FUENTES DE LA MEMORIA

Noticias, recursos y reflexiones sobre las fuentes de la memoria

Tag Archive 'Margalef'

Apr 16 2010

Bajo las aguas

Presa de Margalef, sobre el río Montsant

Bajo las aguas: poblados, cementerios, creencias, esperanzas, trabajo, campos, casas… Escenarios a veces desalojados con altiva impaciencia, como en Riaño donde aún se recuerda y se lucha contra el embalse que arrebataba el futuro, que borraba la memoria anegando el valle.

Otras veces, como en el Lago de Sanabria, bajo las aguas reposan los cadáveres de quienes murieron mientras dormían, víctimas de una presa mal construida que arrasó la población de Ribadelago hace ya más de 50 años. Los supervivientes y sus familias siguen acudiendo cada año para recordarlos, para que no se olvide lo que sucedió.

No dejéis de mirar, descubriréis también allí una parte de lo que somos. Bajo las aguas, fuentes de la memoria.

Riaño vive, la lucha sigue

Fragmento del reportaje de Documentos TV La catástrofe de Ribadelago


No Comments

Dec 27 2009

Largas vacaciones

Quién puede olvidar su escuela: correrías, compañeros, maestros, pupitres y tantas otras cosas. Gratos e ingratos recuerdos grabados en el alma que nos acompañan para siempre.    

Pero los tiempos cambian. A veces, ya no hay niños suficientes, ni apenas parejas jóvenes, como en Margalef o en el Veïnat Prat del Pinter, antigua colonia minera de Ogassa. Sin embargo, han conservado  con más o menos fortuna u orgullo los rótulos que anunciaban las escuelas, otorgando merecida importancia y distinción a las casas que las albergaron. 

Estos son también nuestros lugares de la memoria.     


No Comments

Nov 21 2009

Combustión espontánea

 

Las iglesias se quemaron solas, casi todas ellas en 1936. Combustión espontánea. No hay más que leer lo que nos dicen las enciclopedias, los folletos turísticos, las informaciones históricas. Debió ser un extraño suceso, una increible casualidad ya que en ningún lugar se explican las causas. Quizás una ausencia de Dios o un disgusto que tuvo. No sé. Pero es muy extraño.  

Por ejemplo, en la Enciclopèdia Catalana sobre la ermita de Sant Salvador en Margalef:

Dins una enorme espluga al vessant septentrional de la serra de Montsant hi ha l’ermita de Sant Salvador de Margalef, construïda al segle XVI. És un edifici refet després de l’incendi del 1936, amb una nau i cor. Al costat té la casa de l’ermità, arruïnada, i una font. El seu entorn ha estat arranjat com a àrea d’esplai.

Otro fragmento de la misma Enciclopèdia Catalana:  

Al poble hi ha alguna casa modernista i altres amb dovelles, però l’edificació més notable és l’església de Sant Miquel, arrapada a la roca, neoclàssica del segle XVIII, amb tres naus. Té cor i campanar incorporat a l’estructura de l’edifici. Cremada el 1936, es veuen encara algunes restes de les primitives pintures murals. Sota l’església, a la zona dita del Perxe, amb una llarga porxada, hi ha les cases que la tradició assenyala com les més antigues del poble (Ca Calbet és del 1570).

La campana de la ermita está hecha con restos de artillería de la guerra civil, pero el incendio de 1936 no debió tener nada que ver. Casualidades inexplicables.


No Comments

Nov 05 2009

Quizás

A todos los caídos en una guera que no debío ser nunca. 1936-1939

 

Esta es la placa que puede verse en la fachada de la iglesia de Margalef. Seguro que no es una solución que contente a todos. Ni siquiera dice toda la verdad, pues desvía la atención de tantos crímenes dirigiéndola hacia los campos de batalla ¿Quiénes son los caídos? ¿Dónde se nombra a los ajusticiados en montes, patios o cementerios? ¿Por qué se iguala a quienes comenzaron la guerra, y esperaban sacar partido de su victoria, con las víctimas de los bombardeos de las ciudades? Tampoco nos habla de los crímenes de la posguerra, ni de los maquis que abundaron en esos contornos, ni del exilio y la dictadura, ni de tantas otras cosas.

Quizás sea una mentira como tantas otras, un recurso, un acuerdo para poder sustituir la antigua placa, el terrible homenaje con que se gratificaron los vencedores, por otra que, al menos, diga también que hubo otros muertos.

Quizás hiera a alguien, pero no creo que fuese colocada con ese propósito. Quizás sea una buena solución. O quizás sea una estupidez que pospone demasiadas cosas. Pero ahí está, barajando la memoria o barajando los intereses. Mejor que antes, aunque habrá quien diga que ahora debiera haber una que durante 40 años reconozca a los muertos por la república y después ya hablaremos. Pero Margalef es un pequeño, muy pequeño pueblo, y alguna solución hay que encontrar. Para los muros y para el día a día. Quizás esta. Quizás. 


1 Comment