Canciones de otros: “La leyenda del tiempo”.

………Iniciamos hoy esta sección con una de las dos o tres canciones que repetiría constantemente en una isla desierta. Se trata de “La leyenda del tiempo”. U na canción que, además, da nombre a todo el LP (para los más jóvenes, me remito a google para que investiguen esta palabra). El disco, de 1979, fue considerado por la revista Rolling Stone la aportación fundamental de música pop española en la segunda mitad del siglo XX.

  …     Todas las canciones son extraordinarias, pero he tomado la de cabecera, que es la más famosa. Anoto también un documental conmemorativo de la grabación. En el que produjo  Televisión Española, uno de los músicos que aparecen dice una frase digna de reflexión: “Después de “La Leyenda del Tiempo”, ya no había riesgo”. Es decir, ya se podía entrar en el mundo de la fusión, que hoy nos parece tan normal. En 1978 era inimaginable, daba miedo, hasta que entró el maestro y rompió la barrera.

 …      Ya aviso que, como mi estimado “camaronista” Óscar Fernández, no entiendo nada de flamenco. Sólo nos interesa Camarón de la Isla. Servata distantia, si Josep Pla era, él sólo, una literatura, Camarón es, él sólo, un género.

…       Transcribo debajo la letra, que pertenece a la obra de teatro de García Lorca Así que pasen cinco años (1933), cuyo subtítulo era, precisamente, La leyenda del tiempo. Aunque apunto el fragmento entero, escribo en negrita las estrofas tomadas por Camarón. Añado en fin, que he tomado la versión primera y canónica de la canción, aunque corre por ahí una versión más atrevida.

La leyenda del tiempo“, Camarón de la Isla.

 

**

El sueño va sobre el tiempo

flotando como un velero.

Nadie puede abrir semillas 

en el corazón del sueño.

.
¡Ay, cómo canta el alba, cómo canta!

¡Qué témpanos de hielo azul levanta!

.
El tiempo va sobre el sueño

hundido hasta los cabellos.

Ayer y mañana comen

oscuras flores de duelo.

.
¡Ay, cómo canta la noche, cómo canta!

¡Qué espesura de anémonas levanta!

.
Sobre la misma columna,

abrazados sueño y tiempo,

cruza el gemido del niño,

la lengua rota del viejo.

.
¡Ay, cómo canta el alba, cómo canta!

¡Qué espesura de anémonas levanta!

.
Y si el sueño finge muros

en la llanura del tiempo,

el tiempo le hace creer

que nace en aquel momento.

.

¡Ay, cómo canta la noche, cómo canta!

¡Qué témpanos de hielo azul levanta!

 

***

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Canciones de otros y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.