Biografies lingüístiques

Textos per a la sostenibilitat lingüística

Tag Archive 'catalán'

Des 18 2008

El cambio de chip cuando conocí a un chico muy especial

Posted in General |

Me llamo Teija, soy finlandesa y mi lengua materna es el finlandés. A día de hoy, a los 21 años, hablo cuatro lenguas extranjeras: sueco, inglés, castellano y catalán.
Hasta hace sólo unos años mi entorno era bastante monolingüe a pesar de que en la escuela empecé a estudiar la primera lengua extranjera, el inglés, a los diez años y la segunda, el sueco, a los 14. Crecí en un pueblo pequeño en el centro de Finlandia donde en la calle es poco probable oír otros idiomas y aunque existen dos lenguas oficiales en Finlandia – el finlandés y el sueco – en mi entorno, lejos de la población suecohablante, no tenía casi ningún contacto con esta otra cultura. En mi familia siempre se ha hablado solo finlandés pero de vez en cuando teníamos invitados extranjeros en casa por el trabajo de mi padre y gracias a ellos, ya desde pequeños hemos tenido la oportunidad de escuchar por ejemplo ruso en situaciones reales.

De las cinco lenguas que hablo el sueco y el castellano tienen una importancia especial para mí. Mi aprendizaje del sueco ha pasado por varias etapas: ya antes de empezar a estudiarlo en la escuela yo y mis hermanas fuimos un verano a pasar unas semanas en la parte de Finlandia donde se habla exclusivamente sueco. En el colegio era mi materia preferida, tenía mucha facilidad para aprenderlo y al acabar el bachillerato me motivaba tanto que decidí dedicarme a ese idioma: gracias a mi entusiasmada profesora estaba segura de que aquello era mi futuro. No obstante, antes de empezar los estudios en la universidad quería tomar un año sabático para tener nuevas experiencias en el extranjero y fue en este punto cuando todo se cambió.
Había empezado a estudiar castellano en el bachillerato y me hacía mucha ilusión ir a pasar un año en España. Por internet busqué familias que necesitaban au-pair y al final encontré una familia muy simpática que vivía en Barcelona y que me quería acoger a su casa para que hiciese de canguro a sus hijas. Fue toda una aventura en todos los sentidos y no menos lingüísticamente: por ejemplo, al ser catalanoparlantes las niñas todavía no sabían castellano cuando yo llegué. Al principio era complicado comunicarnos pero poco a poco las niñas iban aprendiendo más castellano y yo también mejoré mucho. Al final me sorprendió lo rápido que se aprende una lengua cuando se está obligado a usarla cada día: en pocos meses avancé más que durante los tres años que había estudiado castellano en la escuela. Me pasó lo que seguramente pasa a la mayoría de gente que va a vivir en otros países: el castellano se me convirtió en la lengua dominante. Empecé a pensar y, de vez en cuando también a soñar en castellano y cuando, después de pasar un tiempo sin usar mi idioma hablaba con finlandeses, me costaba encontrar las palabras en mi propia lengua.
En fin, fue algo que nunca antes había experimentado y dentro de mi historia lingüística el progreso en castellano es lo más interesante que pueda contar. Incluso me hizo dejar el sueco y cambiar radicalmente de planes: pasado un año en Cataluña volví a Finlandia y me quedé un año allí (estudiando sueco, porque ya me había matriculado en la universidad) pero después decidí volver aquí para vivir juntos con mi novio. Él es catalán pero entre nosotros hablamos en castellano y admito que este vínculo afectivo tiene una gran importancia en cuanto a mi relación con este idioma. Ahora la verdad es que me estoy instalando aquí de manera permanente y el sueco, que antes me gustaba tanto y era el idioma que mejor dominaba, ya no tiene mucha importancia para mí.

Así fue como me cambié de chip y de cultura pero a pesar de vivir lejos de mi gente mi lengua materna nunca dejará de ser la más querida. Para finalizar he de decir que algún día quiero llegar a hablar catalán igual de bien que el castellano. Es mi gran objetivo pero lo iré haciendo sin obsesiones, poquet a poquet!

-Teija Järvisalo


10 Comments

Oct 20 2008

La recibida cultural y lingüística

Posted in General |

He llegado a Barcelona hace unos pocos meses con el objeto de estudiar en la UAB. Desde entonces, me he sentido muy cómodo y en ningún momento he percibido que las diferencias culturales hayan sido una barrera que deba saltar. Soy argentino, y desde un principio las personas se han mostrado muy simpáticas y respetuosas de mi cultura, a la vez que me han permitido ir conociendo la suya de una manera amena. Pienso que lo importante es mantener una actitud positiva y abierta.

Por otro lado, creo que un modo natural de introducirse en la cultura de un pueblo es a través de su lengua, y por esta razón, ya venía con la idea de hacer los cursos que sean necesarios para poder comunicarme con las personas de aquí en su propio idioma. También el amor que la gente profesa aquí por su lengua ha sido una motivación extra. Es un sentimiento muy particular que en la mayoría de los casos no se torna excluyente. Claro que hay excepciones, pero en lo que a mi respecta, han sido las menos.

Desde mi punto de vista, el catalán es una lengua muy bonita, y al ser una lengua románica no la he sentido muy lejana. En general me cuesta mucho aprender otras lenguas, pero en la UAB brindan muchísimas facilidades, facilidades que van desde un pequeño libro con frases útiles hasta cursos básicos gratuitos. También el contacto cotidiano con el idioma hace que sea mucho más sencillo su aprendizaje.


No hi ha comentaris