Polución monetaria

1.-Magnífica sesión en el GEA (Grup d’Estudis Autònoma) con el profesor de Derecho Mercantil Carlos Górriz, sobre nuevos modelos de monedas. En concreto, analiza el bitcoin y las monedas municipales.

El bitcoin fue creado, según parece, por Craig Wright,  cuyo seudónimo es Satoshi Nakamoto. Nos dice la Wikipedia que estamos ante la moneda alternativa más utilizada, con un uso creciente atizado por la crisis bancaria de 2007-2008. Ya Milton Friedman había avisado de la inevitable dialéctica histórica entre la moneda oficial y las monedas alternativas (piedras preciosas, especias, oro…). Quizá lo especial y peculiar sea ahora el empleo del potente arsenal telemático.

La clave del bitcoin es, en efecto, el manejo de una red informática plenamente descentralizada y basada en la regla áurea de la oferta y la demanda. Las transacciones se llevan a cabo entre puntos en idéntica posición jerárquica (peer to peer). Los usuarios abren y cierran su propio monedero, a partir del cual realizan los intercambios.  Se dice que la clave de su éxito es el uso de la tecnología blockchain,  a cuyo respecto –como soy de letras- me remito a lo que explica mi amigo BBVA aquí ***. En efecto, querido lector, la banca tradicional también está interesada en los bitcoin e incluso la Administración tributaria ya ha elaborado una completa doctrina sobre el tema.

*

2.-Nos hallamos, pues, ante un proceso acelerado de institucionalización de esta moneda, dentro del cual podemos citar, en primer lugar, la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Sala Quinta, de 22 de octubre de 2015, C-264/2014, relativa al IVA. En su apartado 11 se afirma lo siguiente:

         11. De la resolución de remisión se desprende que la divisa virtual «bitcoin» se utiliza, con carácter principal, para los pagos entre particulares en Internet y en determinadas tiendas en línea que aceptan esta divisa. Esta divisa virtual no tiene un emisor único y se crea, en cambio, directamente en el seno de una red mediante un algoritmo especial. El sistema de la divisa virtual «bitcoin» permite que los usuarios que dispongan de direcciones «bitcoin» posean y transfieran anónimamente dentro de la red «bitcoin» en cantidades variables. Las direcciones «bitcoin» podrían compararse a números de cuenta bancaria.”

Igualmente, pueden examinarse las siguientes consultes vinculantes de la Administración Tributaria:

– Consulta Vinculante V1028-15, de 30 de marzo de 2015 de la Subdireccion General de Impuestos sobre el Consumo (sobre el bitcoin en el régimen del IVA).

– Consulta Vinculante V1979-15, de 25 de junio de 2015 de la Subdireccion General de Impuestos sobre la Renta de las Personas Fisicas (disminución de bitcoins y pérdida patrimonial en el IRPF).

– Consulta Vinculante V3625-16, de 29 de agosto de 2016, de la Subdirección General de Impuestos sobre el Consumo (compra y venta de moneda electrónica Bitcoin a cambio de euros, en el IVA).

– Consulta Vinculante V3625-16, de 29 de agosto de 2016, de la Subdirección General de Impuestos sobre el Consumo (concepto de Bitcoin y su régimen en el IVA).

**

3.-Estamos, por tanto, ante una moneda ya conceptualizada por el ordenamiento jurídico y cuya base es, como ya dijimos, la confianza entre los implicados. Lo mismo está ocurriendo con el sarampión de las monedas locales, que se agrupan detrás del éxito de la Bristol pound, impulsada por su Ayuntamiento. En este caso, el estímulo principal es el fomento del comercio local. En definitiva, el aumento y desarticulación de las fuentes del Derecho (de lo cual hablábamos ayer mismo)  y la irrupción de los nuevas mecanismes de cambio -sobre todo, a través del potente útil  informático- nos sitúan ante una preocupante apariencia medieval.

Fuente: 20 minutos.

Fuente: 20 minutos . Aquí: XXX.

***

 

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Derecho mercantil, Diarios de un profesor disperso y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.