Moral y política en Al Capone (I)

1.-Ihering advirtió tempranamente la necesidad de explicar el Derecho con imágenes concretas, incluso con contratación de actores por parte de las Facultades (*). A nuestro cerebro le encantan las historias y los dibujos vivos, tan lejanos del conceptualismo de las Pandectas.

La Mafia sabía todo eso. O, mejor dicho, los avispados guionistas de Hollywood que escribieron su épica. Se quejaba Saviano de que esa narración fabulosa había sido uno de los principales obstáculos para destejer la honorabilidad del crimen organizado.

*

2.-Me viene todo esto a la cabeza mientras me topo con la famosa entrevista para la revista Liberty de Cornelius Vanderbilt Jr. a Al Capone, en el cuarto piso del mítico Hotel Lexington de Chicago (27 de agosto de 1931). La charla se hizo unos días antes de su detención y uno de sus sorprendentes contenidos es el intento del criminal de construir  un discurso moral y político con aires de consistencia.

**

3.-Las traducciones de la entrevista han añadido  a veces matices y subrayados a las frases de Al Capone. Quizá su versión más conocida viene de la cita que hizo Eduardo Galeano en el frontispicio de su interesante Patas arriba. La escuela del mundo al revés. Veamos algunas de estas perlas:

-«La gente no respeta nada actualmente. Antes poníamos la virtud, el honor, la verdad y la ley en un pedestal. La guerra ya acabó y hemos tenido casi doce años para enderezarnos, pero mire en qué lío hemos convertido la vida».(1)

La corrupción es el lema de la vida americana de hoy. Es la gran ley allí donde ninguna otra ley es obedecida. Está minando este país. Los gobernantes honestos en cualquier ciudad pueden ser contados con tus dedos. ¡Yo podría contar los de Chicago con una mano! La virtud, el honor, la verdad y la ley  se han esfumado de nuestra vida. Somos arrogantes .»(2)

(1)»People respect nothing nowadays. Once we put virtue, honor, truth, and the law on a pedestal. Our children were brought up to respect things. The war ended. We have had nearly twelve years to straighten ourselves out, and look what a mess we’ve made of life!«

(2) «Graft»-he continued – «is a byword in American life today.  It is law whre no other law is obeyed. It is undermining this country. Teh honest lawmakers of any city can be counted on your fingers. I could count Chicago’s on one hand! Virtue, honor, truth and the law have all vanished from our life. We are smart-Alecky«.

***

dav

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Corrupción. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.