Estado y Estadística.

…    1.-Llevo unos días entretenido con la lectura de uno de los últimos trabajos de  PAREJO ALFONSO, La vigilancia y la supervisión administrativas. Un libro, como ya comentaré otro día, interesante en algunos aspectos –el estudio histórico- e inquietante en otros –la relación jurídica entre el Estado y el administrado, tema delicado en el que ahora no podemos entrar-. Sin embargo, me interesa destacar ahora una referencia que hace al autor Chr. Gusy, según el cual cabe contemplar y conceptuar la Administración pública como un proceso de tratamiento de información.  Desde este punto de vista, también la Administración empezaría a hacerse líquida, sería un procedimiento, un fluido y no aquella roca firme sobre la que se sustentaba el Leviatán inmortal de Hobbes.

[Dibujo de la edición original de la obra de Hobbes, cuya autoría es discutida y se atribuye a Wenceslaus Hollar o bien a Abraham Bosse].

*

…    2.-Ya don Agustín GARCÍA CALVO, en su memorable Qué es el Estado (uno de los tres libros de mi isla desierta) nos había avisado de la relación consustancial entre Estado y Estadística:

…    “Y bien, si el Estado es totalitario, el Estado ha de ser capitalista, según la definición del Capital que arriba he pergeñado: pues, por un lado, cualquier aparición o resto de riquezas que no estén todavía convertidas en Dinero, para ser así debidamente numeradas y computadas en las Estadísticas, es algo que está amenazando de inseguridad a la Ordenación y estorbando el cumplimiento de su Plan de Orden total o ideal: […] Por consiguiente, toda riqueza ha de ser estatal  y controlada y tomar la forma de Dinero que al Estado corresponde.”

…    El profesor PAREJO ALFONSO nos informa, en un sugerente párrafo,  de la castiza aportación a ese fenómeno universal:

…    “La recogida y el tratamiento de información no es, pues, de hoy, habiendo crecido su importancia con el de las funciones del Estado (buen ejemplo es, en el Antiguo Régimen el Catastro de Ensenada, es decir, la averiguación llevada a cabo en la Corona de Castilla para conocer, registrar y evaluar los bienes, rentas y cargas de los miembros de la población y de éstos mismos, así como sus familias, criados y dependientes; averiguación que, realizada entre 1750 y 1756/57, tuvo como finalidad obtener información para poder mejorar el sistema impositivo). Se trata de lo que hoy –tras su desarrollo como ciencia- denominamos estadística; denominación introducida, en el alemán (Statistik), por el reconocido como padre de esta ciencia –Gottfried Achenwall (1719/92)- y que procede de statisticum collegium (literalmente: consejo de Estado) y de su derivado italiano statista (hombre de Estado)  en tanto que designaba inicialmente justamente la función pública de recogida y análisis de datos para fines estatales (nació, por tanto, como tarea pública, aunque en el S.XIX amplió su significado a toda recolecta, clasificación e interpretación de datos).

**

…    3.-El libro que he citado al principio nos sitúa en los albores del Derecho administrativo de la información, apuntalado en la herramienta informática y en un detalle algo más sibilino: “el desarrollo del muestreo probabilístico (posibilitador de la elaboración de estadísticas de calidad sobre la base no de datos individualizados, sino solo de muestras idóneas y, por tanto, la formulación de estimaciones globales)“.

…    Y, como conclusión, en el Derecho Administrativo de la información,  la comunicación –bidireccional- será cada vez más amplia y se convertirá en regla. Así, por ejemplo, los datos fiscales o bancarios ya fluyen “hacia arriba” rutinariamente y la transparencia  nos inunda cada día con su fresco manantial de datos. De este modo, los viejos reductos del secreto estatal y de los datos personales íntimos serían la excepción, archipiélagos corroídos por tormentas incesantes en un océano comunicativo.

***

 

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Estado, Secreto y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.