Remedios Caseros contra la Tos Seca

Tos seca: remedios caseros para combatirla.

Una de las afecciones que más he podido ver y oir de cerca en mi familia, era la tos seca que a uno de mis tios le traía como se dice, por la calle de la amargura. De tanto y tanto oir en las reuniones familiares hablar de remedios caseros, un día me puse a recopilarlos y a escribirlos en mi cuaderno. Ahora es el momento de pasarlo al mundo online.

Con el frío y los cambios de temperatura nuestra garganta se resiente, se irrita y aparece la tos seca. Si no queremos recurrir a productos farmacéuticos podemos fabricar nuestros propios remedios caseros. Presta atención y verás como sientes alivio rápidamente.

La tos seca aparece cuando hemos padecido un resfriado, sufrimos una alergia o alguna otra complicación respiratoria. En muchas ocasiones, los remedios que podemos adquirir en la farmacia no son los más adecuados (bien por los efectos secundarios que conllevan o porque su precio es muy elevado).

Si te encuentras en estos casos, o quieres probar los efectos de la medicina natural en tu organismo, te ofrecemos una recopilación de remedios caseros con los que puedes acabar con ella:

Jarabe de la abuela

Uno de los remedios caseros más populares frente a la tos seca es el denominado jarabe de la abuela. Se trata de una mezcla de leche caliente, unas gotas de limón y una cucharada de miel. Primero debes calentar la leche, cuando esté a la temperatura que más te guste agregarle tres o cuatro gotas de limón y una cucharada de miel. Remueve hasta que quede disuelta la miel y bebe antes de que se enfríe. Notarás sus beneficios rápidamente ya que la miel calma la zona irritada y el limón cicatriza las heridas que se hayan causado por el esfuerzo al toser.

Infusiones y sopas

Si la tos aparece acompañada de mucosidad, debemos eliminar los lácteos y optar por bebidas calientes que nos ayuden a aliviar la zona irritada.

Son especialmente útiles las sopas, las infusiones como el té o las que se realizan con jengibre, menta o manzanilla anisada. También puedes ayudarte de sopas o caldos caseros que debes consumir cuando estén muy calientes.

Jarabe de cebolla

Otro jarabe muy eficaz es el que se elabora con cebolla y miel. Su sabor no es tan apetecible como el anterior, pero es igualmente efectivo.

Para realizar esta jarabe debemos picar una cebolla y esperar a que suelte su jugo. Luego debemos mezclarlo con miel y beberlo en pequeños sorbos durante el día.

La cebolla, además, puedes incluirla en tu dieta quema grasa post Navidad, pues te ayuda a eliminar excesos de grasa.

Gárgaras de sal

Mezcla agua caliente con varias cucharadas de sal. Mueve hasta que se disuelva bien y haz gárgaras con esta mezcla. Si lo repites varias veces al día, notarás cómo mejora el estado de tu garganta notablemente.

Con cualquiera de estos métodos conseguirás eliminar la tos seca de manera natural. Sobre todo, si los acompañamos del abandono de hábitos poco saludables como el fumar. Y es que dejar de fumar repercute directamente sobre la salud de nuestra garganta.

En cualquier caso, si pasados unos días, la tos no sufre ninguna alteración, lo mejor es que acudas a la consulta del médico de cabecera para que valore tu estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *