Aportaciones didácticas del lector de documentos: resultados de la investigación DIM-AVER.

El lector de documentos es un instrumento tecnológico que merece la pena tener en las aulas de clase. Básicamente es una cámara de vídeo que proyecta a través de un videoproyector todo lo que ve. De esta forma podemos compartir con toda la clase todo tipo de documentos, páginas de libros (sin romper ni fotocopiar el libro), fotos, recortes de prensa…, y también proyectar objetos tridimensionales, preparaciones microscópicas o la evolución de un proceso de laboratorio.

Así, sin necesidad de conocimientos técnicos especiales, fácilmente podemos mostrar a los estudiantes todo tipo de imágenes o esquemas (incluso manuscritos) para enriquecer y facilitar la comprensión de nuestras explicaciones. También podemos proyectar los ejercicios que los alumnos han hecho en su cuaderno, para corregirlos inmediatamente sin necesidad reescribirlos en la pizarra. Un poderoso zoom permite ampliar la letra para que se vea en toda la clase; y si proyectamos sobre una pizarra blanca, podemos corregir los trabajos proyectados sobre ella con un rotulador.

Por otra parte, podemos organizar nuevas actividades que den más oportunidades de participar activamente en la clase a los alumnos de todas las asignaturas y niveles educativos. Por ejemplo les podemos pedir que busquen y traigan postales o recortes de revista sobre determinados temas, con el fin de que los proyecten y expliquen a sus compañeros.

El lector de documentos puede funcionar conectado directamente a un videoproyector, pero cuando se conecta a una pizarra interactiva sus posibilidades se multiplican, ya que sobre las imágenes que muestra se pueden utilizar todas las herramientas de las PDI: realizar anotaciones encima, efecto lupa, almacenar en un disco… Y las pizarras digitales conectadas a un lector de documentos dejan de estar limitadas a la proyección de materiales digitales, pueden proyectar TODO.

Para investigar sobre las posibilidades didácticas de los lectores de documentos, en el curso 2007-2008 desde el grupo DIM realizamos una investigación patrocinada por la empresa AVER, de la que aquí sintetizamos los resultados.

En la investigación participaron más de 130 profesores de 26 centros educativos de Primaria y Secundaria que, tras un seminario inicial de formación técnica y didáctica, experimentaron en sus clases durante el curso 2007-2008 los principales modelos didácticos de uso del lector de documentos AVER. A lo largo de este tiempo se desarrollaron tres seminarios de formación y seguimiento, donde se comentaron las problemáticas que iban encontrando los profesores al utilizar las pizarras interactivas con sus alumnos y se reflexionó sobre las actividades educativas realizadas.

Los resultados de la investigación muestran que el profesorado lo utiliza especialmente para explicar temas, corregir tareas en la pizarra y hacer ejercicios entre todos en la pizarra. Y organizan actividades para que los estudiantes presenten con ellos algunos trabajos o determinadas informaciones que han buscado previamente para compartir con toda la clase.

En la valoración de las ventajas que comporta el uso del lector de documentos hay casi unanimidad en que potencia la atención y la motivación del alumnado y permite acceder en el aula a muchos recursos que facilitan la comprensión de los temas.

Además, un alto porcentaje del profesorado considera que facilita el aprendizaje en general y el logro de los objetivos educativos, ya que se pueden desarrollar clases más interactivas y se logra una mayor implicación del alumnado. La mayoría del profesorado manifiesta también que le satisface el uso del lector de documentos y considera que puede facilitar la innovación didáctica.

Ver más información en: http://dewey.uab.es/pmarques/dim/aver.htm.

Comments are closed.