Archive for the ‘PIZARRA DIGITAL’ Category

La magia de la pizarra digital… la pones tú.

Thursday, October 16th, 2008

En CosmoCaixa Madrid, el viernes 17 y el sábado 18 de octubre, se realizan las Jornadas Webvolución “Nuevas herramientas para la enseñanza y el aprendizaje: pizarras digitales interactivas y Web 2.0”

Para este acto he preparado un documento base y la presentación: “La magia de la pizarra digital… la pones tú. Manual para el aprendiz de mago PD” donde se intenta sintetizar lo más básico que cada profesor debería saber de este instrumento que está contribuyendo significativamente a la mejora de los procesos de enseñanza en las aulas, a pesar de que como se enfatiza en el documento: “lo importante no es tanto el instrumento… sino lo que se hace con él”.

View SlideShare presentation or Upload your own. (tags: interactivewhiteboard iwb)

Este es el segundo documento de una trilogía sobre las pizarras digitales (PD) y las pizarras digitales interactivas (PDI) que empezó con “2012: todas las aulas tendrán pizarra digital” y terminará con una próxima guía sobre “Buenas prácticas con la PD y la PDI”

La magia de la pizarra digital… la pones tú.

Thursday, October 16th, 2008

En CosmoCaixa Madrid, el viernes 17 y el sábado 18 de octubre, se realizan las Jornadas Webvolución “Nuevas herramientas para la enseñanza y el aprendizaje: pizarras digitales interactivas y Web 2.0”

Para este acto he preparado un documento base y la presentación: “La magia de la pizarra digital… la pones tú. Manual para el aprendiz de mago PD” donde se intenta sintetizar lo más básico que cada profesor debería saber de este instrumento que está contribuyendo significativamente a la mejora de los procesos de enseñanza en las aulas, a pesar de que como se enfatiza en el documento: “lo importante no es tanto el instrumento… sino lo que se hace con él”.

View SlideShare presentation or Upload your own. (tags: interactivewhiteboard iwb)

Este es el segundo documento de una trilogía sobre las pizarras digitales (PD) y las pizarras digitales interactivas (PDI) que empezó con “2012: todas las aulas tendrán pizarra digital” y terminará con una próxima guía sobre “Buenas prácticas con la PD y la PDI”

2012: todas las aulas tendrán pizarra digital

Friday, September 26th, 2008

Creo que hoy en día nadie pensará que es mejor que nuestras aulas de clase sigan teniendo pizarras de tiza en vez de pizarras digitales.

Y si hay alguien que, sabiendo lo que es una pizarra digital (quien no lo sepa puede consultar el portal de la pizarra digital <http://dewey.uab.es/pmarques/pizarra.htm>), prefiere que este instrumento no esté en las clases, por favor que me lo explique. Con argumentos, claro.

En este breve artículo pretendo ir más allá. Argumentaré por qué en 2012 (casi) todas las aulas de clase en nuestro país tendrán una pizarra digital. Veamos algunas razones que aconsejan hacerlo:

1ª razón, que por si sola ya justifica la conveniencia de que haya una PD en todas las aulas. Una pizarra digital es un gran “espejo mágico” que, muchas veces con la ayuda del “genio Google”, nos mostrará en clase cualquier información, foto, simulación interactiva, periódico digital, vídeo… que le pidamos. Si, por ejemplo, estamos trabajando el arte gótico, podemos tener en el aula infinitas imágenes, simulaciones 3D, documentos multimedia… de apoyo a las actividades de enseñanza y aprendizaje que realicemos. Y eso vale para cualquier tema y para cualquier nivel educativo. ¿Hay alguien que prefiera no tener esta fuente de información en clase?

Muy importante-1. Hay que hacer las cosas bien. La pizarra de tiza está fija en el aula de clase. No hay que ir al pasillo a buscarla cuando la necesitamos, ni tenemos que trasladar a los alumnos al “aula de la pizarra de tiza”. No da problemas (salvo que se haya acabado la tiza). La PD también debe estar fija en cada clase, sin cables por medio, sin problemas de conexión (salvo si se va la luz o Internet). De no ser así se están haciendo las cosas mal. No culpemos a la PD y pidamos a los gestores que pongan en el aula una PD en condiciones.

2ª razón. Una pizarra digital también es un “visualizador de documentos multimedia”. Nos permite proyectar inmediatamente desde un lápiz de memoria los esquemas y dibujos que ha preparado el profesor para una clase, o los trabajos (ejercicios, monográficos, webquest…) que han hecho los estudiantes. No hay que perder tiempo reescribiendo en la pizarra de tiza. Inmediatamente está visible para comentar o corregir entre todos. Y si disponemos además de una “cámara lectora de documentos”, podemos proyectar también postales, recortes de revista, deberes del cuaderno de los estudiantes… Si les animamos a ello, los estudiantes buscarán y traerán a clase infinidad de recursos afines a los temas que se traten.

Muy importante-2. La PD proporciona más recursos y más oportunidades para aprender. Pero disponer de una PD en el aula no garantiza una enseñanza innovadora de mayor calidad. Tener un ordenador para cada alumno en al aula, tampoco. Como tampoco lo garantizó tener una pizarra de tiza o utilizar, o no utilizar, libros de texto. Esto depende del profesor, de las actividades de enseñanza y aprendizaje que se hagan. Pero se pueden hacer muchas más cosas si se tiene una PD en el aula que si no se tiene. Y podemos hacer participar mucho más a los alumnos. ¿Alguien lo duda? (quien lo dude que consulte las propuestas didácticas del portal de la pizarra digital).

¿Qué dicen las investigaciones? En este sentido, las investigaciones realizadas en nuestro país por el grupo DIM-UAB y otros múltiples estudios que se han desarrollado en el Reino Unido, Australia, Canadá, Estados Unidos… (ver portal de la pizarra digital) apuntan hacia que el profesorado que dispone de PD fijas en sus aulas y ha recibido una adecuada formación técnico-didáctica, aún partiendo de concepciones memorístico-transmisivas de la enseñanza, va aplicando progresivamente modelos didácticos más centrados en la actividad de los estudiantes. Y además manifiesta una muy alta satisfacción con la PD, que afirma facilita en muchos casos el aprendizaje de los estudiantes y le resulta fácil de usar.

3ª razón. En una pizarra digital podemos escribir con el teclado del ordenador y también, si es interactiva, directamente a mano sobre ella, como en las pizarras de tiza. Además, cuando tenemos proyectada una imagen o esquema, podemos hacer anotaciones encima con “tinta digital”. Por otra parte, las PD son “pizarras copiadoras”. Todo lo que se escribe o proyecta en ellas se puede almacenar en un disco, y se puede reutilizar en otro momento o en otro lugar, si se guarda en la intranet del centro o en un lápiz de memoria. Los alumnos lo pueden repasar cuando quieran. Y si el timbre nos deja a la mitad de una actividad, el próximo día seguimos exactamente donde lo dejamos. Lo bien que le habría ido a Fray Luis de León cuando su famoso: “decíamos ayer…”

Muy importante-3. Tener una pizarra digital no significa estar obligado a utilizarla continuamente. Es una posibilidad, un recurso más en el aula. Un potente recurso didáctico que el profesor pondrá en juego sólo cuando lo crea oportuno. Igual que hace con la pizarra de tiza.

¿Y cuánto vale una pizarra digital? Si el centro ya tiene Internet, por unos 1.000 euros podemos tener el ordenador y el videoproyector que constituyen una PD. Unos 40 euros por alumno, insignificante frente a los costes de cada plaza escolar. Repartido en 4 años supondría 1 euro/mes por alumno: RIDÍCULO, ¿no? Incluso si queremos que sea una PD interactiva, que nos exigirá gastar mil o dos mil euros más.

Concluyendo. En esta compleja sociedad de la información, donde las omnipresentes TIC nos exigen nuevas competencias, y donde mantenemos altos índices de fracaso escolar, la disponibilidad de esta potente herramienta didáctica en las aulas no es sólo una cuestión preferencias, es una necesidad poder afrontar los retos de nuestro tiempo.

Y está a nuestro alcance. Por ello, muy pronto estará en todas las aulas.

2012: todas las aulas tendrán pizarra digital.

Friday, September 26th, 2008

Publicado en TecnonewsInfo (15-10)
Creo que hoy en día nadie pensará que es mejor que nuestras aulas de clase sigan teniendo pizarras de tiza en vez de pizarras digitales.

Y si hay alguien que, sabiendo lo que es una pizarra digital (quien no lo sepa puede consultar el portal de la pizarra digital <http://dewey.uab.es/pmarques/pizarra.htm>), prefiere que este instrumento no esté en las clases, por favor que me lo explique. Con argumentos, claro.

En este breve artículo pretendo ir más allá. Argumentaré por qué en 2012 (casi) todas las aulas de clase en nuestro país tendrán una pizarra digital. Veamos algunas razones que aconsejan hacerlo:

1ª razón, que por si sola ya justifica la conveniencia de que haya una PD en todas las aulas. Una pizarra digital es un gran “espejo mágico” que, muchas veces con la ayuda del “genio Google”, nos mostrará en clase cualquier información, foto, simulación interactiva, periódico digital, vídeo… que le pidamos. Si, por ejemplo, estamos trabajando el arte gótico, podemos tener en el aula infinitas imágenes, simulaciones 3D, documentos multimedia… de apoyo a las actividades de enseñanza y aprendizaje que realicemos. Y eso vale para cualquier tema y para cualquier nivel educativo. ¿Hay alguien que prefiera no tener esta fuente de información en clase?

Muy importante-1. Hay que hacer las cosas bien. La pizarra de tiza está fija en el aula de clase. No hay que ir al pasillo a buscarla cuando la necesitamos, ni tenemos que trasladar a los alumnos al “aula de la pizarra de tiza”. No da problemas (salvo que se haya acabado la tiza). La PD también debe estar fija en cada clase, sin cables por medio, sin problemas de conexión (salvo si se va la luz o Internet). De no ser así se están haciendo las cosas mal. No culpemos a la PD y pidamos a los gestores que pongan en el aula una PD en condiciones.

2ª razón. Una pizarra digital también es un “visualizador de documentos multimedia”. Nos permite proyectar inmediatamente desde un lápiz de memoria los esquemas y dibujos que ha preparado el profesor para una clase, o los trabajos (ejercicios, monográficos, webquest…) que han hecho los estudiantes. No hay que perder tiempo reescribiendo en la pizarra de tiza. Inmediatamente está visible para comentar o corregir entre todos. Y si disponemos además de una “cámara lectora de documentos”, podemos proyectar también postales, recortes de revista, deberes del cuaderno de los estudiantes… Si les animamos a ello, los estudiantes buscarán y traerán a clase infinidad de recursos afines a los temas que se traten.

Muy importante-2. La PD proporciona más recursos y más oportunidades para aprender. Pero disponer de una PD en el aula no garantiza una enseñanza innovadora de mayor calidad. Tener un ordenador para cada alumno en al aula, tampoco. Como tampoco lo garantizó tener una pizarra de tiza o utilizar, o no utilizar, libros de texto. Esto depende del profesor, de las actividades de enseñanza y aprendizaje que se hagan. Pero se pueden hacer muchas más cosas si se tiene una PD en el aula que si no se tiene. Y podemos hacer participar mucho más a los alumnos. ¿Alguien lo duda? (quien lo dude que consulte las propuestas didácticas del portal de la pizarra digital).

¿Qué dicen las investigaciones? En este sentido, las investigaciones realizadas en nuestro país por el grupo DIM-UAB y otros múltiples estudios que se han desarrollado en el Reino Unido, Australia, Canadá, Estados Unidos… (ver portal de la pizarra digital) apuntan hacia que el profesorado que dispone de PD fijas en sus aulas y ha recibido una adecuada formación técnico-didáctica, aún partiendo de concepciones memorístico-transmisivas de la enseñanza, va aplicando progresivamente modelos didácticos más centrados en la actividad de los estudiantes. Y además manifiesta una muy alta satisfacción con la PD, que afirma facilita en muchos casos el aprendizaje de los estudiantes y le resulta fácil de usar.

3ª razón. En una pizarra digital podemos escribir con el teclado del ordenador y también, si es interactiva, directamente a mano sobre ella, como en las pizarras de tiza. Además, cuando tenemos proyectada una imagen o esquema, podemos hacer anotaciones encima con “tinta digital”. Por otra parte, las PD son “pizarras copiadoras”. Todo lo que se escribe o proyecta en ellas se puede almacenar en un disco, y se puede reutilizar en otro momento o en otro lugar, si se guarda en la intranet del centro o en un lápiz de memoria. Los alumnos lo pueden repasar cuando quieran. Y si el timbre nos deja a la mitad de una actividad, el próximo día seguimos exactamente donde lo dejamos. Lo bien que le habría ido a Fray Luis de León cuando su famoso: “decíamos ayer…”

Muy importante-3. Tener una pizarra digital no significa estar obligado a utilizarla continuamente. Es una posibilidad, un recurso más en el aula. Un potente recurso didáctico que el profesor pondrá en juego sólo cuando lo crea oportuno. Igual que hace con la pizarra de tiza.

¿Y cuánto vale una pizarra digital? Si el centro ya tiene Internet, por unos 1.000 euros podemos tener el ordenador y el videoproyector que constituyen una PD. Unos 40 euros por alumno, insignificante frente a los costes de cada plaza escolar. Repartido en 4 años supondría 1 euro/mes por alumno: RIDÍCULO, ¿no? Incluso si queremos que sea una PD interactiva, que nos exigirá gastar mil o dos mil euros más.

Concluyendo. En esta compleja sociedad de la información, donde las omnipresentes TIC nos exigen nuevas competencias, y donde mantenemos altos índices de fracaso escolar, la disponibilidad de esta potente herramienta didáctica en las aulas no es sólo una cuestión preferencias, es una necesidad poder afrontar los retos de nuestro tiempo.

Y está a nuestro alcance. Por ello, muy pronto estará en todas las aulas.

View SlideShare presentation or Upload your own. (tags: pd pdi)

2012: todas las aulas tendrán pizarra digital.

Friday, September 26th, 2008

Publicado en TecnonewsInfo (15-10)
Creo que hoy en día nadie pensará que es mejor que nuestras aulas de clase sigan teniendo pizarras de tiza en vez de pizarras digitales.

Y si hay alguien que, sabiendo lo que es una pizarra digital (quien no lo sepa puede consultar el portal de la pizarra digital <http://dewey.uab.es/pmarques/pizarra.htm>), prefiere que este instrumento no esté en las clases, por favor que me lo explique. Con argumentos, claro.

En este breve artículo pretendo ir más allá. Argumentaré por qué en 2012 (casi) todas las aulas de clase en nuestro país tendrán una pizarra digital. Veamos algunas razones que aconsejan hacerlo:

1ª razón, que por si sola ya justifica la conveniencia de que haya una PD en todas las aulas. Una pizarra digital es un gran “espejo mágico” que, muchas veces con la ayuda del “genio Google”, nos mostrará en clase cualquier información, foto, simulación interactiva, periódico digital, vídeo… que le pidamos. Si, por ejemplo, estamos trabajando el arte gótico, podemos tener en el aula infinitas imágenes, simulaciones 3D, documentos multimedia… de apoyo a las actividades de enseñanza y aprendizaje que realicemos. Y eso vale para cualquier tema y para cualquier nivel educativo. ¿Hay alguien que prefiera no tener esta fuente de información en clase?

Muy importante-1. Hay que hacer las cosas bien. La pizarra de tiza está fija en el aula de clase. No hay que ir al pasillo a buscarla cuando la necesitamos, ni tenemos que trasladar a los alumnos al “aula de la pizarra de tiza”. No da problemas (salvo que se haya acabado la tiza). La PD también debe estar fija en cada clase, sin cables por medio, sin problemas de conexión (salvo si se va la luz o Internet). De no ser así se están haciendo las cosas mal. No culpemos a la PD y pidamos a los gestores que pongan en el aula una PD en condiciones.

2ª razón. Una pizarra digital también es un “visualizador de documentos multimedia”. Nos permite proyectar inmediatamente desde un lápiz de memoria los esquemas y dibujos que ha preparado el profesor para una clase, o los trabajos (ejercicios, monográficos, webquest…) que han hecho los estudiantes. No hay que perder tiempo reescribiendo en la pizarra de tiza. Inmediatamente está visible para comentar o corregir entre todos. Y si disponemos además de una “cámara lectora de documentos”, podemos proyectar también postales, recortes de revista, deberes del cuaderno de los estudiantes… Si les animamos a ello, los estudiantes buscarán y traerán a clase infinidad de recursos afines a los temas que se traten.

Muy importante-2. La PD proporciona más recursos y más oportunidades para aprender. Pero disponer de una PD en el aula no garantiza una enseñanza innovadora de mayor calidad. Tener un ordenador para cada alumno en al aula, tampoco. Como tampoco lo garantizó tener una pizarra de tiza o utilizar, o no utilizar, libros de texto. Esto depende del profesor, de las actividades de enseñanza y aprendizaje que se hagan. Pero se pueden hacer muchas más cosas si se tiene una PD en el aula que si no se tiene. Y podemos hacer participar mucho más a los alumnos. ¿Alguien lo duda? (quien lo dude que consulte las propuestas didácticas del portal de la pizarra digital).

¿Qué dicen las investigaciones? En este sentido, las investigaciones realizadas en nuestro país por el grupo DIM-UAB y otros múltiples estudios que se han desarrollado en el Reino Unido, Australia, Canadá, Estados Unidos… (ver portal de la pizarra digital) apuntan hacia que el profesorado que dispone de PD fijas en sus aulas y ha recibido una adecuada formación técnico-didáctica, aún partiendo de concepciones memorístico-transmisivas de la enseñanza, va aplicando progresivamente modelos didácticos más centrados en la actividad de los estudiantes. Y además manifiesta una muy alta satisfacción con la PD, que afirma facilita en muchos casos el aprendizaje de los estudiantes y le resulta fácil de usar.

3ª razón. En una pizarra digital podemos escribir con el teclado del ordenador y también, si es interactiva, directamente a mano sobre ella, como en las pizarras de tiza. Además, cuando tenemos proyectada una imagen o esquema, podemos hacer anotaciones encima con “tinta digital”. Por otra parte, las PD son “pizarras copiadoras”. Todo lo que se escribe o proyecta en ellas se puede almacenar en un disco, y se puede reutilizar en otro momento o en otro lugar, si se guarda en la intranet del centro o en un lápiz de memoria. Los alumnos lo pueden repasar cuando quieran. Y si el timbre nos deja a la mitad de una actividad, el próximo día seguimos exactamente donde lo dejamos. Lo bien que le habría ido a Fray Luis de León cuando su famoso: “decíamos ayer…”

Muy importante-3. Tener una pizarra digital no significa estar obligado a utilizarla continuamente. Es una posibilidad, un recurso más en el aula. Un potente recurso didáctico que el profesor pondrá en juego sólo cuando lo crea oportuno. Igual que hace con la pizarra de tiza.

¿Y cuánto vale una pizarra digital? Si el centro ya tiene Internet, por unos 1.000 euros podemos tener el ordenador y el videoproyector que constituyen una PD. Unos 40 euros por alumno, insignificante frente a los costes de cada plaza escolar. Repartido en 4 años supondría 1 euro/mes por alumno: RIDÍCULO, ¿no? Incluso si queremos que sea una PD interactiva, que nos exigirá gastar mil o dos mil euros más.

Concluyendo. En esta compleja sociedad de la información, donde las omnipresentes TIC nos exigen nuevas competencias, y donde mantenemos altos índices de fracaso escolar, la disponibilidad de esta potente herramienta didáctica en las aulas no es sólo una cuestión preferencias, es una necesidad poder afrontar los retos de nuestro tiempo.

Y está a nuestro alcance. Por ello, muy pronto estará en todas las aulas.

View SlideShare presentation or Upload your own. (tags: pd pdi)

Verdades y mentiras sobre… la pizarra digital (2)

Monday, March 31st, 2008

1.- Un “tablet PC” es un tipo de pizarra digital.

Evidentemente no. Un “tablet PC” NO es una pizarra que pueda ver toda una clase, básicamente es un ordenador portátil que ADEMÁS tiene una pantalla interactiva (con sistema de control de un puntero) y un software de “tinta digital”.

Por ello, un tablet PC ofrece TODAS las funcionalidades de un ordenador y ADEMÁS permite utilizar un puntero para interactuar sobre su pantalla (como si fuese una PDA) a modo de ratón o lápiz.

Es decir, SI es verdad que la pequeña pantalla del “tablet PC” se comporta como una pizarra digital interactiva: tiene un puntero que podemos usar como ratón para controlar desde la pantalla las aplicaciones informáticas o como lápiz para realizar anotaciones manuscritas sobre ella. Pero a diferencia de una pizarra digital interactiva que es grande y la ve toda la clase, un “tablet PC” en todo caso lo podríamos llamar “pizarrita digital interactiva”, SOLO visible para quien la está utilizando.

Además, para montar una pizarra digital (interactiva o no) NO es necesario utilizar un “tablet PC” basta un ordenador normal (que hoy resulta aún MUCHO más barato).

Con todo, y aunque la mayor parte de actividades de aprendizaje se pueden realizar con un ordenador normal, la posibilidad de usar el puntero como ratón y escribir con él sobre la pantalla puede facilitar el desarrollo de algunos ejercicios, como defienden en Aragón que utilizan “tablet PC” en sus aulas de primaria. Lástima que en algunos artículos llaman a los “tablet PC” pizarras digitales, lo que provoca confusión, pues como hemos comentado son dos cosas distintas.

2.- Para usar una pizarra digital interactiva (PDI) es necesario saber utilizar su software de creación multimedia.

Falso. La mayoría de los modelos didácticos que se pueden aplicar en las clases dotadas con PDI NO requieren la utilización de ese software. Basta con utilizar el puntero como ratón o como lápiz para anotaciones (tinta digital), y saber guardar y recuperar estas anotaciones que se hagan en las pantallas. Y esto lo aprenden TODOS los profesores en menos de 2 horas .

El software de creación multimedia (NotebookSMART, ActivPromethean, InterwriteWorkspace, MIMIOStudio, eBeamScrapbook…) que acompaña a todas las PDI, permite elaborar presentaciones multimedia y materiales didácticos interactivos (con preguntas, “objetos” móviles y todo tipo de ejercicios). Está muy bien, pero como ocurre con otros programas para la creación de actividades interactivas (Tutor, Neobook, Clic…), apenas lo utiliza un 20% del profesorado. ¿Por qué?

– Porque exige una mayor formación: más compleja, de mucha mayor duración (un curso de 20 horas para alcanzar un dominio medio).
– Porque si solamente quieren hacer una presentación multimedia, les puede resultar más cómodo usar Power Point o Impress, que ya utilizan en otros contextos.
– Porque la creación de actividades didácticas interactivas exige al profesorado mucho más tiempo de trabajo que buscar (por ejemplo en Internet) actividades ya preparadas.

Estos son los hechos. Pero para aquellos que disponen de tiempo y les gusta crear materiales didácticos, las posibilidades que ofrecen estos programas son extraordinarias.

3.- Todos los profesores que tienen una pizarra digital en el aula la utilizan y están entusiasmados con ella.

Esto es una verdad a medias. En efecto, en todas las investigaciones que hemos realizado sobre las pizarras digitales, esto es lo que dicen casi todos los profesores.

Pero no obstante, también tenemos datos de otros entornos educativos donde no ocurre lo mismo. ¿Por qué? Pues porque falta alguno de estos factores:

a.- En primer lugar, las PD han de estar fijas en las aulas de clase. Y al profesor le ha de bastar con un par de clics para poner en marcha ordenador y videoproyector. En general, cuando hay que ir a buscar la PD para traerla a clase, solo UNOS POCOS profesores la usan habitualmente. ¿Os imagináis que las pizarras “de tiza”, en vez de estar fijas en las aulas, tuviéramos que ir a buscarlas cada vez a otra clase?, ¿o que hubiera que mover a los alumnos al “aula de la pizarra de tiza” para utilizar este recurso?

Con todo hay que decir que en DIM hemos debatido recientemente este tema, y se han presentado también experiencias exitosas con equipos móviles o con la creación de aulas específicas dotadas con PD a las que se mueven los estudiantes.

b.- No basta con poner las máquinas en el aula. Hay que proporcionar una mínima formación (unas 2 horas) al profesorado para que conozcan modelos de uso didáctico de la PD fáciles, eficaces y eficientes, y VEAN las ventajas que les va a comportar aplicarlos (más recursos a su alcance, mayor atención y participación del alumnado…). Los profesores cuando VEMOS que nos resultará más ventajoso hacer las cosas de otra manera, si podemos y sabemos hacerlo, lo hacemos; no somos tontos.

PODER, SABER y QUERER, que como sabemos son los tres requisitos que ha de cumplir un estudiante para aprender, son también requisitos para que los profesores se decidan a innovar sus prácticas docentes: PODER (tener los recursos y de manera cómoda), SABER (tener formación y empezar por lo fácil) y QUERER (tener claro que les resulta ventajoso, tener motivos para el cambio).

IMPORTANTE. Hay modelos didácticos de uso de la PD sencillos (explicaciones y presentación de trabajos y recursos, comentarios de prensa digital…) y otros más complejos (presentaciones de trabajos a otros centros por videoconferencia, creación de material didáctico interactivo…). Conviene que el profesorado empiece por los más fáciles, que tampoco suelen exigir más trabajo al docente; los segundos requieren más formación y más tiempo de dedicación.

Para introducir los modelos más complejos da muy buenos resultados organizar cada año algún seminario de seguimiento donde los profesores explican lo que van haciendo en el aula con la PD y van recibiendo más formación sobre estos modelos didácticos avanzados y, en su caso, sobre el uso del software de creación multimedia de las PDI.

Verdades y mentiras sobre… la pizarra digital (2)

Monday, March 31st, 2008

1.- Un “tablet PC” es un tipo de pizarra digital.

Evidentemente no. Un “tablet PC” NO es una pizarra que pueda ver toda una clase, básicamente es un ordenador portátil que ADEMÁS tiene una pantalla interactiva (con sistema de control de un puntero) y un software de “tinta digital”.

Por ello, un tablet PC ofrece TODAS las funcionalidades de un ordenador y ADEMÁS permite utilizar un puntero para interactuar sobre su pantalla (como si fuese una PDA) a modo de ratón o lápiz.

Es decir, SI es verdad que la pequeña pantalla del “tablet PC” se comporta como una pizarra digital interactiva: tiene un puntero que podemos usar como ratón para controlar desde la pantalla las aplicaciones informáticas o como lápiz para realizar anotaciones manuscritas sobre ella. Pero a diferencia de una pizarra digital interactiva que es grande y la ve toda la clase, un “tablet PC” en todo caso lo podríamos llamar “pizarrita digital interactiva”, SOLO visible para quien la está utilizando.

Además, para montar una pizarra digital (interactiva o no) NO es necesario utilizar un “tablet PC” basta un ordenador normal (que hoy resulta aún MUCHO más barato).

Con todo, y aunque la mayor parte de actividades de aprendizaje se pueden realizar con un ordenador normal, la posibilidad de usar el puntero como ratón y escribir con él sobre la pantalla puede facilitar el desarrollo de algunos ejercicios, como defienden en Aragón que utilizan “tablet PC” en sus aulas de primaria. Lástima que en algunos artículos llaman a los “tablet PC” pizarras digitales, lo que provoca confusión, pues como hemos comentado son dos cosas distintas.

2.- Para usar una pizarra digital interactiva (PDI) es necesario saber utilizar su software de creación multimedia.

Falso. La mayoría de los modelos didácticos que se pueden aplicar en las clases dotadas con PDI NO requieren la utilización de ese software. Basta con utilizar el puntero como ratón o como lápiz para anotaciones (tinta digital), y saber guardar y recuperar estas anotaciones que se hagan en las pantallas. Y esto lo aprenden TODOS los profesores en menos de 2 horas .

El software de creación multimedia (NotebookSMART, ActivPromethean, InterwriteWorkspace, MIMIOStudio, eBeamScrapbook…) que acompaña a todas las PDI, permite elaborar presentaciones multimedia y materiales didácticos interactivos (con preguntas, “objetos” móviles y todo tipo de ejercicios). Está muy bien, pero como ocurre con otros programas para la creación de actividades interactivas (Tutor, Neobook, Clic…), apenas lo utiliza un 20% del profesorado. ¿Por qué?

– Porque exige una mayor formación: más compleja, de mucha mayor duración (un curso de 20 horas para alcanzar un dominio medio).
– Porque si solamente quieren hacer una presentación multimedia, les puede resultar más cómodo usar Power Point o Impress, que ya utilizan en otros contextos.
– Porque la creación de actividades didácticas interactivas exige al profesorado mucho más tiempo de trabajo que buscar (por ejemplo en Internet) actividades ya preparadas.

Estos son los hechos. Pero para aquellos que disponen de tiempo y les gusta crear materiales didácticos, las posibilidades que ofrecen estos programas son extraordinarias.

3.- Todos los profesores que tienen una pizarra digital en el aula la utilizan y están entusiasmados con ella.

Esto es una verdad a medias. En efecto, en todas las investigaciones que hemos realizado sobre las pizarras digitales, esto es lo que dicen casi todos los profesores.

Pero no obstante, también tenemos datos de otros entornos educativos donde no ocurre lo mismo. ¿Por qué? Pues porque falta alguno de estos factores:

a.- En primer lugar, las PD han de estar fijas en las aulas de clase. Y al profesor le ha de bastar con un par de clics para poner en marcha ordenador y videoproyector. En general, cuando hay que ir a buscar la PD para traerla a clase, solo UNOS POCOS profesores la usan habitualmente. ¿Os imagináis que las pizarras “de tiza”, en vez de estar fijas en las aulas, tuviéramos que ir a buscarlas cada vez a otra clase?, ¿o que hubiera que mover a los alumnos al “aula de la pizarra de tiza” para utilizar este recurso?

Con todo hay que decir que en DIM hemos debatido recientemente este tema, y se han presentado también experiencias exitosas con equipos móviles o con la creación de aulas específicas dotadas con PD a las que se mueven los estudiantes.

b.- No basta con poner las máquinas en el aula. Hay que proporcionar una mínima formación (unas 2 horas) al profesorado para que conozcan modelos de uso didáctico de la PD fáciles, eficaces y eficientes, y VEAN las ventajas que les va a comportar aplicarlos (más recursos a su alcance, mayor atención y participación del alumnado…). Los profesores cuando VEMOS que nos resultará más ventajoso hacer las cosas de otra manera, si podemos y sabemos hacerlo, lo hacemos; no somos tontos.

PODER, SABER y QUERER, que como sabemos son los tres requisitos que ha de cumplir un estudiante para aprender, son también requisitos para que los profesores se decidan a innovar sus prácticas docentes: PODER (tener los recursos y de manera cómoda), SABER (tener formación y empezar por lo fácil) y QUERER (tener claro que les resulta ventajoso, tener motivos para el cambio).

IMPORTANTE. Hay modelos didácticos de uso de la PD sencillos (explicaciones y presentación de trabajos y recursos, comentarios de prensa digital…) y otros más complejos (presentaciones de trabajos a otros centros por videoconferencia, creación de material didáctico interactivo…). Conviene que el profesorado empiece por los más fáciles, que tampoco suelen exigir más trabajo al docente; los segundos requieren más formación y más tiempo de dedicación.

Para introducir los modelos más complejos da muy buenos resultados organizar cada año algún seminario de seguimiento donde los profesores explican lo que van haciendo en el aula con la PD y van recibiendo más formación sobre estos modelos didácticos avanzados y, en su caso, sobre el uso del software de creación multimedia de las PDI.

Las WebQuest aumentan su potencial didáctico con la pizarra digital

Friday, March 28th, 2008

La potencialidad didáctica de las WebQuest aumenta cuando se dispone en el aula de una pizarra digital (sea interactiva o no).

En efecto, si los estudiantes hacen una WebQuest y luego ADEMÁS presentan públicamente sus resultados a la clase con la pizarra digital, para comentarlos y discutirlos ENTRE TODOS…

… Podremos generar MÁS posibilidades de aprendizaje que si se limitan a hacer la WQ sin presentación pública, comentando los resultados solo con el profesor, o haciendo una presentación pública menos detallada y multimedia sin pizarra digital.

Las WQ son en definitiva unos guiones, unas propuestas de actividad de aprendizaje (ver sus características esenciales y ejemplos en el blog de Carme Barba) que pueden tener más o menos potencialidad didáctica (hay algunas especialmente buenas). Luego, en función del acierto del profesorado al elegir las WQ más adecuadas a las necesidades del alumnado y según como organice su desarrollo, los aprendizajes resultantes serán de mayor o menor entidad. No basta con seleccionar una buena WQ, los resultados dependerán en gran medida de cómo se organice y desarrolle la actividad de los estudiantes.

Pero en cualquier caso, si ADEMÁS al final todos los grupos presentan públicamente con la PD sus trabajos, generalmente multimedia, las oportunidades de comentar y aprender cosas sin duda aumentarán.

¡Buenas 2ª Jornadas WebQuest, mañana 29 de marzo!

Las WebQuest aumentan su potencial didáctico con la pizarra digital

Friday, March 28th, 2008

La potencialidad didáctica de las WebQuest aumenta cuando se dispone en el aula de una pizarra digital (sea interactiva o no).

En efecto, si los estudiantes hacen una WebQuest y luego ADEMÁS presentan públicamente sus resultados a la clase con la pizarra digital, para comentarlos y discutirlos ENTRE TODOS…

… Podremos generar MÁS posibilidades de aprendizaje que si se limitan a hacer la WQ sin presentación pública, comentando los resultados solo con el profesor, o haciendo una presentación pública menos detallada y multimedia sin pizarra digital.

Las WQ son en definitiva unos guiones, unas propuestas de actividad de aprendizaje (ver sus características esenciales y ejemplos en el blog de Carme Barba) que pueden tener más o menos potencialidad didáctica (hay algunas especialmente buenas). Luego, en función del acierto del profesorado al elegir las WQ más adecuadas a las necesidades del alumnado y según como organice su desarrollo, los aprendizajes resultantes serán de mayor o menor entidad. No basta con seleccionar una buena WQ, los resultados dependerán en gran medida de cómo se organice y desarrolle la actividad de los estudiantes.

Pero en cualquier caso, si ADEMÁS al final todos los grupos presentan públicamente con la PD sus trabajos, generalmente multimedia, las oportunidades de comentar y aprender cosas sin duda aumentarán.

¡Buenas 2ª Jornadas WebQuest, mañana 29 de marzo!

Verdades y mentiras sobre… la pizarra digital (1)

Saturday, March 22nd, 2008

1.- No es verdad que cuando tenemos una pizarra digital en el aula de clase, podamos escribir directamente sobre la pizarra o pantalla de proyección.

No es verdad, pues para ello NO basta con tener una pizarra digital, hay que tener una pizarra digital interactiva, que es más que una pizarra digital. Veamos:

– Pizarra digital (también llamada pizarra digital simple), PD = ordenador + videoproyector
– Pizarra digital interactiva (interactive whiteboard IWB), PDI = pizarra digital + un dispositivo de control de puntero (que puede ser un tablero interactivo o una caja móvil acoplable a cualquier pizarra blanca que tenga el aula).

Si queremos escribir directamente sobre la pizarra necesitamos añadir a nuestra PD este dispositivo. Precio entre 800 y 2.000 euros, según sea el modelo de caja móvil o el modelo de tablero interactivo completo.

Por lo tanto hay dos tipos de pizarra digital:

– PD simple, que proyecta toda la información de la pantalla del ordenador sobre una pizarra o pantalla de proyección.
– PD interactiva = PI, que además nos permite controlar el ordenador y escribir con “tinta digital” sobre pizarra o pantalla de proyección utilizando un puntero (ver más).

2.- No es verdad que para escribir con tinta digital sobre los documentos y páginas web que se proyectan necesitemos tener una PDI.

No necesitas tener una PDI. Si instalas un programa de “tinta digital” en tu ordenador, podrás escribir sobre documentos o webs utilizando tu ratón . No obstante resulta difícil y se escribe mal. Será mejor que consigas una tableta gráfica y así podrás escribir bien.

Por lo tanto, si dispones de una PD y le instalas al ordenador que la controla la “tinta digital”, podrás escribir sobre documentos y webs como si tuvieras una PDI… pero claro, escribirás con el ratón o la tableta gráfica del ordenador, que es más incómodo que hacerlo directamente sobre la pizarra con el puntero de la PDI.

Al conjunto formado por una PD + tableta gráfica + programa de “tinta digital” lo llamamos pizarra digital interactiva móvil (PDIm). Si ya tienes PD en tu aula, por muy poco dinero adquirir una tableta gráfica y tener una PDIm. No es lo mismo que una PDI, pero no está mal.

Bastantes de los distribuidores de PDI autorizan el uso gratuito de su programa de “tinta digital”, así como su software para la creación de presentaciones multimedia y materiales didácticos interactivos. Puedes consultar sus webs en la opción “PD interactiva” del portal de la pizarra digital.

Además el programa Power Point proporciona “tinta digital” durante el pase de sus diapositivas (hacer clic con el botón derecho del ratón en el extremo inferior izquierdo de la pantalla y ver “opciones de puntero”)

3.- No es verdad que cuando tenemos una pizarra digital en el aula nuestros alumnos aprendan más.

Efectivamente la pizarra digital no hace milagros. La presencia de la PD en el aula y su uso por parte de profesores y alumnos no garantiza que los estudiantes vayan a aprender más. Como tampoco el hecho de disponer de las mejores instalaciones teatrales del mundo aseguraría la realización de mejores obras y una mayor satisfacción de los espectadores.

Los alumnos aprenderán más que ahora cuando realicen (con la mayor motivación posible) actividades de aprendizaje de mayor potencialidad didáctica que las que realizan ahora y adaptadas en lo posible a sus características y necesidades formativas. Es decir:

Mejores actividades de aprendizaje (con o sin PD) => mejores aprendizajes

Pero estaremos de acuerdo en que tanto la compañía teatral como el profesorado podrán poner en marcha (lo que no quiere decir que lo hagan) mejores actividades si disponen de las mejores instalaciones. Y la pizarra digital permite aplicar decenas de nuevas actividades de enseñanza/aprendizaje de alta potencialidad didáctica (ver propuestas didácticas)

Por lo tanto, si el profesorado tiene PD en el aula y aplica adecuadamente estos nuevos modelos didácticos (que resultarían imposibles o de mayor complejidad sin ella), razonablemente logrará mejoras en los aprendizajes de los estudiantes.

Pero ¿ el profesorado va a querer introducir estas nuevas actividades de enseñanza/aprendizaje con la PD en su repertorio metodológico? Si tiene la formación adecuada y tiene motivos para hacerlo… lo hará. (de formación y motivaciones hablaremos en un próximo post).