Archivos de la categoría Salud

apuntes-sobre-ansiedad

Apuntes sobre la ansiedad

Uno de los problemas que actualmente más está afectando a la sociedad y que a veces es difícil de diagnosticar o al menos de que el paciente llegue a darse cuenta de que lo está padeciendo, es la ansiedad.

¿Qué significa realmente ansiedad?

Estamos ante un término que se usa cuando se describe una gama de reacciones ante ciertos aspectos de la vida como es el miedo, las preocupaciones, las fobias o hasta comportamientos que pueden llegar a ser obsesivos-compulsivos.

Por lo general los profesionales tienden a dividirla en tres elementos: Sensaciones físicas, emociones y los pensamientos.

Hay que decir que la ansiedad no tiene porque ser siempre mala, es una reacción natural y muchas veces necesarias que nos ayuda a mantener nuestra supervivencia. Algunas veces es algo temporal por una preocupación o problema puntual, pero como todo en esta vida cualquier cosa en exceso puede llegar a ser un problema y pasar a ser algo que nos incapacite en el día a día como cualquier otra enfermedad física o psíquica.

La ansiedad tiene unos efectos en nuestro cuerpo y los problemas físicos que se derivan de dicha enfermedad y que afectan en nuestro día a día. Podríamos nombrar algunos como las palpitaciones cardíacas, o el famoso nudo en el estómago, que por lo general van a derivar en otras sensaciones a mayores y de mayor problemática y que hacen entrar al paciente en un círculo muchas veces difícil de solucionar.

¿Cómo afecta la ansiedad?

Recalquemos que toda persona a lo largo de su vida ha sufrido o va a sufrir algún momento de ansiedad dado que situaciones comunes como puede ser una cita, una entrevista, un momento de vergüenza, etc, puede ser una fuente de ansiedad. O puede que la persona esté triste, preocupado ante ciertos problemas de la vida. Ya es cada cuerpo y mente la que va a responder de una forma u otra, y por supuesto que algunos hechos que nos suceden vamos a poder tener mayor o menor control sobre ellos.

Pero si durante los días, dichas angustias se proyectan con asiduidad, son frecuentes y difíciles de controlar, estaríamos ante un signo de ansiedad de mayor gravedad. Algo que es más serio y que nos va a afectar en la vida y también en las personas que nos rodean.

Cómo controlar la ansiedad

No se pueden dar unas pautas que vayan a servir sí o sí para controlar la ansiedad. La ansiedad no sigue patrones ni reglas y por tanto a cada sujeto le afectará de una forma distinta. Acudir a terapia y asesorarse es lo mejor, pero si te preguntas cómo controlar la ansiedad en momentos en los que te afecta, aquí tienes algunos puntos importantes.

Habla. Con familiares, amigos o con alguien que confíes, sobre cómo te sientes.

Escribe. Si no te sientes con ganas de hablar, puedes escribirlo en un diario. Algunas personas responden muy bien a llevar un diario, les ayuda a entender sus sentimientos.

En los momentos de estrés nos sentimos menos seguros, que no podemos hacer algo o que no somos buenos en algo. Desafía esos pensamientos negativos e intenta cambiarlos por positivos. Repite y repite para convertir lo negativo en algo positivo. Anota las cosas buenas que tienes y si algún pensamiento negativo te viene, remplaza por algo positivo.

Técnicas de relajación te pueden venir bien cuando estás ansioso. Las personas tendemos a sobre analizar las cosas y los pensamientos empiezan a andar por nuestra cabeza. Meditar es una buena forma de relajar la mente. Busca un sitio tranquilo que esté lejos de distracciones y que te permita dejar tu mente clara concentrándote en la respiración.

De la misma forma se pueden hacer ejercicios de respiración profunda. Se ha visto que cuando alguien sufre una crisis de ansiedad la respiración tiende a ser más rápida y menos profunda. Es bueno practicar la respiración profunda inspirando suave hacia adentro y afuera desde la parte baja del pecho, hacia el estómago y retardando la respiración.

Otra idea para poder controlar momentos de ansiedad es pararse a resolver un problema. Los problemas a las personas cuanto más grande son más miedo dan y puede llegar a resultar difícil saber empezar a resolverlos. Lo primero es mirar el problema, pensar en las posibles soluciones e ir anotando cómo imaginamos que saldrían las cosas si llegara a ocurrir cada una de ellas. De esta forma puedes llegar a encontrar la mejor solución.

Aunque parezca un mantra, una buena dieta es importante, así como una vida en general saludable. Lo típico de reducir azúcar y cafeína, alcohol, drogas… unido a hacer deporte puede mejorar la salud y por tanto las crisis de ansiedad ya que en ellas se desprende la llamada adrenalina y si previamente hemos hecho deporte para liberarla.

Distraerse realizando alguna tarea detallada puede ser una buena idea. De esa forma enfocas tu atención en algo más que hacer y que necesite mantener la concentración completa como puede ser un crucigrama, rompecabezas, contar, etc.

Y por último el consejo de recompensarte a ti mismo. Sí, cuando consigas dejar de ser negativo veas que manejas la ansiedad, escoge de tu lista de cosas que te gusta hacer, disfrutar, etc, una de ellas y date la recompensa que te mereces.

alcoholismo

Alcoholismo. Desarrollo y Curso Evolutivo

En esta ocasión vamos a tratar un tema tan actual como antiguo, tan cotidiano como grave. Todos conocemos a los que beben alcohol habitualmente, al que lo hace esporádicamente, al que abusa de forma descontrolada, al que no lo prueba porque no le gusta o porque no quiere… ¿Por qué conocemos todos estos tipos de personas? Porque el alcohol está y siempre ha estado muy presente en nuestras vidas, lo hemos visto en nuestra familia desde que somos pequeños, acompañando en las comidas y por supuesto en las celebraciones.

Pero cómo surge el problema del alcoholismo, cuándo pasa a ser una enfermedad, síndrome o trastorno (según el manual que se siga se llama de una u otra manera). ¿Aparece de repente como si viniera en nuestro genoma escrito, hay predisposición, el ambiente es determinante?, o sin embargo, poco a poco se va uno volviendo dependiente. Hoy voy a describir de forma resumida y clara el desarrollo o curso evolutivo del alcoholismo.

tratamiento-alcoholico

Sigue leyendo Alcoholismo. Desarrollo y Curso Evolutivo

psicologia y comida

La psicología en las comidas

Aunque no seamos conscientes de ellos, sí que hay una estrecha relación entre la psicología y lo que comemos, sobre todo la forma en que lo hacemos. Por eso a veces es muy importante que un profesional psicólogo esté con nosotros en nuestro proceso de reglar las comidas según los objetivos que busquemos.

Uno de los componentes fundamentales del metabolismo nutricional no son las vitaminas, minerales o moléculas. Es nuestra relación con la comida. Es la suma de nuestros pensamientos y sentimientos más íntimos sobre lo que comemos. Esta relación con la comida es tan profunda y reveladora como cualquier alimento que podamos tener. El  poeta sufí Rumi dijo una vez: “El hombre satisfecho y hambriento no ve lo mismo cuando mira una hogaza de pan”.

Por ejemplo, estamos mirando un plato de pasta, pollo y ensalada. Una mujer que quiere perder peso puede ver calorías y grasa. Ella reacciona favorablemente a la ensalada o al pollo, pero ve la pasta con miedo. Un atleta que está tratando de ganar masa muscular a través de una buena nutrición deportiva, puede ver la misma comida y ver proteínas. Ella se concentra en el pollo y mira más allá de otras comidas. Un vegetariano puro podría estar viendo un animal muerto y no tocar nada en el plato. Un criador de pollos, por otro lado, probablemente estaría orgulloso de ver un buen trozo de carne. Una persona que trata de curar una enfermedad a través de la dieta podría ver un medicamento potencial o un veneno potencial, dependiendo de si el plato de comida es permitido o no por la dieta de su elección. Un científico que estudia el contenido de nutrientes de los alimentos vería una colección de químicos.

Sigue leyendo La psicología en las comidas

controlar-ansiedad

Aprende cómo controlar la ansiedad

Si eres una de esas personas que sufre ansiedad con cierta frecuencia ante situaciones que se escapan a tu control, no te preocupes, ya que es algo mucho más frecuente de lo que te puedas imaginar.

Y es que, en un principio, la ansiedad no tiene por qué ser mala, es simplemente algo que nuestro cuerpo “genera” para que entremos en un modo de alerta, y de esa manera seamos capaces de superar situaciones que de otro modo nos sería imposible afrontar.

Pero lo que sí que es cierto es que, si se convierte en algo demasiado frecuente, puede empezar a causar problemas de salud, tanto físicos como psicológicos, y es que hay personas que simplemente son más propensas a sufrir ataques de ansiedad y sus síntomas.

Si eres una de esas personas no te preocupes ya que, aunque este problema sea algo difícil de eliminar por completo, sí que hay trucos o consejos que te podemos dar, y que te van a ayudar a controlar la ansiedad desde el primer momento.

Sigue leyendo Aprende cómo controlar la ansiedad

trabajar-autoempatia

Cómo trabajar la autoempatía

¿Cómo podemos favorecer la autoempatía? Aquí tienes algunas pautas a seguir para trabajar esta beneficiosa habilidad:

Trata de comprenderte, siendo realista y valorando todos los factores que rodean tus circunstancias. Incluso en aquellos casos es que nos hayamos equivocado, conviene saber entendernos y analizar de forma objetiva todas las variables que han participado en esa equivocación. No se trata de evadir la propia responsabilidad de lo que uno ha hecho mal en determinadas circunstancias; se trata de aceptarla, pero en términos realistas y constructivos. Aceptar nuestra responsabilidad sin machacarnos o castigarnos por haber fallado, nos permite aprender de la experiencia y reducir así la probabilidad de volver a fallar. Y todo ello sin dañar nuestra autoestima. Así que no te culpes tanto; haz las paces contigo y aprende a perdonarte.

– Sé flexible contigo mismo. La rigidez nos hace más vulnerables al sufrimiento. En este sentido, cuida del lenguaje que utilizas al hablarte. No utilices etiquetas negativas y rígidas para definirte (por ejemplo, “soy un imbécil”, “soy una inútil”); no generalices más de la cuenta (“todo lo hago mal”, “siempre acabo fastidiándolo todo”); y, por supuesto, no pretendas ser perfecto. No puedes ser perfecto. Exigirse no cometer errores jamás es tan rígido como absurdo, y obviamente, muy perjudicial para nuestro bienestar emocional.

Sigue leyendo Cómo trabajar la autoempatía

derecho-sanitario

Derecho Sanitario UAB

El Derecho Sanitario une dos ámbitos que parecen muy diferentes: las leyes y la salud de las personas. Puede parecer como intentar mezclar agua y aceite, pero no es así; son materias que se entienden y se complementan.

Al hablar de Derecho Sanitario suele pensarse en pleitos por presuntas negligencias médicas, pero es mucho más amplio.

Las listas de espera hacen más daños que las negligencias médicas, al igual que los retrasos en el diagnóstico y la mala coordinación de servicios: cada año muere gente esperando que la llamen para una intervención o para comenzar un tratamiento, y no es culpa de un médico sino de una Administración. Que no haya suficientes especialistas de guardia presencial supone un riesgo para los pacientes y cabe reclamar por ello.

Los recortes en prestaciones sanitarias son decisiones políticas que se plasman en normas. A veces, hasta suponen ataques contra la libertad de prescripción de los facultativos de la sanidad pública. Pero las normas pueden ser atacadas en los tribunales.

Sigue leyendo Derecho Sanitario UAB

alteraciones-del-sueño

Alteraciones del sueño

El sueño y el descanso es una parte fundamental y realmente importante en la vida de un ser humano. Se suele decir que pasamos aproximadamente la tercera parte de nuestra vida dormidos; es decir, muchas personas duermen unas 3000 horas por año. Y sin embargo, no se puede decir cuál es el tiempo idóneo de sueño “normal”: por ejemplo, para una persona 6 horas son suficientes; otra, necesita mínimo 8 horas para poder funcionar correctamente. Lo que sí es cierto, es que los patrones de sueño van variando a lo largo de nuestra vida. Así, en la infancia se necesitan muchas más horas para dormir que en la edad adulta, y en la vejez van disminuyendo las horas de sueño necesarias.

Sigue leyendo Alteraciones del sueño

psicologia-para-adolescente

Psicología para el adolescente: señales para tener en cuenta

De acuerdo a la OMS (organización Mundial de Salud), la adolescencia es “…el período de crecimiento y desarrollo humano que se produce después de la niñez y antes de la edad adulta…”. Es por esta razón que durante esta etapa el ser humano puede sentirse en el limbo, totalmente desubicado y desorientado, pues  no es un niño/a, pero tampoco  se le puede tratar como un adulto.

Es una etapa que conlleva cambios físicos y emocionales que involucran tanto al adolescente como a sus círculos sociales. Por esta razón es de gran importancia que los padres sepan reconocer las señales implícitas dentro de las actitudes de sus hijos, que pueden indicar que hay algún problema pendiente de resolver.

  1. Cambios de humor. Si bien los cambios de humor constituyen un rasgo característico en este grupo particular, los padres deben ser lo suficientemente perceptivos con sus hijos para detectar si estos cambios resultan exagerados, muy frecuentes, o si representan algún tipo de riesgo.
  2. Cambios en el comportamiento: El adolescente suele tener cambios en el comportamiento, porque está en una etapa donde resulta muy vulnerable de ser influenciado de todas las fuentes de información a las que tiene acceso. De igual forma que en el primer punto, hay que estar alerta de que estos cambios no conlleven conductas que lo pongan en riesgo. No obstante la recomendación general es que los padres actúen como guías que direccionen las mejores opciones, y no como militares que impongan las reglas.
  3. Cambios de amistades. Los cambios de amistades también son prácticas a las que se ven expuestos los adolescentes. En ocasiones por decisión propia, o en otras porque las circunstancias lo provocan (por ejemplo cambiar de colegio). Estas situaciones deben valorarse adecuadamente para saber si las nuevas amistades están aportando positivamente al desarrollo humano de tu hijo/a.
  4. Actitudes: Si tu hijo/a refiere que se siente muy cansado, que todo le produce sueño, que tiene mucha hambre o, que por el contrario, prefiere no comer nada, es importante que tengas en cuenta que tan frecuente está presentando estás actitudes. Además indaga sobre la presencia de síntomas que denoten enfermedad como dolores de cabeza, de estómago, de músculos en general; y pon atención si está descuidando su presentación personal.
  5. Conducta autodestructiva: Si descubres que tu hijo/a consume algún tipo de sustancia alucinógena, que se está provocando lesiones en su cuerpo o si presenta conductas de evasión de la realidad, es importante que consultes con un psicólogo que te oriente sobre como debes abordar este problema.
pareja-feliz-puesta-sol

Relaciones adolescentes: ¿Cómo saber si tu relación de pareja está bien?

Todos sabemos lo difícil que es pasar por la adolescencia. Es una etapa demasiado confusa y complicada, en la que las inquietudes son el pan de cada día. Quizás los temas de mayor importancia en esta fase son las relaciones interpersonales, más concretamente los noviazgos.  Si quieres iniciar una relación con alguien pero no estás muy seguro o segura de sí es buena idea o no, es relevante que definas algunos aspectos:

Primero que todo ¿Por qué te parece que es importante tener un noviazgo en este momento de tu vida? Esta es una pregunta que debes contestar de la manera más analítica posible, recuerda que ya no eres un niño y estás decisiones implican más responsabilidad que elegir un sabor de helado para tu cono azucarado.  ¿Te gusta esa chica del cole, y tú sientes que no le eres indiferente? ¿Nunca has tenido novio y si dejas pasar esta oportunidad, te vas a arrepentir toda la vida? ¿Es que todas las niñas en tu curso tienen novio, menos tú?, ¿Si  no consigues novia van a decirte perdedor?, ¿Quieres saber que se siente tener pareja?

pareja-feliz-puesta-sol

Por otro lado, ¿qué puedes esperar? Una relación de pareja te puede traer tanto momentos muy felices como otros muy amargos, te puede enseñar de amor, de sexo, de respeto,  de emociones, entre otras muchas cosas.

En fin… ya diste el paso y tienes un noviazgo muy bonito. Te respeta, te ama, te llama muy seguido, y está siempre muy pendiente de ti. Te parece genial, pero por alguna razón no puedes sentir comodidad total con esta situación, pero tampoco sabes qué es lo que te molesta.

Pues bien, si definitivamente estás pensando que algo no anda bien con tu relación, es probable que tengas razón, o tal vez no. El punto es que no te sientas mal por eso, y no creas que eres la única persona que experimenta este tipo de sentimientos.  Es apenas normal que haya confusión, sobretodo porque por tu corta edad te hace falta mucha experiencia para reconocer el significado de las actitudes y de las acciones de otras personas; tampoco te preocupes por eso, a los adultos también nos cuesta trabajo. La diferencia está, en que probablemente ya hemos lidiado con esa situación antes y aunque no somos expertos en resolverla, al menos ya no nos resulta tan extraña.

Para ayudarte he diseñado una lista de situaciones  que pueden ocurrir dentro de una relación, y que pueden ser indicadores de que algo no anda bien en tu noviazgo. No tengas miedo de descubrir que algo malo está ocurriendo, pues siempre habrá formas de enfrentar estas circunstancias. Hoy en día, por ejemplo,  muchas personas asisten a terapia de pareja, como la que ofrece el Centro de Psicólogos en Sabadell Coterfam; y no, no creas que ésta es solo para los que están casados o son más mayores. Cualquier persona sin importar su edad, que crea que tiene problemas en su relación de pareja, puede acudir a este tipo de ayudas.

Sigue leyendo Relaciones adolescentes: ¿Cómo saber si tu relación de pareja está bien?

la psicologia

¿Qué es la psicología?

Si  eres de los que cree que los psicólogos son para los locos, permíteme contarte qué es realmente la psicología y para qué sirve.

Para empezar voy a hacer claridad sobre lo que NO es psicología y de pronto así vamos rompiendo los mitos que hay alrededor de esta disciplina. Primero que todo la psicología no juzga la conducta, solo la estudia, la interpreta y puede llegar a modificarla. El psicólogo no es el ser sabelotodo que te dirá cómo educar de forma correcta a tus hijos, tampoco te recetará la pastillita de la felicidad para que nunca más te vuelvas a deprimir, y mucho menos te dirá qué significa que sueñes con que te robaron el teléfono móvil.

Sigue leyendo ¿Qué es la psicología?