Cuándo es recomendable acudir una terapia de pareja

Los psicólogos son una excelente ayuda a la hora de solucionar problemas en las relaciones, resolver disputas o superar una ruptura

Las relaciones personales y sentimentales pasan por diferentes etapas. Algunas pueden superarse sin ayuda externa y con una buena comunicación entre la pareja. Sin embargo, hay situaciones en las que la relación entre las dos personas ha llegado a unos extremos tan alejados que, tanto por uno como por otro, hacen imposible llegar a un acuerdo. En estas situaciones y si todavía se quiere luchar por la relación es recomendable acudir a una terapia de pareja Madrid.

Lo más común es que el alejamiento de la pareja esté producido por el nacimiento de problemas de comunicación y entendimiento, desconfianza, insatisfacción o, simplemente, la propia rutina y el aburrimiento. Por ello, lo aconsejable es acudir a un profesional cuando empecemos a notar estos síntomas de agotamiento de la relación, ya que cuanto más pospongamos la visita más difícil será solucionar el problema.

Esto es lo que recomiendan los psicólogos Madrid, ya que dejar la visita al profesional para el último momento dificulta mucho la resolución del problema. Al respecto, los psicólogos señalan que en más del 75% de las ocasiones en las que una pareja acude a tiempo a un psicólogo se soluciona el problema, mientras que cuando llega al final de la situación es muy difícil reconducir la situación.

El trabajo de los psicólogos siempre irá encaminado a tratar de reconducir la relación y huir del círculo vicioso en el que la pareja ha podido entrar debido a los problemas de la convivencia, a las inseguridades o a la desconfianza. Lo importante, a la hora de visitar a un psicólogo, es que los dos miembros de la pareja estén comprometidos con la idea de querer superar el bache que están trabajando.

Cuando no es posible superar este problema de la pareja, la figura del psicólogo también es relevante, ya que este experto ayuda a que la ruptura sea más fácil para las dos partes. En este sentido y sobre todo cuando hay niños por en medio, la actuación del psicólogo puede convertirse en clave para lograr el acuerdo tan necesario entre las dos partes.

En estos casos, los psicólogos actúan como mediadores familiares con la finalidad de ayudar y facilitar el proceso de ruptura, consiguiendo el mejor resultado para todas las partes.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.