Información confidencial y secreta e información confidencial transmisible bajo petición de no divulgación. La Decisión (UE) 2016/1162 del Banco Central Europeo de 30 de junio de 2016 (y II).

…      1.-Veíamos en el artículo precedente la regulación de la tramitación de solicitudes de formuladas al BCE por las autoridades nacionales encargadas de investigar delitos. Veíamos que la información confidencial se dividía en tres grupos:

…………….--Información confidencial que forzosamente ha de entregarse, de acuerdo con una prescripción expresa de Derecho europeo o nacional.

……           -Información confidencial que podría divulgarse (de acuerdo con el Derecho europeo y nacional) , pero que el BCE y el sistema bancario europeo protegen  “por razones preferentes”.

……           -Información confidencial que puede ser entregada a la autoridad judicial bajo petición –formulada por la ANC o el BCN- de que se garantice que no va a hacerse pública. Esta petición también se efectúa en el primer caso citado (remisión forzosa).

*

…      2.-Examinamos hoy las solicitudes que la autoridad nacional encargada de investigar delitos presenta ya directamente ante la ANC o ante el BCN (organismos, pues, de carácter nacional). En este caso, se dibujan tres previsiones:

……           a)Una general, en la que el BCE solicitará que le consulten previamente.

……           b)Una específica –y más laxa- relativa a las “entidades de crédito menos significativas”.

……………..c) Una residual, que articula la información periódica al BCE.

**

…      3.-La primera o “a)” está redactada en términos realmente escrupulosos con la soberanía nacional, ya que dispone que “el BCE solicitará de las ANC y los BCN que se comprometan a consultarle en lo posible, en cuanto reciban de una autoridad nacional encargada de investigar delitos una solicitud de divulgación de información confidencial”.

…      Dicha consulta permitirá al BCE sugerir “cómo responder a la solicitud” y, asimismo, “asesorar” a la ANC o al BCN respecto a si la información puede entregarse o bien si está bloqueada por las “razones preferentes” a las que ya hemos aludido.   La norma, por cierto, considera que esta ilustración se efectuará si se le pide al BCE “con tiempo suficiente”.

…      Respecto al apartado “b)”-“entidades de crédito menos significativas”- se prevé la información de la ANC al BCE si se le han pedido datos relevantes o cuya “divulgación puede influir negativamente en la reputación del MUS”. El BCE dará su opinión al respecto.

…      Finalmente, con el apartado c) queremos referirnos a la solicitud del BCE a las ANC y a los BCN de que le informen periódicamente de las solicitudes que recibieron y que “por causas no imputables a las ANC o a los BCN” no pudieron comunicarle.

…      En conclusión, estamos ante un delicado entramado para evitar la diseminación de la información (con alguna contradicción, por cierto, entre los considerandos y el articulado). Habrá que estar atentos, pues, a la configuración en la práctica de estos dos conjuntos de información confidencial secreta y de información confidencial transmisible a la autoridad judicial, pero no divulgable.

***

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Derecho bancario, Secreto y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.