ya tiempo que se aceptó la propuesta que hizo RED.ES de considerar tres entornos tecnológicos posibles:

  • Entorno para trabajo individual con las TIC: cada alumno puede tener un ordenador cuando conviene, sea fijo o portátil (pizarra digital opcional).
  • Entorno para trabajo en grupos: solamente hay unos pocos ordenadores de apoyo (pizarra digital opcional).
  • Entorno aula: hay un ordenador con pizarra digital.

Y es que la tecnología que tiene el profesor en el aula determina sus opciones metodológicas, lo que se “puede” hacer con ella.

Recuerdo al respecto un estudio que se hizo hace años en el que resultaba que muchos profesores usaban Internet en su casa, pero muy pocos en el centro “con los alumnos” ¿Por qué?. Pues básicamente porque en los centros apenas había ordenadores en las aulas de clase, aún había menos pizarras digitales (para compartir con todos los estudiantes la información de Internet) y por si fuera poco, la mayoría de aulas de clase no tenían conexión a Internet. ¿Donde estaban pues los ordenadores e Internet? En las aulas de informáticas, donde solamente se atrevían a entrar un 20% de los profesores.

Menos mal que ahora ya se ha decidido acercar las TIC a las aulas de clase. Por ello, insisto en que debe reflejarse la dotación de las clases en futuros informes.

3.- La información que tenemos sobre el uso de las TIC se centra sobre todo en las herramientas (procesador de textos, navegación para buscar en Internet…). ¿Por qué no se hizo también un catálogo de modelos didácticos con apoyos TIC para saber mejor la función que se da a las TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje?

Magnífico informe. Podríamos comentar un millón de cosas más. Pero me temo que me quedaría sin lectores.

Informe REDES 2008 sobre TIC en Educación

Wednesday, June 4th, 2008

En “Datos sobre la aplicación de las TIC en Educación” he tomado algunas notas del completo informe “Las TIC en Educación. Informe de la implantación y el uso de las TIC en los centros docentes de primaria y secundaria (2005-2006)”, que se publica ahora en 2008 a través de RED.ES.

A partir de su lectura, quisiera compartir algunas reflexiones:

1.- La investigación, ¿por qué no se publicó en 2007?

2.- No sabemos bien qué hay en las aulas. Solo sabemos que hay un porcentaje de aulas con alguna tecnología. ¿Por qué no se recogieron datos sobre las dotaciones de ordenadores y pizarras digitales en las aulas? Hace ya tiempo que se aceptó la propuesta que hizo RED.ES de considerar tres entornos tecnológicos posibles:

  • Entorno para trabajo individual con las TIC: cada alumno puede tener un ordenador cuando conviene, sea fijo o portátil (pizarra digital opcional).
  • Entorno para trabajo en grupos: solamente hay unos pocos ordenadores de apoyo (pizarra digital opcional).
  • Entorno aula: hay un ordenador con pizarra digital.

Y es que la tecnología que tiene el profesor en el aula determina sus opciones metodológicas, lo que se “puede” hacer con ella.

Recuerdo al respecto un estudio que se hizo hace años en el que resultaba que muchos profesores usaban Internet en su casa, pero muy pocos en el centro “con los alumnos” ¿Por qué?. Pues básicamente porque en los centros apenas había ordenadores en las aulas de clase, aún había menos pizarras digitales (para compartir con todos los estudiantes la información de Internet) y por si fuera poco, la mayoría de aulas de clase no tenían conexión a Internet. ¿Donde estaban pues los ordenadores e Internet? En las aulas de informáticas, donde solamente se atrevían a entrar un 20% de los profesores.

Menos mal que ahora ya se ha decidido acercar las TIC a las aulas de clase. Por ello, insisto en que debe reflejarse la dotación de las clases en futuros informes.

3.- La información que tenemos sobre el uso de las TIC se centra sobre todo en las herramientas (procesador de textos, navegación para buscar en Internet…). ¿Por qué no se hizo también un catálogo de modelos didácticos con apoyos TIC para saber mejor la función que se da a las TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje?

Magnífico informe. Podríamos comentar un millón de cosas más. Pero me temo que me quedaría sin lectores.

La escuela del 2015: competencias TIC del docente y otras claves para integrar las TIC

Saturday, May 17th, 2008

Esta semana, los días 14, 15 y 16 de mayo, se han realizado en Lorca (Murcia) las III Jornadas nacionales sobre TIC y educación (TICEMUR 2008). En el programa podéis ver las diversas temáticas que se han abordado. Una de ellas, que he tenido el honor de coordinar, ha sido: “las comptencias TIC del docente, en el marco de la escuela del 2015”.

Antes de los actos presenciales, durante varias semanas se estuvo debatiendo el tema en un foro virtual, donde se hicieron más de 100 aportaciones. Y en las Jornadas se presentó y comentó el documento síntesis en el marco de la presentación multimedia que se adjunta.

En el documento síntesis, con la preocupación puesta en ver cómo conseguir que todo el profesorado en activo vaya integrando el buen uso didáctico de las TIC en su quehacer docente, también se consideran las aportaciones del documento “Estándares de competencia en TIC para docentes“ (UNESCO, 2008) y de la propuesta que realiza la Red Universitaria de Tecnología Educativa RUTE (2008).

En definitiva se propone que la formación TIC del profesorado en activo, una vez sabe escribir y navegar/usar el correo, debe ser básicamente didáctica (buenos modelos didácticos con apoyos
TIC) y debe realizarse en su centro docente mediante unos seminarios trimestrales y la simultanea experimentación de estos modelos en sus aulas.

Por supuesto, para el profesorado que ya tenga superada esta etapa de formación inicial y quiera profundizar o especilizarse en algunos temas (creación de materiales didácticos, Moodle…) deberá existir la tradicional oferta de cursos presenciales o virtuales.