FUENTES DE LA MEMORIA

Noticias, recursos y reflexiones sobre las fuentes de la memoria

Tag Archive 'memoria personal'

Jan 02 2012

Memoria, TIC y blogs

La Revista Q. Tecnología, Comunicación y Educación, de la Universidad Pontificia Bolivariana, en Medellín (Colombia), acaba de publicarme el artículo Memoria, TIC y blogs en educación de adultos en que relato una experiencia con alumnos de educación instrumental y con un grupo de trabajo literario, el Club d’Escriptors. En el trabajo hago una reflexión sobre la importancia de utilizar la memoria personal como elemento central para el aprendizaje de las nuevas tecnologías con población adulta, facilitando así también la posibilidad de hacer publicaciones en línea que hagan aportaciones al conocimiento local. Como resultado de la experiencia  propongo un método de trabajo en cinco  pasos: 

1. Autoevaluación-aprendizaje 

2. Reconocimiento-configuración 

3. Rememoración-producción 

4. Comunicación-exposición  

5. Interacción-conclusión

Si os interesa conocerlo, podéis leer el artículo completo clicando sobre el título. A continuación dejo el resumen que aparece en el mismo texto.

La memoria personal, utilizada como elemento articulador y motivador del aprendizaje de la población adulta en TIC, aporta un valor que da sentido a la formación tecnológica. Los estudiantes pueden contrastar conocimientos y experiencias, enriqueciendo el trabajo y generando un intercambio que incluye a los docentes.

La publicación virtual de los textos así elaborados aporta una dimensión social a la experiencia ya que permite establecer nuevos vínculos comunicativos entre los participantes y con otras personas o colectivos. Las publicaciones son también aportaciones al conocimiento local y global que muestran la diversidad de experiencias, conocimientos e intereses de los ciudadanos


1 Comment

Jul 03 2009

Memoria e historia

Sucede con frecuencia que las discrepancias en los matices acaban por ocultar que en el fondo se está bastante de acuerdo en lo fundamental. Y creo que eso ha pasado en el caso comentado en la entrada anterior. Creo muy probable, Oliver, que una taza de café y un buen rato de conversación nos mostraría que estamos más de acuerdo de lo que lo escrito hasta ahora parece demostrar. Seguro que compartimos objetivos en buena parte, eso creo apreciar.

En cuanto al tema concreto, posiblemente no fui tan preciso como debiera en la argumentación. Vaya por delante el reconocimiento y la autocrítica. Pero creo también que hay cuestiones conceptuales que son importantes que mantengamos entre los profesionales.

No aspira este blog a ser el lugar donde sentar cátedra, pero si podemos entrar en algunas cuestiones. Y el tema básico es que la explicación del pasado que transmitimos es “la historia” y no “la memoria”. La historia puede estar construida sobre fuentes de la memoria o sobre cualquier otra fuente documental pero es la explicación del pasado dada por los historiadores y por tanto difundida a través de libros, programas escolares, productos audiovisuales, visitas guiadas o cualquier otro medio. Cuando explicamos el pasado, tanto da si es pasado reciente o lejano, explicamos la historia y no “recordamos”.

Otra cosa es la memoria personal. Todo ser humano tiene una memoria (y una historia, que no es lo mismo) y todas pueden y deben conservarse. A ello dedico una buena parte de mi trabajo, y tampoco a mí me gusta que algunos se apropien del término memoria histórica aplicándolo tan solo a determinados hechos o a unos cuantos personajes escogidos. Pero una cosa es conservar la memoria de todas las personas y recuperar la de aquellos que en el pasado fueron silenciados violentamente y otra es confundir lo que explicamos con la memoria de los represaliados.

Aquí podríamos abrir otra cuestión que es discernir qué es eso a lo que llamamos memoria colectiva, pero ese sí es un tema que requiere de bastante más espacio.

Espero no tardar demasiado tiempo en volver a visitar Martinet. Ya preguntaré por ti, para que podamos tomar un café y hablar de todo esto o de cualquier otra cosa. Hasta pronto.


No Comments

Nov 17 2008

Nostalgia republicana

Además de reconocer las huellas del pasado personal y colectivo en el presente, hemos de vislumbrar las pendientes, las que han de construir el futuro. Somos herederos de todo lo que aconteció, de todos los tiempos anteriores, pero nos sentimos próximos a aquellos que tienen que ver con nuestro esperanzado futuro. Por eso no tengo nostalgia de ningún pasado. Por eso, conocer épocas especialmente intensas, como la república, me ha de servir para construir un modelo crítico que supere lo vivido.     Provenimos tanto de las infamias como de los gestos heroicos y, sobre todo, de las sencillas acciones cotidianas de los que nos precedieron y que configuran la memoria colectiva y nuestra memoria personal. Recibimos el regalo despiertos y elegimos.

Abramos camino, que otros llegan.     


No Comments