Giacomo Alessandro

1.-En la bruma mental del primer café y del periódico rutinario, me llega, como un zarpazo, la noticia de la muerte de Giacomo Alessandro, creador de la página de Facebook “Barcelona desapareguda” (“Barcelona desaparecida”). Ya conocen los lectores mi moroso manejo de las fuentes digitales, pero debo reconocer que en alguna ocasión incluso colaboré con algún comentario.

2.-También cabría decir que ya existen muchas páginas de fotografía antigua. Sin embargo, lo cierto es que Giacomo se ganó un lugar propio por dos razones. En primer lugar, por la hábil selección de las fotografías. No era sólo una cuestión de calidad, sino de elegir las que mostraran el pulso de la ciudad en un concreto momento pasado. Esto se certificaba animando a los lectores a colaborar y a intervenir  valorando aquel lugar,   precisando sus recuerdos y su evolución. Incluso se advierte en su página, por ejemplo, la colaboración del Instituto d’Estudios Fotográficos de Cataluña (me he enterado ahora de que  se había relacionado incluso con algunos museos de la ciudad). Se notaba en muchos casos su conocimiento y sensibilidad en el campo de la arquitectura.

3.-En segundo lugar, al lado del aspecto arquitectónico o urbanístico, le interesaba la aparición de personajes especiales o de ciertos hábitos ciudadanos. Así, me parecieron siempre interesantísimas las fotos de los soldados de la Sexta Flota norteamericana, cuyo pacífico desembarco en Barcelona generaba un impacto fundamental en la vida ciudadana ( y que aún recuerdo de cuando era un crío). En la misma línea, estoy viendo ahora la foto del incendio del Scala, un local fundamental para la intrahistoria barcelonesa.

Foto: N.R. Farbman? .Incluida en el catálogo de «Barcelona desapareguda».

 

(Foto Kimpol/bcn: incluida en el catálogo de «Barcelona desapareguda»).

 

El éxito de Giacomo provocó incluso el nacimiento de imitadores baratos, que piensan que juntando un par de fotos de hace cuarenta años ya está hecha toda la reflexión. Por otra parte, en fin, he oído que se está preparando un libro con la selección de sus mejores hallazgos.

Como es sabido, el pasado es una imagen que cambia cada día, en la vida de cada uno y en la vida colectiva. Otra vez más, la mano de la muerte hiela nuestra permanente reconstrucción. Pero sólo será un momento, ya que la semilla de Giacomo ha hecho nacer una legión de archiveros del daguerrotipo y del corazón.

***

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Arquitectura española, In memoriam y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.