El tema: status quaestionis.

...1.-El blog decano de los publicistas españoles, que escribe el compañero de Alicante Andrés Boix Palop, se enfrenta en su último artículo con la materia que más tinta ha producido en estos últimos tiempos (y lo que te rondaré…). Lo hace a raíz de un magnífico comentario al relevante libro del profesor Muñoz Machado Cataluña y las demás Españas (2014). Además de su calidad, dos cosas me encantan en este cuaderno del profesor Boix: su título –No se trata de hacer leer– y su capacidad para generar polémica, de tal manera que, a veces, conviene también imprimir los comentarios (y la contrarréplica atenta del autor) para disfrutarlo plenamente.
*

2.-A caballo del comentario de la obra de Muñoz Machado, aparecen en el texto algunas posturas posibles de cara a una reforma del modelo territorial. Así, se habla primero de una “recentralización moderada” ( más o menos presente en Informe sobre España, del mismo autor, pero del año 2012). Se apunta después a una posible asimetría para Cataluña, que tendría una base histórica en el pactismo propio de la tradición de la Corona de Aragón (reiterado con una voluntad electoral sostenida). Esta peculiaridad se concretaría en una reforma constitucional y en un Estatuto de Autonomía específico. Ésta es, muy grosso modo, la propuesta de la obra comentada.

Ahora bien, Boix Palop se opone al reconocimiento de “hechos diferenciales historicistas, pactistas o no”. Por tanto, propone un modelo de “profundización federal muy ambicioso o, si se quiere confederal”. Esto implicaría el reconocimiento de la capacidad de autodeterminación de los entes confederados y, además, una posibilidad efectiva de “techo competencial de máximos” si todas las Comunidades así lo decidieran. Este vértigo se compensa aludiendo a la idea de corresponsabilidad, “esto es, su asunción [de las competencias y potestades] como conjunto de beneficios y también cargas, generando dinámicas de lealtad federal y de madurez política”.
**
3.-La sugestiva reflexión de Boix Palop plantea, a mi entender, dos vías para el análisis futuro. En primer lugar, la idea de “lealtad federal” (desconocida en la tradición española) y de su versión low cost, que era la lealtad constitucional, que algunos afirman haber visto, pero que ya hace años que desapareció del paisaje.

En segundo lugar, la hipótesis de que es realmente probable que los ciudadanos elijan una gestión de proximidad y, por tanto, de acumulación del máximo poder posible en los niveles inferiores. Es perfectamente posible que así sea. Pues bien, para continuar el debate anoto dos objeciones. En primer lugar, que la subsidiariedad siempre se bloquea justo en el nivel del que la empuña (por eso no suele defenderse desde el ámbito autonómico para las entidades locales). En segundo lugar, que quizás hay que empezar a discutir el tópico de que el poder próximo es la mejor fórmula, la más democrática, la más moderna…. Quizá lo contrario tampoco es verdad, pero reconozco que no me genera ningún entusiasmo esa desagradable sensación del aliento del poder en la propia nuca, su presencia en la panadería de la esquina…

***

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Comunidades Autónomas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a El tema: status quaestionis.

  1. Hola Joan. ¡Muchas gracias en primer lugar por tu comentario y tu crítica!

    Frente a las dos objeciones, nada que decir en cuanto a la primera. Es evidente que nos urge una «profundización subsidiarista» mucho más intensa y que vacíe de mucha competencias a las actuales CCAA. De hecho, yo veo a las actuales CCAA mucho mejores como entes de planeamiento estructural, de generar marcos e incentivos, de diseño de políticas globales… Y DE CONTROL que como ejecutoras de políticas. Algo de eso expliqué aquí para el caso valenciano:

    http://www.fundacionexe.org/documents/demos004.pdf

    Y más recientemente, con muchos compañeros de la Universitat de València, hemos hecho aquí una propuesta muy ambiciosa para dar músculo al poder local:

    https://dl.dropboxusercontent.com/u/42368040/IDS17.pdf

    En cuanto la segunda objeción, en efecto, hay mucho que discutir. Pero hablando el otro día en un debate en la UV sobre el proceso constituyente islandés y la UE coincidíamos todos en una cosa: no hemos sabido construir modelos de control del poder democráticos eficientes para las agregaciones de poder enormes. A medida que alejamos el poder se nos va de las manos su control más y más. Creo que la lectura de esto es clara: hay que tratar de retener todo el que no tenga sentido ejercer por agregación (que, ojo, es mucho, y cada vez más). Y una vez ordenado así, pensar en a qué escalas ha de hacerse esa agregación y prescindir de muchas intermedias y mejorar mucho, pero mucho, el ejercicio de ese poder. También, ya puestos, del de proximidad. ¿Que eso de sentirlo en la nuca ha sonado muy inquietante!

    http://www.uv.es/uvweb/derecho/ca/facultat-dret/blueberry-soup-reescriure-constitucio-reinventar-democracia-1285848604865/Esdeveniment.html?id=1285949438923

    Un abrazo muy fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.