155, freedom

1.Mis escasos conocimientos jurídicos me impiden juzgar qué es eso del artículo 155. Me comentan los sabios las dificultades que ha de sufrir su concreta y burocrática aplicación. Por otra parte, mi mente está confusa porque, como ustedes saben, en estos valles una extraña enfermedad ha hecho que incluso las gentes cultas olviden nociones como la división de poderes o el respeto a los procedimientos.

Y 2.-Sin embargo, en este día tan soleado y tan propio de los otoños dulcísimos que cantaba Labordeta, el 155 me trae ecos olvidados. El 155 es la volonté générale de los españoles y de los catalanes que, aunque nunca desapareció, ahora se pone en pie.  El 155 augura el fin de la policía privada, campando por el terruño. El 155 es nuestra humilde versión del  Presidente Kennedy enviando a la Guardia Nacional para abrir las escuelas racistas del sur. Es el amor a la prosperidad y al espíritu de empresa, que decían que era el símbolo de esta tierra. Nuestra incruenta playa de Omaha. El respeto al disidente. El 155 huele a libertad.

***

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Poemas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 155, freedom

  1. rodrigo dijo:

    perfecto ¡¡¡

  2. The White Caveman dijo:

    Se agradecen textos tan auténticos, elaborados e ilustrativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.