Perspectivas ideológicas sobre la cuestión de las viviendas vacías

1.-En el departamento hemos iniciado una investigación sobre el régimen jurídico de la vivienda desocupada. El estudio gira, obviamente, sobre la normativa vigente. Ahora bien, inevitablemente se advierte un sesgo ideológico en la forma de acercarse al tema. A modo de hipótesis, hemos advertido la presencia de dos grandes líneas, que se pueden esquematizar del siguiente modo:

TENDENCIA SOCIALIZANTE TENDENCIA LIBERAL
El número de viviendas se considera… Excesivo Elevado, aunque deben tenerse en cuenta el “estoc de reserva” y otros factores (demanda turística, principalmente)
Calificación: Estamos ante un grave fallo del mercado. El parque desocupado favorece una larga fase de precios contenidos y atractivos.
Reacción: El poder público debe intervenir a través de diversos instrumentos (de fomento, sancionadores, tributarios, etc.) El poder público debe limitarse a alguna actuación puntual (especialmente, de fomento de la rehabilitación).
 

Localización:

 

 

 

 

 

 

La vivienda vacía es especialmente problemática en las urbanizaciones periféricas erigidas al calor de la burbuja inmobiliaria. La vivienda vacía es una cuestión que afecta al centro y a la periferia.
El papel de la Vivienda de Protección Oficial: Debe dirigirse ahora hacia el alquiler o hacia fórmulas de uso diferente a la propiedad. Deben examinarse sus resultados y se apunta una progresiva reducción e incluso eliminación de esta fórmula.
Perspectivas: La actuación del poder público ha de forzar o favorecer la “movilización” de estas viviendas, ya sea con su ofrecimiento efectivo y no especulativo en el mercado, con su ingreso en el parque de  vivienda social o de “alquiler social”, etc. El mercado irá digiriendo el exceso, aunque ello no impide que se construyan nuevas viviendas en zonas que en este momento se consideren atractivas.

 

2.-Si bien hemos estilizado de forma un tanto osada las tendencias en juego, el cuadro tiene la ventaja de la facilidad de su comprensión. En el trabajo abordamos principalmente una serie de técnicas de perfil socializante que intentan “movilizar”  -forzosamente, si es preciso- las casas desocupadas. Es decir, que el propietario debe asegurar su ocupación, ya sea por sí mismo o por un tercero. Se pretende así luchar contra una hipotética conducta especulativa o simplemente anómala que llevarían a cabo todos o algunos titulares de viviendas sin usar.

**

3.-Precisamente, es fácil advertir en estos días preelectorales la presencia de  las dos direcciones que aparecen en el cuadro.

CIMG0638

 

 

 

 

 

 

 

 

 

***

Acerca de Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Esta entrada fue publicada en vivienda, Vivienda pública., Vivienda vacía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.