Factor y cheque confirmado

En la sentencia de 15 de julio de 2008 (www.laley.es, núm. 7069, de 3 de diciembre), el Tribunal Supremo condena a una entidad de crédito a indemnizar al portador de un cheque conformado que no fue pagado por insuficiencia de fondos. Fundamenta su decisión en que el poder inscrito del director de la sucursal que emitió la declaración de conformidad -al que considera “factor”- no había sido limitado. Declara que el poder que tenía el factor era suficiente y que los límites existentes en una carta interna no eran oponibles a terceros. La declaración de conformidad generó una confianza que no podía ser defraudada, razón por la cual falló la responsabilidad de la entidad de crédito. “…el Tribunal de apelación no condenó a Caja Rural del Jalón, Sociedad Cooperativa de Crédito por ser deudora cambiaria ni por haberse obligado extracambiariamente como garante, sino por tratarse de la persona jurídica responsable extracontractualmente como garante, de los daños y perjuicios causados por su dependiente y apoderado a la tomadora de los cheques, al suscitar en ella la errónea creencia de que el librador tenía fondos, lo que le llevó a contratar y, al fin, a ver frustradas unas expectativas de cobro que fundamentalmente consideró inciertas”.

About Carles Górriz López

Professor Titular de Dret Mercantil. Aficionat al cine, a la literatura i a fer esport.
This entry was posted in Empresario and tagged , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Factor y cheque confirmado

  1. Sergi Sanchez Rueda says:

    Hasta cierto punto veo normal que la entidad de crédito se tenga que hacer cargo de ese pago (por ser conformado) frente al portador del cheque.

    Ahora bien, la entidad de crédito ¿puede ejercer algún derecho de cobro contra su cliente por haber pagado algo que realmente debía pagar éste?

  2. Carles Górriz López says:

    Respecto de la pregunta de Sergi -muy buena-, el problema se planteaba porque el banco había limitado los poderes del director -según el banco- a través de una circular interna. Al no tener reflejo externo ni aparecer inscrita en el Registro Mercantil, los límites eran inoponibles a terceros. De ahí que el Tribunal Supremo condenará al banco a pagar. Y aquí se presenta el problema porque no se condena al banco como “garante” de la deuda incorporada la cheque sino por responsabilidad extracontractual; por haber generado una confianza en el cliente que se vió defraudada. Por eso es dudoso que el banco pueda repetir lo que pagó contra el cliente. De todos modos, el cliente emitió un cheque que no pudo atender por no disponer de fondos. Dado que esta situación ha generado un perjuicio a la entidad de crédito es probable que pueda actuar contra el cliente en virtud de esta conducta.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.