Aprendizaje líquido

¿Qué pasa cuando ya no se ocupa la escuela de formar? Que el aprendizaje se vuelve líquido, es decir, flexible, autogestionado y multicapas.

“La escuela de la vida” se ha ocupado durante muchos años de preparar al adulto para tareas de supervivencia como cocinar, ser padres, mantenerse sano o dominar un hobby. Los padres o amigos, los libros y la práctica han sido hasta hace poco los grandes puntales en que se sostenía este método formativo. La formación continua se ha responsabilizado de su actualización profesional.

aprendizaje

Aprender: una responsabilidad personal

El aprendizaje personal y profesional es, en el siglo XXI, una responsabilidad personal. Las empresas han reducido –cuando no eliminado- la formación de sus empleados, los casos de corrupción han endurecido la formación sindical, mientras que el boom tecnológico ha generado nuevas oportunidades formativas.

Los MOOC han sido la gran revolución: una educación abierta y gratuita, o low cost, altamente especializada y muy adaptada a las necesidades del mercado. También han hecho aflorar a gran cantidad de personas que hacen del aprendizaje su hobby particular, y que ha llevado incluso a las universidades a crear cursos universitarios para mayores de 55 años, uno de los grandes colectivos de hoy interesados en la formación.

Aprender: un camino personal

Pero también, los blogs. La publicación constante de, por ejemplo, profesionales y aficionados a la cocina, de sus recetas paso a paso y sus técnicas de cocina, es el maestro de cocina del siglo XXI. Lo mismo con la madresfera, vida sostenible, huerta en casa…

Lo interesante es que cada persona se crea su propio método formativo: carpetas en la nube para recopilar recetas, lectores de feeds, sus propios recetarios, grupos en Facebook, sus éxitos en Instagram… Y que han convertido el aprendizaje en una afición que enriquece sus vidas.

instagram

Juanma, el director del aula de cocina La patente, explica que el formato de los cursos es una mezcla de lección de cocina y evento de tarde-noche para pasarlo bien e incluso ir a ligar. Otra de las claves de la nueva educación, que se aleja de “la letra con sangre entra” y se convierte cada vez más en entretenimiento.

Hoy se aprende cocina siguiendo blogs, mediante vídeos en Youtube, preguntando en Instagram o Facebook y realizando talleres online. Cada persona decide qué aprender y cómo, y se siente libre de variar la receta y aportar su propia creatividad. Tiempos líquidos.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.