3 consejos clave para reformar el baño

Hoy en día las reformas han adquirido una gran importancia dentro del sector la construcción. Debido a la crisis económica, muchas personas se han replanteado la opción de la obra nueva a cambio de la reforma de su hogar. Una reforma es una inversión que puede renovar completamente el aspecto de nuestra casa. Pero no siempre se tienen que hacer reformas integrales, también es importante reformar de vez en cuando algunas estancias que requieren un cuidado y una actualización de sus bienes. Este es el claro ejemplo del baño, el cual es una parte muy importante de la casa. A continuación os dejaremos una serie de consejos para todos aquellos que se animen a hacer la reforma del baño de su hogar.

Baño-vintage-con-tonos-turquesa-973x660

1. Cuidado con las tuberías

Las instalaciones son posiblemente el primer elemento que hay que observar para hacer la reforma. Las tuberías, al igual que los conductos y todos los elementos que las constituyen, se van deteriorando con el tiempo y su rotura puede acabar suponiendo problemas graves, como por ejemplo: humedades, goteras, eflorescencias, etc. Para adelantarnos a todos estos problemas, es necesario consultar con un profesional si es necesario sanearlas o cambiarlas por completo. Cada cierto tiempo es importante hacer un pequeño análisis de su estado para comprobar que todo vaya bien. La reforma nos puede servir para aprovechar y, en el caso de que la instalación cuente ya con muchos años, cambiarla y así hacer la inversión de una sola vez.

Baño-pequeño-con-revestimiento-en-grises-y-marrones-973x637

2. Hora de cambiar los sanitarios

Lo más habitual es que no sea necesario hacer el cambio, ya que están fabricados de materiales de muchísima calidad y suelen perdurar en buen estado durante mucho tiempo. De todas formas, cuando se hace una reforma está bien dar un repaso al estado de los sanitarios, es decir, al inodoro, bidé, lavabo y la ducha o bañera (ambas en algunos casos). Cambiarlos no tiene por qué suponer una gran inversión, hoy en día existen gran variedad de productos en el mercado de todo tipo de precios y formas, con lo que conseguiríamos un cambio más notable y, además, tendríamos la oportunidad de disfrutar de sanitarios completamente nuevos.

Baño-pequeño-clásico-973x649

3. Mejorar el baño actual

Existen dos motivos principales para realizar la reforma en el baño: por róturas o desgaste por el paso del tiempo, o por mejorar las condiciones actuales. La primera es la que hemos comentado anteriormente, el paso del tiempo y el uso asiduo de la estancia provocan el desgaste de los materiales y, por lo tanto, la necesidad de un cambio. Esa es, por norma general, el motivo principal de reforma. Pero hay veces en las que se necesita mejorar la estancia. En este caso, se suele hacer la reforma del cambio de bañera por ducha, ya que es más económico a lo largo del año y, además, deja más espacio libre proporcionándole más espacio útil al baño. La ducha también es un elemento más cómodo para personas mayores y se recomienda su instalación para evitar accidentes en el futuro.

Baño-pequeño-con-ducha-empotrada

Por último, aconsejamos aprovechar la reforma para hacer cambios que supongan una mejora en la sensación de amplitud del baño. Cambiar las puertas abatibles por puertas correderas nos dejará más espacio a la hora de maniobrar dentro del baño. Para terminar, pintar las paredes de colores claros y la instalación de espejos grandes deja mayor sensación de amplitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.