Luis Chacón, in memoriam.

 …        1.-Hacía un par de años que no tenía noticias de Luis Chacón. El tiempo y el ajetreo nos acercan o nos alejan sin plan y sin concierto de los viejos amigos. El colega y compañero Juan Ignacio Soto me dio el otro día la triste noticia de que el maestro Chacón nos había dejado el año pasado.

*

…         2.-No voy a hablar de la obra profesional de Luis Chacón. Necesitaría muchísimo espacio. Baste decir que hace tan sólo dos o tres lustros un ayuntamiento serio tenía siempre a mano su Manual de formularios. El impacto doctrinal principal le vino probablemente de sus trabajos sobre el régimen patrimonial de las Administraciones Públicas. En ese tema, él era la referencia obligada.

…         Hubo otro libro, aparentemente humilde, que se hizo un lugar propio en la formación de muchos iuspublicistas. Se trata de su Diccionario de términos urbanísticos, que iluminó a centenares de opositores, estudiosos y letrados en la batalla contra la retorcida palabrería de este sector.

**

 …        3.-Conocí a Luis Chacón en el “Mestratge en Dret Local”, que se impartía en el legendario “Institut d’Estudis Metropolitans de Barcelona” (que todavía se alojaba en el “chalet de la Autónoma”). Impartí allí algunas clases e incluso llegué a coordinar los cursos. Un trabajo fácil, porque el director del instituto –Oriol Nel·lo, maître à penser cuando de Geografía se trata-, nos daba completa libertad para hacer y deshacer y, además, respetaba sinceramente las manías de la gente de leyes. Por otra parte, la estructura de las clases ya había sido trabada por Pep Mir Bagó, que conocía al dedillo el mundo local. Luego, el relevo pasó a Xavier Bonet, buen amigo y hoy magistrado del Contencioso-Administrativo.

…         Luis Chacón era, sin duda, el mejor profesor. Su prestigio doctrinal –y también profesional, entre Secretarios e interventores locales- se veía reforzado por una bonhomía que todo el mundo reconocía. Ejercía Luis, además, una peculiar auctoritas entre los Secretarios de los municipios del Maresme que nos fue muy útil, en la práctica, para desembozar los atascos pedagógicos.

 …        Con Luis llegué a intercambiar algunos sonetos. Era, en efecto, un lletraferit. Si uno mira algunas de sus obras más especializadas en la dogmática jurídica, siempre hallará algún guiño literario, algún diablillo humanista que se coló en una cita a pie de página.

 …        Tuve la suerte de que leyera íntegra mi tesis doctoral antes de su defensa. Para comentarla, aplicó un método peripatético basado en una primera fase en Santa Susanna y una segunda consistente en un largo paseo durante una tarde inmensa de primavera por la playa de Canet. Así le recuerdo ahora. La mer, la  mer toujours recommencée…

***

 

 

 

 

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en In memoriam y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.