Consigue un look diferente cada día con las planchas para el pelo

Para muchas personas, su cabello es muy importante. Lo cuidan y lo miman para mantenerlo sano, pero además saben muy bien cómo domarlo para sacar partido a su aspecto personal. Es por ello que las planchas se han convertido en un gran aliado, pues permiten conseguir peinados muy versátiles en pocos minutos.

Tu cabello en buenas manos

¿Cuántas veces has oído que las planchas para el pelo estropean el cabello? Seguro que muchas veces. Esta concepción viene de las primeras planchas que salieron al mercado, ya que aún no estaban perfeccionadas y era muy fácil quemarse el pelo. Sin embargo, con el tiempo se han desarrollado nuevos modelos que evitan este problema.

Las mejores planchas de pelo del mercado cuentan con tecnologías y materiales innovadores que, además de ofrecer un resultado propio de peluquería, cuidan el pelo dejándolo sano, suave y brillante. Destacan las placas de cerámica y la descarga iónica, que elimina el temido frizz que suele aparecer cuando nos alisamos el pelo.

Opciones más allá del liso

Aunque las planchas para el pelo se utilizan normalmente para alisar, también son una herramienta perfecta para rizar el cabello. Cada vez son más los salones de peluquería que usan las planchas en lugar de los rizadores típicos, evitando daños capilares y posibles quemaduras.

Con un poco de técnica, puedes conseguir unos bucles grandes y marcados perfectos para las ocasiones especiales. Aunque si prefieres un look más discreto, puedes utilizar las planchas para marcar algunos mechones sueltos en coletas y recogidos. Y para el verano, no hay nada como unas beach waves que te permitan conseguir ese estilo surfero propio de las chicas de California.

Una plancha para cada tipo de pelo

Con toda la oferta disponible en el mercado, puede resultar muy complicado elegir la plancha perfecta. Antes que poner por delante el precio, lo primero que tienes que hacer es tener en cuenta una serie de consideraciones: el uso que le vas a dar a la plancha y tu tipo de cabello.

No es lo mismo alisar el pelo liso y fino que el rizado y grueso, ya que el primero es más débil y puede dañarse con facilidad (en este caso, lo mejor es que optes por planchas que no alcancen temperaturas muy altas). Y para los cabellos más rizado e indomables, lo mejor es que inviertas en una plancha grande y con un amplio rango de temperatura.

Las planchas para el pelo actuales no tienen nada que ver con los primeros modelos, pues además de permitirte conseguir un acabado increíble, no dañan el cabello. Pero si lo que quieres es contar con un aparato con todas las garantías, te aconsejamos que te atrevas con un modelo profesional. ¡Después no querrás probar ningún otro!

 

 

Esta entrada fue publicada en Cabello. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.