Archivo de la categoría: coaching

Cómo negociar un aumento de sueldo

No hay duda,  los jefes hoy día controlan todo el espacio de trabajo. Cuándo hay que llegar al trabajo, lo que hay que utilizar, descansos y cuando debes irte a casa. Es por eso, por lo que es importante que los empleados se aprovechen de las pocas cosas en las que tienen algo de poder. La negociación de su salario es una de esas cosas.

Tienes que ver un aumento de tu salario como un beneficio acumulativo. Lo que a priori es un aumento mínimo, o una cantidad «no vale la pena» puede llegar a ser una cantidad sustancial después de una serie de meses dónde se vea la capacidad de crecimiento. Un aumento de salario sirve como base para todos los aumentos que vienen después. Si tienes éxito durante la primera negociación, tu jefe se fijará en tu rendimiento, revisará tu trabajo con lupa y te valorará más como trabajador.

Así que ahora que ya sabemos por qué es importante negociar, es el momento para algunos consejos útiles sobre cómo negociar con éxito tu salario para obtener ese aumento que tanto mereces.

Tener una cifra en mente

En una reunión de este tipo con tu jefe hay un montón de cosas que pueden surgir, muchas de las cuales se puede anticipar. Primero y ante todo – ten un número en mente. No tener una cantidad fija en mente deja la puerta abierta a su jefe para controlar la conversación y adoptar la cantidad que parece justa para ellos. Si entras en la habitación con un sueldo en la cabeza la situación cambia, y ese es el límite que te fijas para continuar en la compañía. No te infravalores.

salario

Investigar un poco

No todo el mundo tiene el lujo de buscar la información del sueldo de su jefe pero hay maneras de obtener información valiosa para que la negociación llegue a buen puerto. Puedes preguntar a los empleados, compañeros que hayan estado en la empresa, responsables de recursos humanos, etc. Aunque la mayoría de la gente evita preguntar a sus compañeros de trabajo lo que ganan, está bien pedir a un colega (dependiendo de la relación) con qué frecuencia y qué porcentaje de subida ha planteado anteriormente.

Cambiar las tornas

Trata de demostrar que la pérdida que sería un problema mucho más grande para ellos que un aumento. Enumera tus logros, tu crecimiento y se convincente.

Negocia con cabeza

Está bien ser creativos cuando se tratan conversaciones salariales. Una forma de hacerlo es ofreciendo a renunciar a algo. Si te has ido tres veces de vacaciones este año, entonces por qué no ofrecer renunciar algunos días de vacaciones para el año siguiente? Bueno, tal vez eso es un poco realista, pero puede haber algunos beneficios adicionales que estás recibiendo ahora a los que no le importaría renunciar para conseguir un aumento de sueldo. Horas extra, dietas, horario de verano, vacaciones,… Se creativo y varía condiciones!

La experiencia es un grado

Aunque es difícil de obtener experiencia en la demanda de negociar un salario, hay formas para desarrollar este tipo de habilidades. Algunos puntos como tiendas de segunda mano permiten practicar la negociación de manera sencilla e incluso divertirte cuando lo hagas.  Coge algo y ofrece un precio bajo y… a esperar reacciones. Puede ser entretenido ver cómo las personas acostumbradas a negociar realizan su trabajo. Si terminas haciendo buenas migas puedes incluso pedirles consejo 😀

Cómo atraer talento a tu empresa

Ya sea porque acabas de montar una nueva empresa o porque quieres que tu empresa crezca, contratar a las personas adecuadas es muy importante para crecer. Dejamos algunos consejos valiosos para atraer y retener a los mejores empleados de cada campo.

1.  Centrarse en la marca y en la reputación de la empresa

Si deseas que los mejores talentos trabajen para tí entonces tendrás que ser relevante en tu sector. Por ejemplo, imagina que eres dueño de una empresa de diseño gráfico que diseña y crea logotipos para las empresas. Si tienes una base de clientes estable que contratan proyectos durante todo el año puedes considerarte relevante en el sector.

En ese caso, tienes algo estable para luchar contra la competencia. Para atraer más talento a la empresa, asegúrate de que estás realizando una buena estrategia en Facebook, medios de comunicación, comunicados de prensa, e incluso en la página web.

2.  Proporcionar oportunidades para el crecimiento

Si los empleados no sienten que van a tener la oportunidad de avanzar en sus carreras, probablemente no aceptarán una oferta de trabajo en tu empresa.

Asegúrate de mostrar confianza y facilitar oportunidades de formación dentro de la empresa, y dejar que los candidatos se empapen de los valores de la compañía para potenciar la permanencia y  la promoción interna. Esto demuestra a los empleados que la empresa apuesta por ellos y les da esperanza e ilusión de tener una carrera contigo.

talento

3. Contratar a personas que comparten valores comunes de la empresa

Debemos tener en cuenta el hecho de que la gente pasa cerca de la mitad de sus horas de vigilia en el trabajo. Si deseas crear un ambiente positivo en el que la gente sea feliz con lo que hacen, necesitas  contratar personas que comparten los valores y que quieren alcanzar los objetivos que has establecido para tu empresa.

Es importante hacer preguntas basadas en la personalidad en lugar de la educación y la experiencia para tener una idea de los valores del candidato.

4. Crear una propuesta de valor al Empleado

Un EVP es simplemente un documento o folleto (inglés) que resume lo que los empleados dan a la empresa y reciben de la empresa. Para hacerlo, es importante echar un vistazo a lo que ofrecen los competidores y obrar en consecuencias.

Si tus competidores ofrecen planes de salud o dietas, tendrán ventaja sobre nosotros a la hora de contratar.

Debemos considerar acoplar ese tipo ventajas en nuestra empresa para darle más valor y facilitar la estancia en los empleados. Averigüa lo que hacen los competidores y ofrece algo más.

 

Los problemas del coaching

El coaching, esa herramienta empresarial y personal que sirve para desarrollar nuestro talento o personalidad para encontrar los caminos del éxito, sigue estando de moda tras varios años.

Qué es el coaching

El término coaching engloba diferentes estrategias que permiten a un individuo o empresa conseguir aquellos retos que se propone, tanto profesionalmente (coaching empresarial) como personalmente (desarrollo personal o coaching personal). A través de ejercicios o estrategias de motivación y psicología, los coachs influyen en sus ¿clientes? para que desarrollen sus habilidades y alcancen los objetivos marcados.

En qué se basa el coaching

La felicidad y el bienestar personal (objetivo principal del coaching) es algo muy subjetivo, basado únicamente en la propia concepción del individuo. Al final, lo que busca el individuo cuando se somete a un proceso de coaching, es acabar con una sensación de bloqueo vital que limita su estado de felicidad.

coaching

Profesionales de coaching – Diferenciación

Hay diversas ramas de coaching y por ello, se han desarrollado multitud de coachs especializados que, a través de técnicas basadas en psicología o en su propia experiencia vital, buscan que su cliente tome conciencia de su actual estado y pueda desarrollarse. Coaching deportivo, coaching laboral, coaching personal, etc. El proceso es el mismo, marcarnos unos objetivos basados en la realidad de la situación y del individuo para lograr superarlos y encontrar nuestro bienestar. Este es el coaching puro, unos objetivos claros y reales encuadrados en técnicas de análisis y motivación.

Como en todo los sectores que tratan realidades subjetivas, tenemos un problema a la hora de encontrar un buen profesional. 

Pseudocientíficos y coaching

No obstante, en todo este estrafalario mundo subjetivo, podemos encontrar desde profesionales reputados que basan su discurso en su continuo aprendizaje vital y académico, hasta coachs con apenas formación que unen disciplinas que no están basadas en un modelo de aprendizaje y desarrollo personal. Si no me entienden, hablo de profesionales que relacionan el coaching con técnicas de relajación, masajes y métodos terapéuticos basados en pseudociencias. Indudablemente, encontrarán individuos agradecidos a este tipo de coachs, ya que estarán más tranquilos y relajados gracias a las técnicas antiestrés, pero discrepo enormemente en uso principal del término coaching para estos procesos.

Si el objetivo de un individuo es buscar su bienestar a través del aprendizaje de técnicas de relajación encuentro perfecto que acudan a este tipo de profesionales. Lograrán un estado con el que combatir la ansiedad y se tomarán la vida cotidiana con menos estrés. Perfecto.

Ahora bien, esto no es coaching. El coaching es un desarrollo personal basado en múltiples objetivos vitales, muy alejados de técnicas de relajación puntuales. Conseguir mejorar las ventas, establecer rutinas de lectura, aprender a relacionarte con personas de tu sector, etc. Esto son objetivos establecidos en terapias de coaching, suponen un desarrollo personal y/o profesional para un individuo que marca sus metas claramente.

Debemos saber diferenciar primero, en el término coaching y segundo en lo que es o no un coach profesional.