Contabilidad empresarial: Asientos contables

En este nuevo post quiero hablaros sobre la contabilidad empresarial y cómo se lleva a cabo para tener todas las cuentas claras y evitar problemas mayores. La contabilidad es una temática compleja e inalcanzable para algunos pero muy sencilla para otras personas, que dedican su vida a calcular ingresos y gastos y estudiar así la viabilidad de la empresa.

Para realizar los cálculos contables de cada una de las empresas, los expertos financieros elaboran un libro diario basado en asientos contables. Los asientos contables son un conjunto o grupo de anotaciones que se plasman sobre el Libro Diario y que cuyo objetivo no es otro que registrar la actividad económica de la empresa. Estos asientos contables reflejan cualquier movimiento de la empresa que afecte a su patrimonio o capital.

Los asientos contables son la mejor forma de registrar cada movimiento económico de la empresa para llevar al día las cuentas, de otra forma sería demasiado caótico contabilizar todas las transacciones y efectuar un análisis preciso de la situación económica que atraviesa la compañía.

El debe y el haber

¿Quién no ha escuchado hablar sobre estos conceptos contables alguna vez en su vida? Si no lo has hecho aún, deberías informarte sobre contabilidad básica para principiantes y ponerte a trabajar cuanto antes ya que es un sector interesante y con mucho futuro.

El debe y el haber son dos anotaciones que se utilizan en cada asiento contable y que afectan al activo o al pasivo. Estos conceptos contables se basan en que todos los asientos deben afectar al menos a dos cuentas y por ello, cada movimiento económico tiene una contrapartida.

Tipos de asientos contables

Existen diferentes tipos de asientos contables y cada uno de ellos tiene una finalidad para apuntar en el mencionado libro diario. Vamos a explicaros algunos de ellos con una breve descripción, allá vamos.

Los asientos operativos del ejercicio. Este tipo de asientos registran cronológicamente todas las operaciones efectuadas con trascendencia contable que la empresa realiza durante un ejercicio económico.

Los asientos de ajuste. Estos asientos se definen como registros o apuntes que permiten registrar operaciones económicas pendientes para reflejar una imagen real y precisa de la situación económica de la compañía durante la fecha indicada.

Se realizan con el objetivo de reflejar una realidad imposible de plasmar con los asientos previos que distorsionarían la situación real de la empresa. Algunos ejemplos son las pérdidas y amortizaciones por el deterioro de elementos relacionados con el patrimonio o el ajuste del valor de algunas de las existencias de la empresa.

Asientos por su fondo: se trata de registros o apuntes que se anotan al comienzo de un ejercicio económico y resumen la situación financiera de la empresa en ese mismo instante. En contabilidad, se trata de una inversión de asientos del cierre llevados a cabo en el anterior ejercicio económico.

Los asientos de regularización: son registros técnicos que se encargan de cerrar las cuentas de ingresos y gastos, resumiendo los importes a la cuenta de resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.