Archivo de la etiqueta: relación de pareja

WhatsApp: ¿Cómo afecta a tu relación de pareja?

whatsapp-celos-pareja-problemas

WhatsApp ha llegado para quedarse, y también ha cambiado la forma de relacionarnos. De hecho, muchas personas prefieren comunicarse a través de esta aplicación en vez de llamar por teléfono o incluso verse cara a cara, ya que es un medio más sencillo, rápido y barato. No obstante, esas ventajas pueden volverse en tu contra, sobre todo cuando se trata de una relación de pareja.

En las primeras fases de una relación WhatsApp incluso puede ser una herramienta muy útil, sobre todo para las personas tímidas, que encuentran en la tecnología una fuente de confianza. Sin embargo, una vez que la relación se ha instaurado, esta aplicación puede dar muchos dolores de cabeza.

Juntos pero solos

Cada vez es más habitual ver a parejas cenando en un restaurante o tomando un aperitivo en un bar que, en vez de mirarse a los ojos, tomarse las manos y conversar, se enfrascan cada uno en la pantalla de su móvil. El mismo escenario se repite en casa y allí donde vayan. Estas personas están juntas pero solas, ya que cada quien vive en su mundo digital.

De hecho, la ingente necesidad de estar continuamente conectados y de responder inmediatamente a los mensajes de los amigos, hace que la pareja se distancie, pase cada vez menos tiempo de calidad en compañía y se cree una barrera que bloquea la comunicación.

Un estudio particularmente interesante realizado en la Universidad de Essex desveló el efecto que puede llegar a ejercer la mera presencia de un móvil en una conversación. Estos psicólogos crearon dos escenarios: en uno de ellos una persona tenía el móvil sobre la mesa, en el otro había un bloc de notas.

Al terminar la conversación, se le pidió a la persona que diera su opinión sobre el interlocutor. Así se pudo apreciar que quienes conversaron con un móvil cerca, aunque ni siquiera lo tocaron, eran percibidas de manera más negativa y consideradas como más distantes emocionalmente.

En la pareja, donde la cercanía emocional y la intimidad son fundamentales, esa sensación negativa se intensifica aún más. Por eso, no es extraño que cada vez acudan más parejas a las consultas de Psicología quejándose de que su “media naranja” usa demasiado el móvil y se sienten relegados/as a un segundo plano.

De celos, obsesiones y reproches

Más allá de los problemas de comunicación que puede causar el uso desmedido del teléfono móvil, WhatsApp en particular es una fuente de celos, inseguridades y reproches. La llegada del doble “check” para confirmar que el mensaje ha sido leído por el destinatario ha desencadenado no pocas discusiones de pareja. De hecho, esta funcionalidad también puede llevarnos a estar más pendientes del móvil y a desarrollar comportamientos obsesivos y controladores.

El doble “check” puede generar reproches, dudas e inseguridades, sobre todo cuando no recibimos una respuesta en un tiempo prudencial. Y es que en la época de la hiperconectividad, esperamos que nuestra pareja responda a nuestros mensajes de inmediato. Si nuestra “media mitad” no lo hace, sentimos que nos está ignorando y nuestra mente, si tiene tendencia a obesesionarse, puede desbocarse imaginando los peores escenarios posibles. De hecho, esta funcionalidad ha sido tan controvertida que la propia empresa se ha visto obligada a permitir que los usuarios puedan desactivar la opción de confirmar la recepción.

Sin embargo, esta no es la única característica “conflictiva” de WhatsApp. El hecho de que esta aplicación muestre cuándo fue el último momento en el que nuestros contactos se conectaron también genera dudas y celos. Si vemos que nuestra pareja se conectó a horas intempestivas, nos preguntaremos si puede estar ocultándonos algo.

¿Por qué se habrá conectado a esa hora? ¿A quién le habrá enviado un mensaje? Estas preguntas rondan nuestra mente y desencadenan un comportamiento controlador y obsesivo que termina haciendo mella en la relación. Si estas conductas no se atajan a tiempo, pueden llevar a la pareja a la ruptura, ya que una de las personas se sentirá asfixiada.

¿Algo nuevo bajo el sol?

En realidad, los celos y la desconfianza, así como la falta de atención en la pareja no son fenómenos nuevos, pero en la actualidad están siendo potenciados por aplicaciones como WhatsApp. Obviamente, el problema no es la aplicación en sí sino el uso que le damos.

WhatsApp no arruina una relación de pareja, es simplemente un catalizador que saca a flote o agrava antiguos problemas. Sin embargo, la solución no es apartar la tecnología, sino utilizarla con sentido común, de manera que sirva para consolidar la relación y no para generar celos e inseguridades.