Castelldefels: mucho más que turismo de playa

Los pisos de alquiler en Castelldefels tienen una notable diferencia frente a otros alquileres que se puedan considerar como “de temporada”: se engloban dentro de una ciudad que tiene mucho más que ofrecer que una de las mejores preparadas playas de la costa catalana, que ya es mucho decir.

A mitad de camino entre el cosmopolitismo barcelonés y la exuberante elegancia de Sitges, con quien comparte fronteras y da paso a la comarca del Garraf, en Castelldefels encontramos todo tipo de servicios como para que incluso su paseo marítimo, desborde vida en pleno invierno. ¿Con qué encantos nos podemos enamorar de la vida cotidiana en Castelldefels?

Imagen: Wikipedia

 

Su castillo más que protagonista

Solo debemos notar que esta construcción medieval se llama el Castell de Fels para darnos cuenta de la importancia que esta edificación tiene para la ciudad que la acoge, o más bien debemos decir que fue el castillo quien acogió a la ciudad.

De aspecto medieval, rodeado de vegetación mediterránea que lo aísla del entorno (aunque también lo hace admirable desde cualquier punto de la ciudad), le acompañan torres defensivas, levantadas en el siglo XVI, como las de Can Ballester o Torre Barona y una tétrica leyenda que mejor dejamos que la vivan en directo a través de sus guías.

Sus instalaciones y sendas deportivas

Castelldefels es uno de los destinos favoritos para los amantes del deporte. Tanto si eres aficionado al senderismo, al ciclismo o te van más los deportes acuáticos, en este rincón del Baix Llobregat encontrarás a lo grande todo lo que necesites.

Por lo pronto 5 kilómetros de playa para disfrutar de la práctica del Kite Surf, en deporte estrella de esta zona, franqueadas por un paseo marítimo con la anchura adecuada para recorrerlo en bicicleta o patines y quedarnos (y adentrarnos) a los pies de la sierra del Garraf, destino natural de excepción.

Si las aguas del mediterráneo no acompañan o queremos probar deportes acuáticos sin molestar ni ser molestados, el emblemático canal olímpico (una de las estrellas de las míticas Olimpiadas de 1992) abre los 365 días del año no sólo para la práctica del piragüismo, sino también de otras actividades como el padel o el fitness en un entorno único e histórico.

La costa mediterránea

Hemos pasado por encima para no encasillar a la ciudad pero bien merece que nos detengamos en su playa, para desvelar las maravillas que sus 5 kilómetros de frente marítimo nos muestra en todo su esplendor.

La playa de Castelldefels es de las más anchas de las existentes en Cataluña, lo que permite tener espacio más que suficiente para disfrutar del Mediterráneo sin aglomeraciones y sin que los deportistas que lo frecuentan nos lleguen a incordiar con sus prácticas marítimas.

En esta playa tienen cabida todos y de todo, como demuestran los establecimientos que se sitúan en el paseo, de corte familiar que van abriendo paso a los de corte más nocturno y festivo que ofrecen la oportunidad de alargar la fiesta a todo el que lo desee cualquier día del año.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.