Cuál es el lugar más adecuado para usar un proyector

El proyector de vídeo es una herramienta que siempre ha sido muy resolutiva en el ámbito corporativo. Nos ayuda a contar con imágenes de gran tamaño en cualquier sala, siempre que cumplamos con unos mínimos requisitos. Y, actualmente, con los  proyectores de alquiler, tenemos a nuestro alcance la última tecnología sin estar obligados a tener un aparato en la oficina que se va a quedar obsoleto.

Una de sus grandes ventajas es la capacidad de adaptación. Se puede usar en diferentes espacios y distancias: desde una sala de reuniones hasta en un gran evento exterior sobre una pantalla gigante.

Imagen: pixabay.com

¿Dónde utilizar un proyector?

Antes de nada debemos tener en cuenta algún factor, siendo uno de los más críticos el de la iluminación. Aunque se pueden usar tanto en interiores como exteriores, en el primer caso hemos de tener en cuenta cómo afecta la exposición a la luz, dado que afecta la calidad de la proyección.

En eventos interiores se convierte en una solución fantástica, sobre todo en espacios sin ventanas, con persianas o estores opacos, donde el contraste y el peso visual aportaran mucho valor. Aquí os dejamos algunas opciones ideales para contar con un proyector:

Reuniones: ideal para encuentros corporativos o de trabajo, en las que por regla general se expone gran cantidad de información. El proyector facilita el intercambio y la exposición de información de manera más clara y visible que si se hiciera a través de documentos. Además, no dependemos de un plasma de grandes dimensiones, que no siempre tenemos y además es estático, muy complejo de mover de una sala a otra.

Presentaciones corporativas: lo mismo ocurre en este caso. En una presentación ante socios, clientes, en el anuncio de un proyecto, un producto o una campaña, necesitamos trasladar información a una gran cantidad de personas, lo que hace prácticamente indispensable el uso de un proyector.

Si se trata de una conferencia, ésta puede llegar a ser muy tediosa si no se aporta valor más allá de la charla en sí. Un proyecto es una gran herramienta para apoyar el mensaje con imágenes, elementos interactivos o textos que resuman ideas. Conseguiremos una presentación mucho más dinámica que captará con mayor facilidad a nuestro anfiteatro.

Stand: las ferias son citas clave en los calendarios empresariales. Tenemos pocas horas para llegar al máximo público posible así que debemos captar su atención como sea. Lleva un proyector de alta calidad y prepara buen contenido adhoc. Si no sabes cómo enfocarlo, consulta con expertos y sácale el máximo provecho.

Espacios corporativos: la sede o instalaciones de nuestra empresa cuentan también nuestra historia y labor. Son la primera carta de presentación para el visitante que cruza nuestra puerta y es la oportunidad para causar una buena impresión. El proyector, desde el punto de vista informativo y estético. Podemos aprovechar para ampliar imágenes de nuestra sede, productos, historia, servicios, etcétera. ¿Sabías que con la función Warping también puedes proyectar imágenes sobre superficies irregulares? ¡Hay mucho por aprender!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.