Características y tratamientos de la Pinguécula

¿Te ha sucedido que de pronto detectamos una especie de mancha en lo blanco de tu ojo?, ¿a esto se suma una molestia constante? Es posible que estés ante la presencia de una Pinguécula

¿Qué es una Pinguécula?

Esta se manifiesta por medio de un bulto en la zona conjuntiva, que se vuelve  de color amarillo y es muy visible, ya que se instala en lo blanco del ojo muy cerca de la córnea, ocasionando molestias.

Se trata de un pequeño tumor benigno ubicado en el globo ocular, específicamente arriba y en el centro de la esclerótica, afectando mayormente la zona cercana a la nariz.

¿Cómo saber más acerca de la Pinguécula y su tratamiento?

Quizás ya presentas este bulto en la parte blanca de tu ojo y no has prestado mayor atención.

Ahora que conoces un poco más sobre la pinguécula, puedes ahondar en detalles a través de páginas web especializadas y dedicadas a describir la anomalía, donde recomiendan ciertos tratamientos y facilitan coger una cita con el especialista.

La principal causa de esta enfermedad de los ojos proviene de los rayos de luz ultravioleta que emanan del sol. Sin embargo, se reparten la responsabilidad la acción del viento y del polvo cuando la persona está continuamente expuesta a ellos.

La excesiva sequedad del ojo es un elemento que colabora con el desarrollo de la anomalía, esto se conoce comúnmente como el síndrome del ojo seco.

¿Quiénes son susceptibles a padecerla?

La Pinguécula no tiene una edad preferida, ya que esta puede manifestarse en niños, jóvenes y adultos por igual. En los dos primeros casos es menos frecuente y suele aparecer cuando se exponen con mucha frecuencia al aire libre sin ninguna protección.

En las personas adultas de edad media y avanzada es mucho más frecuente si están constantemente bajo los rayos UV.

Síntomas de la Pinguécula

Si  tiene lugar una ruptura de la película lagrimal debido a esta protuberancia y que impida que dicha película se expanda por todo el ojo de manera natural, esto puede generar sequedad, picazón, ardor, sensación de que hay un cuerpo extraño en el ojo y visión borrosa.

Tratamiento

Lo primero es proteger los ojos de los rayos UV del sol, ahora bien, el tratamiento se determina en función a cuán graves sean los síntomas, por tanto el oftalmólogo decidirá entre las siguientes opciones:

  • Gotas lubricantes para ojos
  • Lentes de contacto esclerales
  • Gotas oftálmicas con esteroides o antiinflamatorios, para hinchazón localizada
  • Gotas especiales para el ojo seco
  • Extirpación quirúrgica

 

Esta entrada fue publicada en Salud. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.