Moral y política en Al Capone (y III).

1.-Al Capone se queja en primer lugar del funcionamiento especulativo del mercado de acciones:

El mundo ha sido capitalizado en acciones. Cada vez que un tipo tenía una nueva idea, se incrementaba el capital social, los directores recibían dinero y los accionistas mucho papel. Los ricos se volvían más ricos, los accionistas especulaban con el papel.”

En este escenario, el entrevistado alude a la fabricación de rumores interesados (incluso desde turbios editores de periódicos) y a los engaños de los bancos vendiendo a plena conciencia títulos basura:

Los banqueros corruptos que cambian el dinero que a la gente tanto le costó ganar por acciones de las que saben que no valen nada serían mejores clientes de las cárceles que el pobre desgraciado que roba sólo para que su mujer y sus hijos puedan vivir.”

El salvador de las clases engañadas reconoce que nunca supo de estos chanchullos hasta que empezó a observar y darse cuenta de que “muchos corruptos iban vestidos con ropas caras y hablaban con  petulante acento”.  Él se sentía dentro la ley y, por supuesto, “si el Gobierno de Mr. Hoover quiere explicarme mis impuestos federales, estaré muy encantado de oírle”. Ante las informaciones que ya corrían sobre su situación fiscal, está dispuesto a ilustrar a los funcionarios y desterrar las ideas sensacionalistas que se movían por ahí.

……Por otra parte, en fin, recomienda la derogación de la Ley Volstead o Ley Seca y considera que su intervención en los negocios que juguetean con la prohibición es una parte decreciente de sus múltiples y florecientes actividades. Y responde así a las acusaciones que ya pesan sobre él:

……Las personas que no respetan nada temen al miedo. Sobre el miedo, por tanto, he construido mi organización. Pero entiéndame usted correctamente, por favor. Los que trabajan conmigo no están amedrentados por nada. Se mantienen fieles no tanto por su salario sino porque, además, saben qué se haría con ellos si perdieran mi confianza.”

*

 …          2.-El mafioso asegura al entrevistador que “el invierno pasado alimenté a unas trescientas cincuenta mil personas por día aquí en Chicago”.  Y avisa de que “este invierno va a ser peor”. Capone quería así equipararse a los triunfadores económicos con intensa voluntad filantrópica, que por aquel entonces ya simbolizaban  la cúspide del American way of life.

La ciudad era en ese momento el centro de una región con una extraordinaria potencia industrial, manufacturera, comercial y de servicios. Sin embargo, ya anotamos antes que también sufrió en primera línea las dificultades del 29. Así lo recuerda Jonathan Mekinda:

“El exuberante optimismo de los años veinte no iba a durar. En el despertar de la crisis de la bolsa de octubre de 1929, la economía nacional se contrajo  fuertemente y una intensa depresión se extendió, como una combustión lenta, por todo el mundo. El enorme papel de la industria manufacturera en Chicago implicó que la Gran Depresión fue profundamente sentida en la ciudad y en 1931 las tasas de desempleo habían  llegado casi al 31% entre los trabajadores masculinos y al 24% entre las mujeres. Para los obreros industriales en particular, que alcanzaban más de la mitad de la fuerza de trabajo en la ciudad, el impacto fue incluso más severo, con cifras de paro entre hombres y mujeres alcanzando cerca del 40%  e incluso en algunos sectores más del 50%. El rampante desempleo rápidamente rebasó la capacidad de las instituciones de ayuda y socorro, de las asociaciones populares y de la administración municipal y del Estado. A principios de los años treinta, las chabolas y las barracas aparecieron a lo largo de la ciudad para alojar a los desahuciados de sus hogares”.[1]

Sin embargo, la vibrante área metropolitana se propuso enseguida salir del túnel y se convirtió, de hecho, en uno de los faros del New Deal en materia de infraestructuras públicas y viviendas sociales. Para recuperar el optimismo, se organizó en 1933 una magna exhibición con el título “Un siglo de progreso” (Century of Progress). El evento, con la resonancia de las grandes exposiciones internacionales,  quería celebrar el portentoso desarrollo de la urbe y la fe en la ciencia y en la técnica. Su lema oficioso era “La Ciencia encuentra, la Técnica aplica, el Hombre se amolda”[2].

**

3.-Al Capone no ofrece sólo “estómagos llenos”, sino un programa clásico basado en la mitificación del hogar: “Contra más fuertemente guardemos nuestros hogares, con más fuerza guardaremos nuestra nación”.

La corrupción es un vicio con múltiples causas. No obstante, es curioso que algunos historiadores norteamericanos consideran que, en aquellos años, se vivió lo que los expertos llaman “corrupción sistémica”. Esto es, generalizada, asentada, estructural. Así, Bromhead  apunta lo siguiente:

“La Prohibición del alcohol en 1920-33 favoreció el crecimiento de los bandas criminales, algunas de las cuales ganaron influencia sobre los políticos y la policía. Todavía existen bandas, pero las viejas conexiones entre criminales, policía y políticos parecen haber desaparecido”.[3]

A Cornelius Vanderbilt Jr. no le fue sencillo demostrar la autenticidad de la entrevista que  publicó Liberty. En una especie de certificado informativo, el periodista hizo un delicioso resumen de la charla: “Hablamos sobre la prohibición [del alcohol], el desempleo, la amenaza Roja, el futuro de América y del mundo, la moral, la educación de los hijos y otros asuntos muy filosóficos”.

……Han pasado ya ochenta y ocho años y a veces el viento trae noticias extrañas. Cuatro de los siete últimos gobernadores del Estado de Illinois  (cuyo centro es Chicago) acabaron en prisión. Nunca sabe uno si esto es bueno o malo. Las sociedades son como los niños y, por tanto, ensucian la ropa. La ventaja de los Estados de Derecho más o menos efectivos es que ponen la lavadora al menos un número razonable de veces. Desconfíe usted de los que afirman estar siempre impolutos.

A principios de este año, dimitía el alderman [4] Danny Solis, miembro de la Comisión Municipal de Zonificación, Patrimonio Histórico y Edificación del Ayuntamiento de Chicago. La prensa había desvelado el inicio de una investigación federal por corrupción. No fue la ordenación territorial un sector codiciado por Al Capone. Los poderes de la Administración en este campo no estaban por aquel entonces tan desarrollados. Suele señalarse que los aldermen o concejales del distrito tienen demasiado poder en esta materia y que su cercanía con los administrados  y electores  es un problema a efectos de transparencia. Pero esto, sin duda, es ya otro tema, “otro asunto muy filosófico”.

***

[1] Mekinda, Jonathan: “Chicago Designs for America”, en Bruegmann, Robert (ed.) Art Deco Chicago. Designing Modern America, Chicago Art Deco Society-Yale University Press, 2018, pp. 23-24.

[2] Para compensar el mal sabor de boca que deja esta consigna, conviene añadir que, afortunadamente, Chicago también fue una de las capitales principales del diseño industrial y del Art Deco en la primera mitad del siglo XX.

[3] Bromhead, Peter: Life in Modern America, Longman, Londres, 1977.

[4]Concejal del distrito.

sdr

Publicado en Corrupción, Crisis económica. | Etiquetado , , | Deja un comentario

Moral y política en Al Capone (II)

1.-El mismo periodista se sorprendió ante un Alphonse Gabriel Capone convertido a la vez en crítico y regenerador de una Norteamérica que sufría el zarpazo de la crisis del 29. Las cifras del desempleo iban a acercarse al tercio de la población activa. El capo de la organización insiste en su temor ante el comunismo y avisa de que Estados Unidos está a las puertas de un estallido social de dimensiones desconocidas:

El bolchevismo está llamando a nuestras puertas. No podemos permitirle entrar y tenemos que organizarnos ya nosotros mismos [sin esperar al Gobierno o al Congreso]. Debemos juntar los hombros y mantenernos firmes. Necesitamos fondos para luchar contra el hambre”.

Va a ser un momento difícil y, por tanto, “hemos de mantener América completa, segura y limpia”. En estas épocas de cambio tecnológico y paro, hay que apartar al trabajador de  “la literatura roja”, de los “trucos rojos”.

*

2.- Conecta así Al Capone con la Red scare –la alarma roja ante el auge del comunismo y del anarquismo-, que se llenó de excitación en la primera guerra mundial y en los años inmediatamente posteriores en Estados Unidos. Nos cuenta el maestro Escohotado –en el segundo volumen de Los enemigos del comercioque el sindicalismo norteamericano aún se permitiría en aquellas fechas algún lujo ideológico revolucionario, antes de aceptar ya definitivamente las ventajas concretas del sistema capitalista y unificarse en la AFL-CIO. Incluso sacó pecho el Partido Socialista Norteamericano, que obtiene casi un millón de votos en 1920 con E.V. Debs a la cabeza y un programa radicalmente antibelicista.

Por otra parte, la violencia propia del país de las barras y estrellas se había materializado a menudo en enfrentamientos feroces entre patronos y obreros. Desde la masacre del Haymarket en Chicago (1886) hasta la denominada batalla de Matewan (1920), un reguero de sangre recorre la historia de las luchas sociales norteamericanas (incluso con la destacada presencia de anarquistas de cultura alemana, como A. Spies o Johann Most). Sin embargo, justo cuando se afianzaban la libertad sindical, la reducción legal de las jornadas o la regulación definitiva del convenio colectivo (esto último con la National Recovery Act en 1933), la crisis del 29 vuelve a poner en jaque al sistema. Frente e ello, nuestro hombre de hierro afirma que «no queremos ver cómo se derriban los cimientos de este gran país» y que «vamos a luchar para mantenernos libres«.

**

3.-Podríamos decir que Al Capone se erige en crítico radical de “la casta”. Para empezar, desconfía del Congreso y del Presidente Hoover, aunque falla como analista político en sus previsiones para las elecciones de 1932. Cree que “los demócratas serán barridos en una votación masiva”, pero lo cierto es que Franklin D. Roosevelt ganó los comicios con un 57,2% de papeletas. Sin embargo, opinaba que “Roosevelt es un buen tipo, pero me temo que su salud es bastante inestable y lo cierto es que un líder necesita salud”. El entrevistado estaba al corriente de la actualidad política e incluso se permite recomendar al industrial, abogado  y diplomático Owen D. Young como Secretario del Tesoro en caso de que gane Roosevelt.

El punto más chocante es su inmisericorde crítica a los banqueros, lo cual hizo abrir los ojos como platos a Vanderbilt (en realidad, esta fue su actitud a lo largo de toda la charla). Pero sobre esto hablaremos mañana.

***

 

Publicado en Corrupción | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Moral y política en Al Capone (I)

1.-Ihering advirtió tempranamente la necesidad de explicar el Derecho con imágenes concretas, incluso con contratación de actores por parte de las Facultades (*). A nuestro cerebro le encantan las historias y los dibujos vivos, tan lejanos del conceptualismo de las Pandectas.

La Mafia sabía todo eso. O, mejor dicho, los avispados guionistas de Hollywood que escribieron su épica. Se quejaba Saviano de que esa narración fabulosa había sido uno de los principales obstáculos para destejer la honorabilidad del crimen organizado.

*

2.-Me viene todo esto a la cabeza mientras me topo con la famosa entrevista para la revista Liberty de Cornelius Vanderbilt Jr. a Al Capone, en el cuarto piso del mítico Hotel Lexington de Chicago (27 de agosto de 1931). La charla se hizo unos días antes de su detención y uno de sus sorprendentes contenidos es el intento del criminal de construir  un discurso moral y político con aires de consistencia.

**

3.-Las traducciones de la entrevista han añadido  a veces matices y subrayados a las frases de Al Capone. Quizá su versión más conocida viene de la cita que hizo Eduardo Galeano en el frontispicio de su interesante Patas arriba. La escuela del mundo al revés. Veamos algunas de estas perlas:

-«La gente no respeta nada actualmente. Antes poníamos la virtud, el honor, la verdad y la ley en un pedestal. La guerra ya acabó y hemos tenido casi doce años para enderezarnos, pero mire en qué lío hemos convertido la vida».(1)

La corrupción es el lema de la vida americana de hoy. Es la gran ley allí donde ninguna otra ley es obedecida. Está minando este país. Los gobernantes honestos en cualquier ciudad pueden ser contados con tus dedos. ¡Yo podría contar los de Chicago con una mano! La virtud, el honor, la verdad y la ley  se han esfumado de nuestra vida. Somos arrogantes .»(2)

(1)»People respect nothing nowadays. Once we put virtue, honor, truth, and the law on a pedestal. Our children were brought up to respect things. The war ended. We have had nearly twelve years to straighten ourselves out, and look what a mess we’ve made of life!«

(2) «Graft»-he continued – «is a byword in American life today.  It is law whre no other law is obeyed. It is undermining this country. Teh honest lawmakers of any city can be counted on your fingers. I could count Chicago’s on one hand! Virtue, honor, truth and the law have all vanished from our life. We are smart-Alecky«.

***

dav

Publicado en Corrupción | Deja un comentario

Intervención en jornada técnica sobre inspección ambiental. «El papel de la universidad en esta vigilancia administrativa».

Aporto aquí el vídeo de mi intervención en la «Jornada técnica sobre la situación de la inspección ambiental integrada y la red REDIA de inspección ambiental«, a la cual ya nos habíamos referido anteriormente (**). Tuve el placer de compartir mesa con Josep Dalfó, que realizó un magnífico discurso sobre las entidades colaboradoras y su papel en la inspección ambiental. Como puede observarse, se trataba de exposiciones cortas que procuraban dar una visión amplia, tanto de la esfera de la Administración Pública como de las empresas (vídeo: Victoria Gayete).

 

***

Publicado en Inspección ambiental | Etiquetado , | Deja un comentario

El inmarcesible Peter

1.-No quedaba mal Laurence J.Peter en aquella obra extraordinaria del profesor Nieto titulada El pensamiento burocrático. Creo recordar que el autor norteamericano estaba incluido entre “los humoristas”, pero don Alejandro valoraba mucho su aportación. Hoy vuelve a ser citado –ya es un clásico, claro- en el último artículo de Chaves sobre los directivos y su provisión. Es  éste un tema que nos ha preocupado en algunas ocasiones (*) y que, ciertamente, da la impresión de que no está construido del todo. El mismo Chaves se refiere a la falta de regulación, a la ausencia de apuestas normativas claras después del Estatuto Básico del Empleado Público. No es fácil, desde luego, lidiar con este toro, ya que las opciones son diversas, muchos quieren ser llamados y pocos serán los elegidos.

*

2.-Ahora bien, antes de transcribir aquí las reflexiones de Chaves, conviene hacer un par de puntualizaciones. Es cierto que en nuestro país (quizás en todos) la literatura crítica contra los males de la Administración disfruta de una larga tradición. Podría empezar con el tópico de Larra, pero  lo cierto es que esta línea ha ido sosteniéndose como globo en vendaval. No faltó –es verdad- un torrente de loas a la arquitectura del EBEP, pero la cosa pública es siempre fácil pasto para el denuesto. Razones no faltan.

Sin embargo, las puyas a la Administración –tan justificadas- han de tener en cuenta el ambiente general en el que esta se mueve. En los últimos cuarenta años, el progreso de la sociedad española ha sido extraordinario, sobre todo en el campo económico (pese a la crisis). No tendría sentido que el mundo empresarial se hubiera modernizado e internacionalizado y que la Administración se hubiera quedado muy atrás. Siempre irá un poco o bastante a la zaga –porque el interés público es una rémora necesaria-, pero no cabe decir que lo privado y lo social van bien y lo público-administrativo va mal. Todos estamos en el mismo barco, aunque cada uno con su paso y su luz.

**

3.-Y la misma idea se refuerza si pensamos en que el principio de Peter también se aplicaba a las organizaciones privadas. Es decir, sus grados superiores tienden igualmente a estar ocupados por incompetentes. Es verdad que, a la corta o a la larga, el dios mercado expulsará de la faz de la Tierra a los ineptos pero, mientras llega a ese día, los usuarios habrán notado en su carne las garras del complejo de inferioridad que el incompetente está intentando liquidar. Aunque, claro está, para ir aguantando los platillos, siempre puede la corporación privada acercarse al calorcillo de los peterianos públicos y dejar su impronta en los boletines oficiales –estatales, autonómicos o locales-.

***

«Se buscan  directivos públicos por quien no sabe dirigir»

J. R. Chaves.

****

Publicado en Directivos públicos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Desde Pisa: la «VII giornata italo espagnola di Diritto amministrativo. Il buon governo per la prevenzione e la lotta contro la corruzione»

 

...1.«Alla giornata» -al trabajo, a la faena…-, tal como reza el rótulo del edificio histórico del rectorado de la Universidad de Pisa. El congreso sobre corrupción y transparencia administrativa del 9 y 10 de mayo se convirtió en un semillero de interesantes reflexiones. Puso el nivel muy alto en la primera jugada Alfredo Fioritto, que tomó como punto de partida el comentario sobre la obra pictórica «Alegoría del buen y el mal gobierno», de los hermanos Lorenzetti. Me llamó la atención la insistencia del profesor italiano (que nos acompañó en casi todas las charlas) en la debolezza de la Administración, esa debilidad que se expresa a menudo en el exceso normativo o en el aflojamiento de los controles. Emanuela Navarretta y Michela Passalacqua completarían luego esta inmejorable aportación italiana. Passalacqua anotó especialmente la dificultad de la relación entre Administración  y mercado y avanzó el tema de la protección del denunciante (que es una cuestión que está cobrando una gran relevancia).

Federico Castillo Blanco iba al mando del grupo de investigadores del Proyecto I+D DER2106-79920-R [LA LUCHA POR LA ÉTICA Y CONTRA LA CORRUPCIÓN: EMPLEO Y CONTRATACIÓN DEL SECTOR PÚBLICO. URBANISMO Y ACTIVIDAD DE FOMENTO DE LOS PODERES LOCALES]. Abrió el fuego del análisis de la Ley de Transparencia del 2013, aunque lo hizo con un discurso que iba más allá de las fronteras del Derecho positivo y que entraba en nociones más amplias como la ética de la prevención. El vaso kelseniano se le derramaba por todos lados.

Dentro del proyecto español citado desembarcamos de forma pacífica Juan F. Mestre Delgado ,María José Fernández Pavés y un servidor (que creo que es lo que se dccía antes). Un papel especial iban a tener como cicerones académicos en tierras hispano-italianas Severiano Fernández Ramos (mis alumnos ya le conocen por el manual y se acordarán de él en estos días de exámenes) y José María Pérez Monguió, un hombre igualmente estimado en el Puerto de Santa María y en Pisa.  Se atrevió, además, a jugar en italiano con la palabra whistleblower, dando una pequeña lección in situ de los riesgos y de los grandes beneficios que conlleva la técnica comparatista.

*

2.-Un papel importante fue asumido por los jóvenes investigadores que, en ambos países, están trabajando estos temas: María Riaza, Sofía Junco, Marco Lunardelli –que combinaba lo mejor de su raíz italiana con el contundente viento anglosajón- y Laura Villalba. Ya en la segunda jornada, el cabeza de serie  fue don Antonio Jiménez Blanco, clavando el tema fronterizo (de lo privado a lo público, con los partidos políticos de por medio) de las cajas de ahorro. Al auditorio le encantó, por cierto, el homenaje que  hizo don Antonio a Italia, en cuanto laboratorio de muchas de las cosas –buenas y malas- de la historia de nuestro mundo. En la cita de la conjuración de Catilina como antecedente del populismo estuvo sencillamente soberbio.

Ha de reseñarse, por supuesto, la aportación de un grupo de profesores que analizaron aspectos concretos en estas cuestiones. Allí estaban Agustí Cerrillo –con su control de los aspectos jurídicos de los medios electrónicos y de la inteligencia artificial-, Francisco Sanz Larruga–con el hiriente punto de la lucha del Derecho contra la desinformación y la noticia falsa-, Pedro Brufao –que fue al grano explicando  la realidad aplicativa de la ley de transparencia en el campo ambiental- y Marta Fernández Cabrera –penalista que entró en el ruedo avisándonos de que el toro del Derecho penal se muestra mansurrón y afeitado en muchas ocasiones y que, a menudo, ni él ni el Derecho Administrativo dan respuestas adecuadas al flagelo de la corrupción-.

**

…   3.- El concilio se cerró con aportaciones de alumnos venidos de Cádiz y La Coruña, amparados en la benevolencia y estímulo de sus tutores (Pérez Monguió y Sanz Larruga). El grupo fue realmente numeroso y tuvimos ocasión de intercambiar impresiones con todos ellos. Envío desde aquí un saludo a Blanca Bautista y a María Riaza (aunque esta última ya había penetrado en el difícil universo de los doctorandos y nos ilustró sobre el novísimo tema de la regulación jurídica de los grupos de interés).

 

 

 

Publicado en Corrupción, Corrupción urbanística | Deja un comentario

Jornada sobre la situación de la inspección ambiental integrada

1.-Los compañeros de la Universidad Rovira i Virgili , en primera línea en materia ambiental, me propusieron que representara a las universidades en la jornada técnica sobre la situación de la inspección ambiental integrada y la el sistema REDIA . Esta red es de ámbito español y facilita la cooperación y el intercambio de datos entre los responsables de vigilancia de las diversas Administraciones públicas. Además, es el escalón para la participación nacional en el mecanismo europeo para el cumplimiento de las normas de medio ambiente.

La información sobre REDIA y sobre la jornada se puede consultar en las siguientes fuentes:

Red de Inspección Ambiental-REDIA: Ministerio para la Transición Ecológica.

..Inspecció ambiental integrada: Pla i Programa d’Inspecció Ambiental Integrada de Catalunya

Jornada tècnica sobre la situació de la inspecció ambiental integrada i la xarxa REDIA d’inspecció ambiental.

*

2.-Mientras preparo algunas notas para la jornada, me quedo pensando en torno al papel que pueden tener las universidades en este campo. Por supuesto, han de aportar su grano de arena para la solución de las situaciones problemáticas, ya sea a nivel técnico o jurídico.  La experiencia real, el día a día, está en las buenas manos de las administraciones y del mundo empresarial. Aquellos que se consagraron a la ciencia pueden ser útiles ante el conflicto inesperado, frente a la pieza que no funciona o en el abismo de la novedad peligrosa.

Las universidades nacieron para no ser localistas. No sé si esto se ha conseguido totalmente. Pero lo cierto es que en  la inclinación internacional se advierte una segunda contribución de la Academia. El responsable político o administrativo está, lógicamente, adherido al día a día. La apertura de horizontes teóricos -incluso cuando son conjeturas aparentemente impracticables- alcanzaría a ser, pues, un buen servicio proporcionado por las raras gentes de laboratorio y biblioteca.

**

3.-Por último, se me ocurre que la universidad ha de poner sobre la mesa los anteojos de la Historia. Dormidos en los anaqueles, están a nuestra disposición los primeros comentarios de aquel Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres y Peligrosas -con él empezó todo, aunque alguno aún bajaría hasta el mítico Reglamento de Servicios delas Corporaciones Locales– o la primera y explosiva edición del Manual de Derecho Ambiental de Martín Mateo. La reflexión sobre el camino realizado -indiscutiblemente, un  sendero de éxito, como se observa en cualquiera de los indicadores ambientales- es la mejor vacuna contra el pesimismo, el tremendismo y la desilusión que, a veces, nos asaltan en las rutinarias mañanas, en las inacabables semanas.

***

 

 

Publicado en Inspección administrativa, Inspección ambiental | Etiquetado , | Deja un comentario

Tiempo de silencio (y II)

Aunque cada uno puede interpretar la abundante ironía de Martín-Santos como crea conveniente, me arriesgo a introducir nuestras acostumbradas negritas y a cerrar la cita que iniciamos ayer:

 

“Hay ciudades tan descabaladas, tan faltas de sustancia histórica, tan traídas y llevadas por gobernantes arbitrarios, tan caprichosamente edificadas en desiertos, tan parcamente pobladas por una continuidad aprehensible de familias, tan lejanas de un mar o de un río, tan ostentosas en el reparto de su menguada pobreza, tan favorecidas por un cielo espléndido que hace olvidar casi todos sus defectos, tan ingenuamente contentas de sí mismas al modo de las mozas quinceñas, tan globalmente adquiridas para el prestigio de una dinastía, tan dotadas de tesoros –por otra parte- que puedan ser olvidados los no realizados a su tiempo, tan proyectadas sin pasión pero con concupiscencia hacia el futuro, tan desasidas de una auténtica nobleza, tan pobladas de un pueblo achulapado, tan heroicas en ocasiones sin que se sepa a ciencia cierta por qué sino de un modo elemental y físico como el del campesino joven que de un salto cruza el río, tan embriagadas de sí mismas aunque en verdad el licor de que están ahítas no tenga nada de embriagador, tan insospechadamente en otro tiempo prepotentes sobre capitales extranjeras dotadas de dos catedrales y de varias colegiatas mayores y de varios palacios encantados –un palacio encantado al menos para cada siglo-, tan incapaces para hablar en su idioma con la recta entonación llana que le dan los pueblos situados hacia el norte a doscientos kilómetros de ella, tan sorprendidas por la llegada de un oro que puede  convertirse en piedra pero que tal vez se convierta en carrozas y troncos de caballos con gualdrapas doradas sobre fondo negro, tan carentes de una auténtica judería, tan llenas de hombres serios cuando son importantes y simpáticos cuando no son importantes, tan vueltas de espalda a toda naturaleza –por lo menos hasta que en otro sitio se inventaron el tren eléctrico y la telesilla-, tan agitadas por tribunales eclesiásticos con relajación al brazo secular, tan poco visitadas por individuos auténticos de la raza nórdica, tan abundantes de torpes teólogos y faltas de excelentes místicos, tan llenas de tonadilleras y autores de comedias de costumbres, de comedias de enredo, de comedias de capa y espada, de comedias de café, de comedias de punto de honor, de comedias de linda tapada, de comedias de bajo coturno, de comedias de salón francés, de comedias del café no de comedia dell’arte, tan abufaradas de autobuses de dos pisos que echan humo cuanto más negro mejor sobre aceras donde va la gente con gabardina los días de sol frío, que no tienen catedral.

[…]

De este modo podremos llegar a comprender que un hombre es la imagen de una ciudad y una ciudad las vísceras puestas al revés de un hombre, que un hombre encuentra en su ciudad no sólo su determinación como persona y su razón de ser, sino también los impedimentos múltiples y los obstáculos invencibles que le impiden llegar a ser, que un hombre y una ciudad tienen relaciones que no se explican por las personas a las que el hombre ama, ni por las personas a las que el hombre hace sufrir, ni por las personas a las que el hombre explota ajetreadas a su alrededor introduciéndole pedazos de alimento en la boca, extendiéndole pedazos de tela sobre el cuerpo, depositándole artefactos de cuero en torno de sus pies, deslizándole caricias profesionales por la piel, mezclando ante su vista refinadas bebidas tras la barra luciente de un mostrador. Podremos comprender también que la ciudad piensa con su cerebro de mil cabezas repartidas en mil cuerpos aunque unidas por una misma voluntad de poder merced al cual los vendedores de petardos de grifa, los hampones de las puertas traseras de los conventos, los aprovechadores del puterío generoso, los empresarios de tiovivos sin motor eléctrico, los novilleros que se contratan solemnemente para las capeas de los pueblos del desierto circundante, los guardacoches, los recogepelotas de los clubs y los infinitos limpiabotas quedan incluidos en una esfera radiante, no lecorbusiera, sino radiante por sí misma, sin necesidad de esfuerzos de orden arquitectónico, radiante por el fulgor del sol y por el resplandor del orden tan graciosa y armónicamente mantenido que el número de delincuentes comunes desciende contínuamente en su porcento anual según las más fidedignas estadísticas, que el hombre nunca está perdido porque para eso está la ciudad (para que el hombre no esté nunca perdido), que el hombre puede sufrir o morir pero no perderse en esta ciudad, cada uno de cuyos rincones es un recogeperdidos perfeccionado, donde el hombre no puede perderse aunque lo quiera porque mil, diez mil, cien mil pares de ojos lo clasifican y disponen, lo reconocen y abrazan, lo identifican y salvan, le permiten encontrarse cuando más perdido se creía en su lugar natural: en la cárcel, en el orfelinato, en la comisaría, en el manicomio, en el quirófano de urgencia, que el hombre –aquí- ya no es de pueblo, que ya no pareces de pueblo, hombre, que cualquiera diría que eres de pueblo y que más valía que nunca hubieras venido del pueblo porque eres como de pueblo, hombre.”

***

Publicado en Urbanismo | Etiquetado , , | Deja un comentario

Tiempo de silencio (I).

  Días de relectura de Tiempo de silencio (1962), de Luis Martín-Santos. Fue mi profesor de literatura, Pedro Alonso, el que me descubrió esta novela (que, lógicamente, no me gustó nada la primera vez que la leí). Como es sabido, ya no soporto las novelas, pero me encantan aquí la voluntad de clavar un ensayo en el enclenque cuerpo argumental, la ironía permanente y el inacabable juego lingüístico. Por otra lado, una manera perfecta de acercarse a una concreta gran ciudad española a fines de los años cincuenta del siglo pasado.

 

”Hay ciudades tan descabaladas, tan faltas de sustancia histórica, tan traídas y llevadas por gobernantes arbitrarios, tan caprichosamente edificadas en desiertos, tan parcamente pobladas por una continuidad aprehensible de familias, tan lejanas de un mar o de un río, tan ostentosas en el reparto de su menguada pobreza, tan favorecidas por un cielo espléndido que hace olvidar casi todos sus defectos, tan ingenuamente contentas de sí mismas al modo de las mozas quinceñas, tan globalmente adquiridas para el prestigio de una dinastía, tan dotadas de tesoros –por otra parte- que puedan ser olvidados los no realizados a su tiempo, tan proyectadas sin pasión pero con concupiscencia hacia el futuro, tan desasidas de una auténtica nobleza, tan pobladas de un pueblo achulapado, tan heroicas en ocasiones sin que se sepa a ciencia cierta por qué sino de un modo elemental y físico como el del campesino joven que de un salto cruza el río, tan embriagadas de sí mismas aunque en verdad el licor de que están ahítas no tenga nada de embriagador, tan insospechadamente en otro tiempo prepotentes sobre capitales extranjeras dotadas de dos catedrales y de varias colegiatas mayores y de varios palacios encantados –un palacio encantado al menos para cada siglo-, tan incapaces para hablar en su idioma con la recta entonación llana que le dan los pueblos situados hacia el norte a doscientos kilómetros de ella, tan sorprendidas por la llegada de un oro que puede  convertirse en piedra pero que tal vez se convierta en carrozas y troncos de caballos con gualdrapas doradas sobre fondo negro, tan carentes de una auténtica judería, tan llenas de hombres serios cuando son importantes y simpáticos cuando no son importantes, tan vueltas de espalda a toda naturaleza –por lo menos hasta que en otro sitio se inventaron el tren eléctrico y la telesilla-, tan agitadas por tribunales eclesiásticos con relajación al brazo secular, tan…”

[continuamos mañana]

***

Publicado en Imágenes del Derecho, Urbanismo | Etiquetado , | Deja un comentario

Viaje a Italia.»Il Buon Governo per la prevenzione e la lotta contro la corruzione».

Los días 9 y 10 de mayo celebraremos en Pisa unas jornadas sobre corrupción y transparencia administrativa. Gracias a un activísimo grupo de compañeros de Granada –dirigidos por el infatigable Federico Castillo Blanco– me he introducido en estos temas y ya he tenido ocasión de comentarlos en público con algunos relevantes especialistas que corren por nuestros lares (Juli Ponce y Capdeferro, en concreto). También he hablado de estos temas con Joan Lluis Pérez-Francesch, que dirige con Borja de Riquer un relevante grupo de investigación sobre la historia de la corrupción. Un gran placer, en definitiva, compartir nuestras reflexiones con los compañeros italianos.

*

Anoto aquí la referencia del acto que aparece en la web de Iustel:

 

VII Giornata Italo Spagnola di Diritto amministrativo: Il Buon Governo per la prevenzione e la lotta contro la corruzione

Los días 9 y 10 de mayo de 2019 se celebrará en Pisa la “VII Giornata Italo Spagnola di Diritto amministrativo: Il Buon Governo per la prevenzione e la lotta contro la corruzione”.

Coordinatori

Alfredo Fioritto, José María Pérez Monguió, Severiano Fernández Ramos,

Pisa 9, 10 maggio 2019

Aula VI, Palazo della Sapienza

Giovedì 9 maggio – 15:00 a 18:30

Saluti

Prof. Emanuela Navarretta – Direttrice del Dipartimento di Giurisprudenza

Prof. Michela Passalacqua – Pro Rettrice agli affari giuridici

Relazioni introduttive

– Alfedo Fioritto, Prof. Ordinario Diritto amministrativo Università di Pisa

Buon governo e corruzione

– Federico A. Castillo Blanco, Prof. Ordinario Diritto amministrativo Università di Granada

La integridad del sector público

Tavola rotonda

Il cammino verso una etica pubblica: esempi e strumenti

Moderatore: José María Pérez Monguió

Intervengono:

– Severiano Fernández Ramos (Prof. Ordinario Diritto amministrativo Università di Cádiz)

Transparencia y corrupciàn

– Alberto Vannucci (Prof. Ordinario Diritto amministrativo Università di Pisa; da confermare)

– Juan F. Mestre Delgado (Prof. Ordinario Diritto amministrativo Università di Valencia)

Actos irregulares en materia de ayudas públicas

– María José Fernández Pavés (Prof. Ordinario Diritto amministrativo Università di Granada)

Control fiscal de las subvenciones públicas-

– Joan Amenos Álamo (Prof. Associato di Diritto amministrativo Università Autónoma di Barcelona.

Concepto y formas de la corrupción urbanística

Pausa caffè

Comunicazioni programmate

-María Riaza Vázquez (Dottoranda U. Cadice)

La incipiente regulación de los grupos de interés en España

-Sofía Junco Ruiz (Fundación Carolina)

Mecanismos de prevención y lucha contra la corrupción a la luz de la Ley General de Responsabilidades Administrativas en México

-Marco Lunardelli

La Trasparenza amministrativa

-Laura Villalba Cano (Contratada predoctoral FPI de la Universidad de Cádiz)

La eficacia del régimen sancionador de la Ley de Transparencia en España: el caso de la Comunidad Autónoma de Andalucía

Participazione degli studenti

Presiede e coordina Prof. Giovanna Pizzanelli

Università di A Coruña

Università di Cadice

Università di Pisa

Venerdì 10 maggio 10:30 a 13:00h

Preseide e conclude

Prof. Mario Chiti

Professore Ordinario di Diritto amministrativo

Università di Firenze

Corrupción pública privada: el caso cajas de ahorro

Antonio Jiménez Blanco

Prof. Ordinario Diritto amministrativo (Univesità Politécnica de Madrid)

Medios electrónicos e inteligencia artificial en la lucha contra la corrupción

Agustí Cerrillo I Martínez

Prof. Ordinario Diritto amministrativo Università Oberta de Cataluña

Corrupción y lucha contra la desinformación

Francisco Sanz Larruga

Prof. Ordinario Diritto amministrativo Università di A Coruña

La prevenzione della corruzione nelle amministrazioni

Valentina Giomi

Professore associato di Diritto amministrativo

Università di Pisa

Il whistleblower quale strumento di collaborazione sociale per la lotta alla corruzione

José María Pérez Monguió

Professore associato di Diritto amministrativo Univesità di Cadice

Acceso a la información y transparencia administrativa en materia ambiental como instrumento de buen gobierno en el Derecho español

Pedro Brufao Curiel

Prof. Acreditado de titular de Universidad

Università di Extremadura.

La tutela penal de la función pública. Recientes tendencias legislativas y jurisprudenciales

Marta Fernández Cabrera

Università di Malaga

Conclusioni

***

 

 

 

Publicado en Corrupción, Corrupción urbanística | Deja un comentario