FUENTES DE LA MEMORIA

Noticias, recursos y reflexiones sobre las fuentes de la memoria

Archive for October, 2009

Oct 09 2009

Bienvenido Mister Marshall

Según el contador de visitas de este blog, se han dado en los últimos días dos fenómenos paralelos. El primero es una afluencia extraordinaria de visitantes de los Estados Unidos y el segundo, una cantidad también insólita de visitas que llegan escribiendo direcciones de entradas.

Puesto que ambos sucesos deben están relacionados, y a la espera de que alguno de estos visitantes tenga la amabilidad de dejar un comentario explicando a que se deben estos acontecimientos, un saludo para todos ellos, acorde con el espíritu de este cuaderno: la canción Americanos,  de la gloriosa película de Berlanga Bienvenido Mister Marshall. Todo un símbolo de una España que ansiaba tantas cosas innombrables en aquella época de censuras y dictadura. La genial humorada dejó un recuerdo imborrable, una crítica mordaz que mostró, esquivando a los inquisidores, la cruda realidad del país.

Así que bienvenidos, os recibo con alegría, esperando que me dejéis algo más que un fugaz rastro contable, alguna explicación que se corresponda con esta bienvenida que es, sin duda, momento insigne del cine español y de la memoria colectiva de un país.   

Los yanquis han venido,
olé salero, con mil regalos,
y a las niñas bonitas
van a obsequiarlas con aeroplanos,
con aeroplanos de chorro libre
que corta el aire,
y también rascacielos, bien conservaos
en frigidaire .”

ESTRIBILLO

“Americanos,
vienen a España
gordos y sanos,
viva el tronío
de ese gran pueblo
con poderío,
olé Virginia,
y Michigan,
y viva Texas, que no está mal,
os recibimos
americanos con alegría,
olé mi madre,
olé mi suegra y
olé mi tía.”

“El Plan Marshall nos llega
del extranjero pa nuestro avío,
y con tantos parneses
va a echar buen pelo
Villar del Río.
Traerán divisas pá quien toree
mejor corría,
y medias y camisas
pá las mocitas más presumías.”

Letra en: http://es.wikipedia.org/wiki/Bienvenido,_Mister_Marshall


1 Comment

Oct 01 2009

Montañas de la mente

Posted in libros, memoria histórica |

Este verano he pasado unos días en los Alpes franceses. Para ambientarme, además de las necesarias guías y mapas, llevé un libro, que ya había empezado, en la seguridad de que sería una estupenda lectura. El libro es Las montañas de la mente. Historia de una fascinación, de Robert Macfarlane.

Entre relatos de experiencias del propio autor en sus aventuras montañeras, va desarrollando la idea central que le da título. Las montañas no han sido siempre contempladas de la misma forma, ni han sido admiradas por su belleza en cualquier época, bien al contrario, hasta no hace demasiado tiempo las montañas fueron consideradas lugares peligrosos y no era necesario explorarlas ni visitarlas puesto que nada atractivo se les atribuía. Pero en los últimos siglos nuestra concepción de los paisajes y de la aventura asociada al peligro y a la gloria ha ido valorando a los exploradores como héroes y asociando a los paisajes ideas de sublimidad.

Es un libro de historia cultural, apasionante, que demuestra como incluso la concepción de nuestro entorno natural es dinámica. No hay nada inmutable porque la forma en que nos relacionamos con la naturaleza también tiene una “geología”, una lenta sucesión de cambios que se acumulan y que conforman una determinada percepción.

Aunque en la explicación faltan algunos elementos de contexto y de relación con otros elementos culturales que claramente actúan también en esta historia de las montañas, el libro se lee con pasión y placer. Y deja huella, ayuda a comprender como construimos un imaginario que abarca cualquier aspecto de nuestra existencia. 

Os dejo un pequeño fragmento que podéis encontrar en la página 229 (Alba Editorial, colección Trayectos):

Toda una carga de suposiciones, en gran medida imperceptibles, e ideas preconcebidas, afecta a la forma en que percibimos un lugar y actuamos en él. El bagaje cultural -la memoria- es ingrávido, pero no es posible desprenderse de él.

Así, pues, es posible que lo desconocido exista con mayor facilidad previamente, en la imaginación.                            


No Comments