Descubrir Barcelona en un día

La extensión de Barcelona y sus numerosos atractivos turísticos, culturales y de ocio hacen que durante unas vacaciones en la Ciudad Condal sea necesario tomárselo con calma, ya que no se puede pretender visitar todo. En un corto tiempo es materialmente imposible. No obstante, hay un modo de conseguir que al menos todo aquello que merece la pena conocer en Barcelona quede a tu alcance. Se trata del Bus Turístico que empresas como Shortplans te ofrecen.

Todos los grandes reclamos barceloneses quedan unidos por este medio de transporte que los descubre a los visitantes del modo más atractivo y práctico posible.

Atractivo porque los trayectos entre un hito y otro del patrimonio de la ciudad se hacen en un cómodo autocar descapotable de dos pisos para disponer de una excelente panorámica de los lugares más carismáticos de la ciudad.

Y práctico, porque en esos autocares siempre va una azafata a bordo para resolver todas vuestras dudas, así como también se dispone de la información sobre la ciudad en auriculares que ofrecen sus contenidos en 12 idiomas diferentes. Incluso si eres una persona con movilidad reducida, el Bus Turístico de Barcelona va a ser tu medio de transporte ideal, ya que son vehículos adaptados para vosotros.

El itinerario del Bus Turístico ofrece dos rutas diferentes y ambas tienen una duración completa aproximada de dos horas. Se trata de la Ruta Este y la Ruta Oeste. Los recorridos que puedes hacer son los siguientes:

  • Ruta Este: Plaza de Cataluña, Catedral-Barrio Gótico, Port Vell, Museo de Historia de Cataluña, Barceloneta, Puerto Olímpico, Playas del Bogatell, Nova Mar Bella y Forum, Sagrada Familia, Hospital de la Santa Creu y Sant Pau, Parque Güell, Tibidabo, La Pedrera y Casa Batlló. Durante los meses de invierno, las paradas en las playas barcelonesas se cancelan y se sustituyen por las de la Ciutadella-Zoo, Teatro Nacional-Auditorio y Glorias-Torre Agbar.

  • Ruta Oeste: Plaza de Cataluña, Catedral-Barrio Gótico, Paseo de Colón, World Trade Center, Jardines de Miramar, Fundación Joan Miró, Anillo Olímpica, Museo Nacional de Cataluña, Pueblo Español, Caixa Forum, Plaza de España, Estación de Sants, Camp Nou, Plaza Pío XII, L’Illa Diagonal, Avenida Diagonal, La Pedrera y la Casa Batlló.

Como se puede comprobar, ambas rutas tienen paradas en común, por lo que se puede ir alternando el recorrido por la ciudad a tu antojo. Gracias al plano que te dan con la compra del ticket para todo el día, puedes preparar el itinerario que más te plazca con antelación, sabiendo que podrás subir y bajar del Autobús Turístico cuantas veces quieras a lo largo del día. Aunque otra opción es dejarte llevar tu intuición e ir improvisando tus paradas según los apetitos de cada momento. Una ciudad como Barcelona requiere ese tipo espontaneidad, se disfruta mucho más.

Deja un comentario