El filo de la pipa – José A. Noguera

Opiniones críticas sobre política, sociedad y cultura

Feb 04 2013

El cortijo y la plebe

Posted in Política |

Para quienes aún no quisieran verlo, el pásado sábado quedó claro en qué tipo de país vivimos realmente. Haciendo caso omiso de evidencias abrumadoras sobre corrupción desaforada que hubiesen hecho dimitir en dos horas a cualquier primer ministro al norte de los Pirineos, el presidente del Gobierno español salió a lanzar un mensaje muy claro a la ciudadanía: este país es su cortijo, suyo y de su partido, ellos mandan y nosotros obedecemos, somos nosotros los que debemos pedir perdón y dar explicaciones por atrevernos a sospechar de su excelencia y sugerir siquiera que debería irse; ni soñarlo: de allí no los va a mover nadie sino es por la fuerza. Qué nos habíamos creído, que por unos milloncetes que se han metido en su bolsillo a nuestra costa van a tener que cerrar el chiringuito..  ¿acaso hemos perdido el juicio?. Una euforia transitoria tras ver el Django de Tarantino, eso es lo que nos ocurre, pero no confundamos esas frívolas películas con la realidad de nuestras justas y merecidas cadenas. Pies a tierra, que aquí va a seguir todo igual, como Dios manda, faltaría más.

Tres cuartos de lo mismo ocurre en el gobierno de la Generalitat, aunque como siempre, con tonos y formas más elegantes, que encubren la similitud de fondo: el presidente de la Generalitat anuncia que convocará una cumbre “contra la corrupción” y propone como primera medida instaurar el principio de que los cargos públicos imputados por corruptos en ningún caso deben abandonar sus puestos (obviamente pensando en Oriol Pujol, a punto de ser imputado por diversas corruptelas, en sus diputados y concejales a sueldo de la mafia rusa, en los líderes de UDC que han confesado la financiación ilegal del partido con cargo a fondos para ayudar a los parados, en las cantidades pagadas por Millet, en su tesorero “dimitido” -como Bárcenas- y en su sede embargada…). Los ciudadanos estamos muy confundidos, y nos hemos creído que luchar “contra la corrupción” implica necesariamente apartar a los corruptos de la vida pública. No es eso, no es eso, qué falta de matiz y qué pensamiento más simplón el nuestro.

Ese es el mensaje de Rajoy y de Mas de este fin de semana: esto es un cortijo, ellos son los dueños y nosotros los lacayos, así que a callar y a bajar la cabeza, y como no pidamos perdón aún nos llevaremos algún mamporro, que no está el país para bromas, y ellos tienen cosas más importantes de que ocuparse. A ver si nos enteramos de que somos tontos y débiles, y nos lo pueden decir en la cara mientras desde Baqueira se ríen de nosotros y nos pasan la factura de los gastos. Nosotros, a volver al tajo, y ellos también a trabajar, que aún hay guarderías y consultorios públicos abiertos, terrenos por recalificar, delincuentes por indultar, y muchos osados derechos ciudadanos por laminar hasta 2015, que es cuando habrá elecciones si Merkel y la UE no hacen el favor de anularlas con una sencilla reforma constitucional express de verano, como la que ya hicieron en 2011.

¿Vamos a seguir aguantando todo esto de brazos cruzados?

 


This entry was posted on Monday, 4 February, 2013 at 11:59 and is filed under Política. You can follow any responses to this entry through the feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Si us plau, demostra que no ets un robot * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.