Operación de miopía; la solución definitiva al uso de gafas o lentes de contacto

Vivimos en un mundo en el que se la ha dado preferencia a lo visual y a las imágenes, por ello la vista es uno de los cinco sentidos que nos permiten tomar contacto con el mundo externo.

Los cinco sentidos que poseemos son  en general importantes para la vida diaria, gracias a ellos podemos relacionarnos con el medio, percibir los cambios en el mundo que nos rodea y que nos condiciona. Cada uno tiene una ocupación determinada, pero sin duda ninguna la gran mayoría de las funciones que efectuamos día a día lo hacemos gracias al sentido de la vista. Por esto sin duda es el más importante.

Cuando decimos u oímos la expresión “una imagen vale más que mil palabras” es porque vivimos en un mundo en donde aquello que logramos ver, interpretar e identificar en nuestro medio es esencial para nosotros.

La vista es el sentido más revelador, el 80% de la información que acumulamos lo hacemos a través de nuestros ojos;  y no solo las imágenes, sino también todas las demás emociones. No en vano sobre el 50% de nuestro cerebro se dedica a procesar lo que vemos.

 

La miopía, uno de los problemas de visión más comunes.

La miopía es un tipo de error de refracción común en donde los objetos cercanos se ven con claridad, mientras que los objetos lejanos se ven borrosos. Esto sucede por que la luz se enfoca delante de la retina en vez de hacerlo sobre la misma.

Este problema de visión puede afectar tanto a los niños como a los adultos. En los niños se suele dar más entre los 8 y los 12 años y puede empeorar con la adolescencia. En las personas mayores se suele mantener estable hasta sobrepasar los 50 años, pero a partir de aquí también puede empeorar. La gente con padres que padecen miopía suelen tener más posibilidades de sufrirla.

 

¿Cómo se soluciona la miopía?

Los anteojos y las lentes de contacto son los remedios más comunes para corregir este problema. Pero sin duda ninguna la solución definitiva es la operación de miopía. Con esta intervención se cambia de manera permanente la forma de la córnea para así mejorar la visión refractiva. El paciente que se somete a esta cirugía puede reducir o incluso eliminar de forma definitiva la necesidad de tener que llevar gafas o lentes de contacto.

 

 

Esta entrada fue publicada en Salud. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.