Ceguera legal

1.-Estimados lectores: quería comentarles hoy mismo la reciente Ley catalana de la arquitectura, que fue publicada en el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña del jueves 13 de julio. Ayer viernes intenté varias veces su  lectura en la página oficial, que puede consultarse aquí: ***. Era imposible. Pensé que se trataba de un error de mi ordenador pero, a medida que pasaban las horas, me di cuenta de que era un fallo de la web. Lo mismo ocurría con el Portal Jurídico de Cataluña, que reenviaba su señal al DOGC, con lo cual el bloqueo se mantenía gracias al bucle (creo que lo llaman así, no sé).

Hoy el vacío persiste y me lo han confirmado algunos amigos y familiares. Lo mismo  pasa desde el teléfono móvil, lógicamente. Uno, en su ignorancia informática suprema, respeta siempre  profundamente los avisos de “web en obras” o similares. Pero nada de eso aparece en la pantalla. En realidad, lo único que ha podido consultarse en las últimas cuarenta y ocho horas es el último Diario Oficial, que incluye los cambios del gobierno catalán. Esto me tranquiliza enormemente.

Cuando se le solicita a la página el contenido del número del jueves -o de cualquier otro día de cualquier año-, aparece lo siguiente:

2.-En definitiva, en los últimos dos días no ha sido posible, según parece, la consulta del DOGC (salvo el  número del viernes, como he dicho). Dado el elevado nivel que ustedes ya conocen en este cuadernillo, me voy a morder la lengua y no voy  a aludir a los fastos que se nos anuncian (parece que esto comenzaba en septiembre, “un cop tornem de Palamós ho enllestim”, pero ahora no sé si ya han puesto el tráiler). Además, soy un hombre moderno y pienso ¿Y si miro el twitter del dogc? Seguro que tiene un twitter, claro. Y, en efecto, aunque no hay ningún sumario oficial y me pierdo entre nubecitas de opiniones y tweets de Shakira y de viajes de “El Corte Inglés”, encuentro la referencia de una “redirección”:

http://m.gencat.cat/mobi_dogc/AppJava/pages/Content.htm?numDOGC=7411&versionId=1625068&dateDOGC=13.7.2017&contentId=792545&viewportWidth=768&viewportHeight=768

Ya  está, no hay nada como tener recursos. Los principios del art.9.3 de la Constitución son eso, hombre, un tweet. Lástima que la página a la que me remite se denomina alegremente “Generalitat de Catalunya. Gencat. Mobi”. En modo alguno se beneficia, pues, de la sagrada mención que aparece en la web auténtica del DOGC:

El Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya se publica diariamente de lunes a viernes no festivos, en dos ediciones en catalán y en castellano. La Ley 2/2007 del Diari Oficial establece el carácter oficial y auténtico del DOGC digital.”

3.-Bromas aparte, esta publicación inexistente durante dos ( o quizá más) días plantea problemas muy delicados. Por ejemplo, si la norma tiene vacatio legis, ¿está transcurriendo, pese a no ser consultable? ¿Cabe presumir que la publicación no se produjo el jueves si en las últimas cuarenta y ocho horas no se ha podido conocer el texto de la norma?

Desde un punto de vista filosófico, es probable que mi admirado catedrático de Filosofía del Derecho, Don Rafael Hernández Marín, dijera que la norma ahora no existe, salvo que alguien se hubiera hecho una copia del DOGC  en papel (si es que llegó a publicarse). En realidad, es argumentable que, en este momento, la alegación de cualquier norma de Derecho catalán –salvo lo que conste en el último diario oficial- debe ser probada, tal como ocurre con la costumbre. Estas apasionantes cuestiones llenarían páginas y páginas, pero yo sólo quería comentar la Ley de Arquitectura y estaré todo la noche al pie de mi ordenador esperando que el Derecho vuelva (o más tiempo, si el deber me lo reclama).

Cuartel General del Ejército Yugoslavo –Generalštab- en Belgrado, obra del arquitecto Nikola Dobrović, tras los bombardeos de la OTAN (1897-1967), . Fuente: XXX.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PD: a las 22, 54 del sábado se resuelve la situación y las dos webs -DOGC y Portal Jurídic de Catalunya- vuelven a funcionar, sin duda gracias a la repercusión de este artículo. Es fácil ver que la foto que hemos  aportado ya no podría obtenerse. Sin embargo, todo ello  deja sin solución algunos de los problemas jurídicos que hemos anotado (web del diario oficial paralizada como mínimo un día y medio).

***

 

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Diarios de un profesor disperso, Filosofía del Derecho y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.