La inspección administrativa. Fragmentos y esquemas para una conferencia (I).

…       1.-La inspección administrativa ha disfrutado en los últimos años de un interés creciente entre la doctrina. Baste pensar, por ejemplo, en el reciente volumen dedicado a La función inspectora, dentro del VIII Congreso de la Asociación Española de Profesores de Derecho Administrativo (2013) o, con una perspectiva más concreta, el artículo del siempre agudo BOIX PALOP “La inspección administrativa y los derechos fundamentales: de basuras y ponderación”. Por otra parte, es constante la referencia a ciertos puntos de este trámite en las leyes que, en estos últimos años, han ido regulando los diversos sectores (construcción, seguridad y control alimentario, legislación laboral, turismo, etc.).

      La inspección es un instrumento de la actividad de limitación de derechos (o de policía, en la clásica clasificación de JORDANA DE POZAS). Se sitúa, por tanto, dentro de una corriente de incremento generalizado de transmisión de información a la Administración Pública.

*

…       2.-Hemos de distinguir entre dos modelos teóricos de la inspección. Por un lado, la inspección omnisciente (El Panóptico de Bentham, 1984 de Orwell…). Por otro, la inspección limitada, que juega en el marco de un Estado de Derecho y con respeto a ciertos derechos del inspeccionado. Igualmente, debemos añadir que la inspección es una herramienta relevante tanto para la eficacia como para la efectividad del Derecho.

**

…       3.-Por lo que respecta a los sujetos implicados en el trámite,  hay que distinguir entre el sujeto activo –la Administración Pública- y el sujeto pasivo o persona obligada a la inspección. Además, ha de reseñarse el papel colaborador de las denuncias de los administrados.

En relación a la Administración Pública, dos son las cuestiones relevantes. En primer lugar, la cuestión del carácter funcionarial de personal inspector (aspecto en el cual la legislación viene insistiendo últimamente de forma expresa). En segundo lugar, la atribución a entidades privadas colaboradoras de tareas de inspección, certificación, evaluación o vigilancia, con un rol de censura y valoración ejercido por la Administración Pública (que otorga previamente la pertinente licencia).

En relación a los derechos y deberes de la persona sujeta la inspección, hemos de comenzar citando el deber de no obstruir a los inspectores. Por lo que respecta a los derechos, nos centraremos en el derecho a la inviolabilidad de domicilio y en otros derechos conectados con la intimidad personal. De todos modos, ni la jurisprudencia constitucional ni la ordinaria parecen muy contundentes en este punto.

Mirador de la Masia Freixa (Tarrasa, Barcelona)

Mirador de la Masia Freixa (Tarrasa, Barcelona)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

***

 

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en Inspección administrativa y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.