Recetas para acabar con el 50% del fracaso escolar (1): Pon exámenes más fáciles

Está claro que estamos haciendo las cosas mal. Un 30% “crónico” (desde siempre) de fracaso escolar “reconocido” al final de la etapa de enseñanza obligatoria debería ser algo INACEPTABLE para los docentes, para los pedagogos, para los políticos, para las familias…

Evidentemente las soluciones no son fáciles, pero a partir de las investigaciones que estamos realizando desde el grupo “Didáctica y Multimedia” (DIM-UAB) de la Universidad Autónoma de Barcelona hemos identificado algunas “recetas” que pueden ayudarnos a reducir significativamente este problema. Algunas de ellas requieren el apoyo de los nuevos instrumentos tecnológicos (TIC).

Ahí va la primera “receta”. Agradeceré comentarios críticos y el contacto de profesores que quieran unirse a nuestras investigaciones experimentando estas “recetas” con sus alumnos y proporcionando luego sus valoraciones.

¿Quieres reducir el fracaso escolar? Pues haz que los exámenes sean más fáciles.

Estaremos de acuerdo en que si hacemos que los exámenes les resulten más fáciles a los estudiantes, aprobarán más alumnos. ¿Verdad?

Pues se trata de hacer esto. Pero de una manera en la que además TODOS los estudiantes aprendan más y adquieran los conocimientos y competencias que la sociedad actual exige a sus ciudadanos. ¿Cómo? Veamos…

El origen del problema.

Actualmente, y aún cuando se van introduciendo sistemas de evaluación continua, la mayor parte de las actividades que configuran las notas de nuestros estudiantes proceden de exámenes memorísticos. De manera que los alumnos que no tienen buena memoria o no tienen técnicas de estudio, hábitos de concentración o la voluntad para pararse a memorizar, quedan prácticamente suspendidos.

Y así desde Primaria, poco a poco, estos alumnos se van frustrando y se van marginando más y más del sistema escolar. Muchos pasarán a ser abiertamente “alumnos problema” al llegar a la adolescencia en la ESO.

La propuesta: reduzcamos al 50% los exámenes memorísticos.

¿Por qué no dejamos que los alumnos hagan ALGUNOS de los exámenes con una “chuleta”? O, en su caso con sus los apuntes, con el libro de texto o con acceso a determinados contenidos de Internet.

Para resolver problemas más complejos de física o matemáticas podemos dejarles las fórmulas; para hacer comentarios de textos literarios podemos dejarles los apuntes sobre métrica, rima y figuras estilísticas; para comparar la sociedad de la Alta Edad Media con la del Renacimiento tal vez podemos dejarles consultar el libro de texto…

… Así podremos ver si el alumno sabe resolver problemas, si sabe hacer bien comentarios de textos literarios o si sabe confrontar y comentar las diferencias entre sociedades. Y… ¿verdad que suspenderían menos?

Claro que con estos exámenes con acceso a información no sabremos si el alumno sabe de memoria las fórmulas, las figuras estilísticas o todas las características del renacimiento… Solamente sabemos si sabe resolver problemas, si comenta bien los textos… Pero no hay problema…

… También seguiremos haciendo exámenes memorísticos

Cuando queramos evaluar la capacidad de memoria de estudiantes y conocer en qué medida han memorizado las fórmulas de física, les pondremos un examen de memoria de fórmulas de física, “sin chuleta”. Y ya está.

No estamos abogando por el abandono de la actividad memorística. Las personas necesitamos saber cosas de memoria, empezando por tener un amplio vocabulario con el que expresarnos al hablar o escribir. Aunque tengamos toda la información del mundo al alcance desde nuestro móvil, con Google…, necesitamos conocer muchos conceptos y hechos de referencia para poder comunicarnos con agilidad y hasta para poder buscar en Internet la información que necesitemos en cada momento.

De la misma manera que, aunque tengamos calculadoras para realizar cálculos complejos, necesitamos buenas competencias de cálculo mental con operaciones simples. De la misma manera que, aunque trabajemos con editores de texto y correctores ortográficos, necesitamos saber escribir con letra legible y sin faltas de ortografía.

En definitiva nuestra propuesta es…

En definitiva, nuestra propuesta es que antes de preparar un examen tengamos bien claro lo que pretendemos medir y no mezclemos en un mismo examen las “preguntas de memoria” con otras actividades cognitivas que ya diferenció Benjamin Bloom a mediados del siglo XX: comprender, analizar, sintetizar, aplicar, valorar…

De esta manera, si ponemos 2 exámenes (uno de “fórmulas sin chuleta” y otro de problemas “con chuleta”) el alumno que no ha memorizado las fórmulas suspenderá el examen de fórmulas, pero quizás aprobará el examen de problemas. Así evitaremos que los alumnos que no recuerden las fórmulas queden automáticamente suspendidos, sin opción a demostrar si saben analizar, razonar y solucionar los problemas. Y de esta manera muchos alumnos hiperactivos, poco dados a concentrarse y memorizar pero que comprenden bien las cosas, disponiendo de las fórmulas podrán resolver los problemas y aprobar los exámenes.

Por lo tanto, y en coherencia también con esta evolución hacia un verdadero curriculum por competencias, nuestra propuesta es que procuremos que al menos un 50% de los exámenes (o de los ejercicios con puntuación importante) se hagan permitiendo a los estudiantes el acceso a determinadas fuentes de información.

Huelga decir que en estos exámenes no podemos incluir “preguntas de memoria” como ¿qué obras escribió Cervantes?, ni problemas de rutina del tipo calcula el área de un cuadrado cuyo lado mide 3 cm. Como se ha comentado deberán ser exámenes centrados en actividades de comprensión, análisis, síntesis, aplicación de conocimientos, valoraciones…

Continuará…

Ver también: Recetas para reducir al 50% el fracaso escolar (2): ¿Qué hacen en Primaria en “2020”? y ¿por qué no mejoran las notas de los alumnos con las TIC?

19 Responses to “Recetas para acabar con el 50% del fracaso escolar (1): Pon exámenes más fáciles”

  1. angeles says:

    Nos dio resultado que los alumnos, al concluir la evaluación escrita, revisen las preguntas y vamos respondiendo lo que falta o corregir lo que esté mal. En el recuperatorio de parciales, les entregamos a los alumnos sus mismos exámenes anteriores y vamos haciendo preguntas en forma de coloquio, donde los alumnos responden las preguntas y hacen aportes a las mismas. Ellos mismos se dan cuenta de los errores y los manifiestan. Con esto hemos mejorado varios aspectos y contenidos que tenían débiles. Además tienen evaluación continua de las prácticas clínicas con pacientes.

  2. Consuelo says:

    Yo hice lgunos exámenes de ese tipo… Y los alumnos que no trabajan o no tienen capacidad suspenden, o sea, que esos exámenes sirven para evaluar capacidades y actitudes, no solo conocimientos memorísticos. A mí me parece bien siempre que se alternen con otros memorísticos, pues, a fin de cuentas, el día de mañana quizá necesiten de la memoria para preparar unas oposiciones…

  3. Paco Rivière says:

    La idea es muy buena y puede funcionar, quizás sólo necesite detallarla más.He probado ideas parecidas y el resultado es que los alumnos que han ejercitado las actividades cognitivas, quizás por que lo han hecho varias veces, a repetición les ha ayudado a memorizar.Una cosa y otra estan muy relacionadas y valorarlas por separado no es immediato.Sería interesante encontrar la forma de hacerlo.

  4. Espemarchal says:

    ¿Y si la receta fuera cambiar de estrategia? cambiar nuestra forma de evaluar, permanente a lo largo de los siglos y siglos, con la fórmula del examen escrito u oral, por otra más adaptada a los tiempos que corren??…trabajos por proyectos, inventos, investigaciones, presentaciones, blogs. wikis o facebook del alumnado valorables educativamente, uso de sus propias tecnologías…No sé, es una reflexión

  5. Anonymous says:

    "¿Quieres reducir el fracaso escolar? Pues haz que los exámenes sean más fáciles."Más radical todavía. ¿Quieres eliminar el fracaso escolar? Elimina los exámenes tradicionales de "me siento ante un papel y contesto a 20 preguntas donde tengo que demostrar lo que se me ha quedado en la memoria del tema que nos han explicado"Estoy de acuerdo con la última participante (Espemarchal), se trataría de cambiar de estrategia.K.

  6. Arlequí says:

    Hola Pere! Em sembla molt interessant aquest apunt sobre el fracàs escolar. Fa gairebé sis anys que sóc professora de català i la veritat és que els alumnes sempre aproven els meus exàmens i amb nota. De debó, diuen que són fàcils, potser vaig per bon camí.De tota manera, sempre es pot millorar.Pots seguir el meu bloc La gavina: http://blocs.xtec.cat/lagavinaSalutacions cordials.

  7. Francisco says:

    Lo triste de todo esto es que no es nuevo y no tengo la esperanza de que esto cambie ¿quien tiene la culpa? pues desde un principio nuestro sistema educativo, que nunca ha acabo de ser competitivo y adaptado ala realidad, aderezado por ideas delgunos "genio politicos" que se debn de creer gurues. pero no toda la culpa esta aqui, tambien esta el fracaso social, es decir el entorno en el que nos movemos, la realidad, lo que vemos en l TV, en la calle, nada alienta ni ayuda.¿actividades extraescolares? de las de verdad de las que aportan, ¿donde estan? y no culpo al profesorado, que bastante tiene.Os dejo un poco mas de info acerca del fracaso escolar http://educacion.newsiana.com/fracaso-escolar, mientras no cambie la actitud de un gobierno frente a este gran problema, la educacion del futuro y la sociedad lo vea, seguiremos escribiendo post y quejandonos eternamente sin tener una solucion, saludos.

  8. SCIENCE Puebla says:

    Segun parte de lo que puedo entender de la Reforma Integral en el Nivel Medio Superior, se va cambiando la forma cuantitativa de evaluacion, por la cualitativa, en el sentido de utilizar rubricas suficientes y necesarias que permitan evaluar que tan competentes son nuestros alumnos con el conocimiento significativo con miras en el constructivismo, de ahi que se piensa que las evaluacion son faciles, pero todo lleva su analisis correspondientes.Saludos compañeros.–> Josue Baez

  9. GERMÁN says:

    No creo conveniente regresar a lo memoristico, ni en un 100, 50 o x%, entonces donde quedan las competencias.De manera personal creo que es necesario cambiar aquellas formas de evaluación tan tradicionalistas (oral – escrita) hay que hacer de la evaluación algo más práctico y sobre todo permanente, para ello siento necesario hacer uso de lo que nos rodea y que está más al alcance de nuestros alumnos e hijos y que dominan maravillosamente… Las Tecnologías.

  10. Profra: Isabel Beristain says:

    Buen día.Aparentemente es una buena propuesta, sin embargo, por mucho que revolucione el conocimiento no podemos apartarnos que todos nosotros aprendimos sobre las mismas bases, y tal parece que solo es una forma de facilitarnos el trabajo e incrementar el índice de aprobación. Considero que no es un problema tan "nuestro", sino que existe una falta de compromiso de los mismos padres de familia que no respaldan nuestra labor con demanda y disciplina ante sus hijos.Que se debe innovar e implementar mejoras, estoy de acuerdo, pero no através del camino fácil, sino entonces ¿cuál es el sentido del estudio?

  11. Guadalupe Lopez Martinez says:

    Cada alumno es diferente, es por eso que es bueno tener nuevas alternativas de enseñanzas ya que los conocimientos son la base para una buena formacion en todas la personas y las sociedades.www.tupenhis.blogspot.com

  12. Maria de la paz Moroni Hidalgo says:

    Estoy de acuerdo sobre la importancia de los examenes ,sin abusar de los conceptos.pero si se debe tener muy presente la aplicacion del conocimiento en la solucion de problemas de su vida diaria.

  13. Paz Moroni Hidalgo says:

    Los examenes memoristicos no sirven para medir el aprendizaje de los alumnos,se debe tomar en cuenta la aplicacion del conocimiento en la solucion de problemas de su vida ,diaria.

  14. Sandra García says:

    CONSIDERO QUE ES SUMAMENTE NECESARIO NO TENER MIEDO PARA PERMITIR A LOS ALUMNOS REALIZAR EXÁMENES A LIBRO ABIERTO O QUE PUEDAN UTILIZAR OTRAS HERRAMIENTAS QUE LES PUEDAN AYUDAR.LO IMPORTANTE ES QUE ELLOS APRENDAN A MANEJAR INFORMACIÓN DE DIFERENTES FUENTES DE INVESTIGACIÓN Y APLICARLA EN UN DETERMINADO PROBLEMA O SITUACIÓN .

  15. Pilar Martínez says:

    Resulta muy interesante la propuesta, ciertamente es diferente un examen que mide conocimiento a otro que mide habilidades, sin embargo he visto que si bien los chicos cuentan con herramientas que podrían aumentar su eficiencia académica aun empleándolos esto no ocurre. Considero que el índice de reprobación está más relacionado con la percepción que ellos tienen respecto a la utilidad que los conocimientos pueden tener en su vida cotidiana.

  16. Montse says:

    Soy profesora de telesecundaria y me parece acertada su propuesta; recuerdo que cuando era estudiante de secundaria e incluso bachillerato, el aprendizaje era mecanizado; solo estudiabamos para aprobar un examen; pero no para la vida; situación inconcebible en la actualidad. Gracias a la reforma educativa que se llevó a cabo ultimamente se pretende un aprendizaje basado en competencias, evitando la memorización; que no me parece mal método de estudio; sin embargo ahora se busca que los educandos razonen, resuelvan, analicen, observen.. y es excelente idea que para disminuir la reprobación escolar se les brinden a los alumnos algunas herramientas que les faciliten aprobar un examen; de esta manera se sentirán motivados, no sentiran mucho la presión que implica un examen y lograran mejores resultados.

  17. Ing. Veronica Resendiz Monroy says:

    Que cierto!!!!!!!!!!!Estoy totalmente de acuerdo en lo que argumentas no podemos basarnos en un examen para otorgar una calificación no olvidemos que muchos alumnos se bloquean al escuchar examen y muchos otros que solo estudian para pasarlo pero después de un día no recuerdan nada.Me parece muy interesante el dejarles sacar apuntes en cuanto a problemas que son procedimentalesAl igual que el copiar y pegar de internet tiene sus ventajas y debemos aprovecharla lo que nos hace falta es elegir herramientas que les ayuden a los alumnos asimilar el conocimientoSaludosVero

  18. Mirian says:

    La propuesta sin duda es muy buena, lamentablemente la mayoria nos vamos por el camino mas fácil, entonces seria necesario que cada quien se comprometa con su trabajo y haga lo que le toca, obviamente, el docente es el primero que debe esforzarse por hacer que su clase sea novedosa y no solo evalue la memorización que, como bien menciona, es importante pero solo es un complemento y no es lo unico que se debe tomar en cuenta

  19. PROFESOR GUSTAVO GONZALEZ ROJAS says:

    Me parece una idea acorde a las teorías del aprendizaje que se proponen hoy en día. Trabajar por competencias permite que se utilice éste tipo de examenes; anuque esto implica que debemos trabajar más, ser más profesionales para no confundirnos en el resultado que se obtenga de los alumnos.Nota: Me interesa esto, por lo mientras leeré el artículo que sugiere