Cómo negociar un aumento de sueldo

No hay duda,  los jefes hoy día controlan todo el espacio de trabajo. Cuándo hay que llegar al trabajo, lo que hay que utilizar, descansos y cuando debes irte a casa. Es por eso, por lo que es importante que los empleados se aprovechen de las pocas cosas en las que tienen algo de poder. La negociación de su salario es una de esas cosas.

Tienes que ver un aumento de tu salario como un beneficio acumulativo. Lo que a priori es un aumento mínimo, o una cantidad “no vale la pena” puede llegar a ser una cantidad sustancial después de una serie de meses dónde se vea la capacidad de crecimiento. Un aumento de salario sirve como base para todos los aumentos que vienen después. Si tienes éxito durante la primera negociación, tu jefe se fijará en tu rendimiento, revisará tu trabajo con lupa y te valorará más como trabajador.

Así que ahora que ya sabemos por qué es importante negociar, es el momento para algunos consejos útiles sobre cómo negociar con éxito tu salario para obtener ese aumento que tanto mereces.

Tener una cifra en mente

En una reunión de este tipo con tu jefe hay un montón de cosas que pueden surgir, muchas de las cuales se puede anticipar. Primero y ante todo – ten un número en mente. No tener una cantidad fija en mente deja la puerta abierta a su jefe para controlar la conversación y adoptar la cantidad que parece justa para ellos. Si entras en la habitación con un sueldo en la cabeza la situación cambia, y ese es el límite que te fijas para continuar en la compañía. No te infravalores.

salario

Investigar un poco

No todo el mundo tiene el lujo de buscar la información del sueldo de su jefe pero hay maneras de obtener información valiosa para que la negociación llegue a buen puerto. Puedes preguntar a los empleados, compañeros que hayan estado en la empresa, responsables de recursos humanos, etc. Aunque la mayoría de la gente evita preguntar a sus compañeros de trabajo lo que ganan, está bien pedir a un colega (dependiendo de la relación) con qué frecuencia y qué porcentaje de subida ha planteado anteriormente.

Cambiar las tornas

Trata de demostrar que la pérdida que sería un problema mucho más grande para ellos que un aumento. Enumera tus logros, tu crecimiento y se convincente.

Negocia con cabeza

Está bien ser creativos cuando se tratan conversaciones salariales. Una forma de hacerlo es ofreciendo a renunciar a algo. Si te has ido tres veces de vacaciones este año, entonces por qué no ofrecer renunciar algunos días de vacaciones para el año siguiente? Bueno, tal vez eso es un poco realista, pero puede haber algunos beneficios adicionales que estás recibiendo ahora a los que no le importaría renunciar para conseguir un aumento de sueldo. Horas extra, dietas, horario de verano, vacaciones,… Se creativo y varía condiciones!

La experiencia es un grado

Aunque es difícil de obtener experiencia en la demanda de negociar un salario, hay formas para desarrollar este tipo de habilidades. Algunos puntos como tiendas de segunda mano permiten practicar la negociación de manera sencilla e incluso divertirte cuando lo hagas.  Coge algo y ofrece un precio bajo y… a esperar reacciones. Puede ser entretenido ver cómo las personas acostumbradas a negociar realizan su trabajo. Si terminas haciendo buenas migas puedes incluso pedirles consejo 😀

Asesoramiento laboral fiscal y contable – Actualidad

Todos los que estamos ligados al asesoramiento y gestión de empresas nos solemos preguntar por el momento de este sector. Es evidente que el asesoramiento laboral, fiscal y contable ha sufrido un pequeño bajón conforme a la crisis económica que aún nos azota. Asesorías laborales ha perdido multitud de clientes ya que muchas empresas tuvieron que cerrar en esos años negros después del magnífico (y corto) período de la construcción.

¿A dónde nos lleva esta profesión?

Las gestorías españolas sufren como decíamos un pequeño bache que, hablando claro, también han sufrido otro tipo de sectores. Esta caída de las pymes ha propiciado el bajón mencionado de las gestorías. Pero parece que ahora la cosa está cambiando, ¿o no? Vivimos una época de muchas dudas, dónde surgen los siempre valientes emprendedores y dónde los grandes damnificados por la crisis optan por el poco riesgo y conservadurismo.

Es evidente, que vamos hacia un período mejor (peor es complicado) y eso nos llena de un poco de ilusión pero también de desconfianza. Las asesorías buscan mantener sus clientes habituales y , como no, buscar otros clientes siempre que sean solventes.

Es importante reconocer que los sueldos han variado, no entra el mismo dinero que hace unos años pero es lógico. El número de pymes ha descendido notablemente, se trabaja en negro aunque esto implique no cotizar, pero las condiciones han obligado a cientos de españoles ha remangarse y buscar alternativas para intentar que entre el mayor dinero posible en sus hogares y tapar los pufos ocasionados por la crisis.

El camino de esta profesión siempre va a ser monótono y complicado, pero bastante agradecido si lo hacemos bien. Estudiantes que se plantean acceder a este sector deben saber que las habilidades directivas y comerciales son muy importantes en esta profesión. Contactos, amigos, familiares, cualquiera puede necesitar un asesoramiento tanto laboral como contable o fiscal. Nuestro consejo es que aprendas a venderte, a ser espabilado y moverte por lugares que reporten contactos de clientes potenciales. No repares en gastos para conseguir clientes, muévete y se versátil.

Abogados para la creación de empresas

Muy buenas a todos, en el post de hoy queremos hablar de soluciones legales para las empresas. Las startups siempre buscan ahorrar dinero para desarrollar el proyecto pero hoy os vamos a explicar las ventajas de contar con un abogado para evitaros problemas legales.

Cuando comienzas una nueva andadura empresarial lo más habitual es que tengas la intención de minimizar los costes y caer en la trampa de realizar cosas por tu cuenta. De esta manera, te ahorras dinero pero no siempre las cosas hechas por uno mismo salen bien por lo que os vamos a explicar algunas ventajas de contratar un abogado cuando comenzamos con un nuevo proyecto empresarial.

Contratar un abogado ¿por qué?

Nuestros amigos de 3 de Tres Abogados nos indican que la contratación de abogados profesionales a la hora de crear empresas se ha multiplicado en los últimos años. El mundo del derecho es bastante complejo y más si nos centramos en el sector de las empresas

Muchas veces encontramos herramientas legales a priori sencillas que nos pueden ayudar en determinados momentos para poder sacar adelante algun tema pero, en realidad, es bastante complejo que podamos sacar adelante todos los asuntos legales que nos vienen sin ayuda externa.

Cuando hablamos de contratar un abogado especialista en empresas hablamos como si tuvierámos un seguro que nos blinda frente a los diferentes problemas que nos surgen durante la creación del negocio.

El abogado se encarga de redactar y revisar la documentación de la empresa para obtener el máximo rendimiento de cada acción y así ahorrar tiempo y recursos. Si contamos con un abogado que nos echa una mano cuando tenemos problemas legales o trámites burocráticos que realizar, podemos estar seguros a la hora de presentar documentación y agilizar el proceso de creación de nuestra empresa.

Para un emprendedor, el tiempo es fundamental sobre todo si hablamos de startups. Necesitamos cumplir un calendario y unos tiempos de entrega, por lo que delegar todas las acciones legales y los trámites en un abogado especializado es una de las mejores decisiones que podemos tomar cuando comenzamos una nueva andadura profesional.

¿Puedo redactar yo mismo los documentos?

En la actualidad encontramos mucha información y documentación en Internet y esto es bueno y malo a la vez. Obtener información es algo maravilloso ya que podemos agilizar trámites y obtener una visión diferente del asunto, pero nunca debemos intentar realizar cosas sin ser profesionales porque el batacazo puede ser importante.

En temas legales, hemos visto numerosas metidas de pata gracias a este tipo de prácticas así que nuestro consejo es que delegues la mayoría de tareas legales en un profesional del derecho y así evitarás problemas tanto a corto como a largo plazo.