Más notas sobre el premio al delator.

      …  1.-En este cuaderno nos hemos preocupado varias veces del estatuto del denunciante, especialmente a raíz de la última reforma de la legislación sobre procedimiento administrativo. Este viernes nos juntaremos en seminario algunos colegas para hablar de “El premio a la delación en el Derecho Administrativo”. Con el compañero mercantilista Carles Górriz hemos elaborado algunas notas cuya síntesis aquí presento.

     En primer lugar, hay que concretar el ámbito: nos referimos al denunciante no cualificado, al administrado que no forma parte de la estructura de ninguna Administración y que, no obstante, decide dar cuenta de la existencia de una infracción. También queda fuera del concepto el supuesto de la acción pública en Derecho Administrativo, en la medida en que ya supone un status procesal de parte y, por tanto, cualitativamente diferente.

*

2.-Analicé el estatuto del denunciante respecto a ciertas infracciones administrativas (aquí *** y aquí***). Habíamos observado la aparición, en la nueva legislación de procedimiento administrativo, de un estatuto privilegiado para el denunciante que invocase “un perjuicio en el patrimonio de las Administraciones Públicas”. La novedad radica en que, bajo determinadas condiciones, el denunciante va a beneficiarse de una remisión total o parcial de la sanción.

  No obstante, Roselló Vila nos recordaba que el denunciante –salvo en el caso referido en el párrafo anterior- ha perdido puntos en la nueva regulación del procedimiento administrativo ya que, en realidad, ya no siempre va a ser preceptiva la notificación del acuerdo de incoación.

**

3.-Carles Górriz ha pergeñado unas interesantes reflexiones sobre el “Programa de clemencia” (leniency program)  configurado por el Derecho de la competencia tanto europeo como estatal. En este supuesto, se trata de reducir la sanción a los denunciantes que han participado en un cártel ilegal y que, no obstante, delatan al resto de sus integrantes. El programa tiene una evidente vis expansiva, ya que va a influir ex lege en algunos matices de la posible responsabilidad civil –no administrativa- de los miembros de la alianza de transgresores.

…  Es curioso observar que, entre los  estudiosos del  Derecho de la competencia, existe una aceptación generalizada del premio al chivato pero parece que, en Derecho administrativo, ciertos sectores aún ponen algún reparo moral. De todos modos, da la impresión de que la vieja lealtad entre el  populacho va  a ser ya definitivamente sustituida por el estímulo de una nueva fidelidad, ya sea al mercado  transparente –en el caso del cártel- o al Estado –en el supuesto de infracciones contra su patrimonio-.

***

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Procedimiento sancionador y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.