Richard Estes, la vida propia de la luz y del acero.

1.-Nuestra pintura tiene la suerte de disfrutar entre sus cumbres a Antonio López, padre del hiperrealismo español. Para los estudiosos de la ciudad, la contemplación de sus cuadros  -aunque nada se sepa del arte pictórico- es una fuente primaria de reflexión. Basta ver, por ejemplo, dos de sus obras más reputadas: Gran Vía y Madrid desde Torres Blancas. He añadido, por cierto, el cuadro anterior denominado “Centro de restauración”:

 

“Gran Vía.” 1974-1981. Antonio López. Fuente: ***.

“Gran Vía”. Antonio López. Fuente: ***.

“Madrid desde Torres Blancas”. Antonio López.

“Centro de restauración” (1969-1970). Antonio López.

     La imagen urbana tiene un gran atractivo para los practicantes del hiperrealismo. Les permite apurar el detalle –la “información histórica acumulada en la ciudad”, como dicen los geógrafos- y, además, jugar vertiginosamente con las perspectivas. Ahora bien, la ciudad de Antonio López tiene aún una capa de color cálido, como un aura o un refugio que aún puede acoger la inevitable soledad humana.

*

2.-En cambio,  en el también gran maestro hiperrealista noreteamericano Richard Estes, el decorado urbano contemporáneo y occidental rezuma una frialdad inquietante. Para llegar a ello, Estes apura al máximo cada fragmento, usando una técnica ya plenamente hermanada con la fotografía. Además, Estes multiplica implacablemente los reflejos, los espejos, las perspectivas cortantes y el señorío del metal.

**

3.-R. Estés  expone estos días en la Galería Malborough de Barcelona su “Obra reciente” (hasta el 4 de noviembre). Nos hallamos aquí ante la culminación de su estilo. Es cierto que el mismo autor ha desmitificado en alguna ocasión la ausencia de personas en muchos de sus cuadros. Pero esa presencia inexistente o, peor aún, robotizada o hipnotizada, deja inevitablemente un mal sabor de boca, un tufo de angustioso existencialismo urbano. Hemos seleccionado aquí algunos de los cuadros expuestos*:

 

R. Estes.Alice Tully Hall
2015
óleo sobre tabla
29,9 x 21,6 cm

 

 

 

 

R.Estes.Staten Island Ferry with a Distant View of Manhattan and New Jersey
2011
óleo sobre tabla
32,7 x 47,9 cm

 

 

R.Estes.Starbucks Self Portrait
2017
óleo sobre tabla
45,7 x 65,4 cm

 

R.Estes. Rihanna
2012
óleo sobre tabla
30,5 x 61 cm

 

R.Estes.Escalator at Columbus Circle Subway Station
2017
óleo sobre tabla
73,7 x 45,7 cm

R.Estes.Roman Street Scene
2013
óleo sobre panel
20,3 x 15,2 cm

R. Estés. CD
2014
óleo sobre tabla
34,3 x 48,9 cm

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*Hemos utilizado en este artículo las imágenes suministradas en la web de la Galería Marlborough sobre el el catálogo de la exposición. Algunos lectores me avisan de que es demasiado reducida la reproducción. Como compensación, hemos añadido al final dos de las obras más famosas de Estes, que pueden verse en el Museo Nacional Thysen-Bornemisza: Cabinas telefónicas (1967) y Nedick’s (1970).

 

*************

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

****

 

 

 

 

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Arquitectura, Imágenes del Derecho, Urbanismo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.