Análisis de un proyecto o experiencia que involucre la utilización de tecnologías digitales

En esta nueva entrada os voy a contar una experiencia que tuve cuando entre en primero de Bachillerato en la Académia Igualada. En todo mi transcurso educativo siempre utilicé libros de textos para estudiar o para hacer deberes, y es lo que se utilizaba por aquel entonces. En primero de Bachillerato cambié de instituto y empezaron ha utilizar los portátiles como herramienta de estudio. Este cambio, ¿creéis que fue una buena práctica?

En mi opinión y tal y como indica en el artículo “Buenas prácticas en integración de las TIC en educación en Andalucía: Dos estudios de caso” de Boza Carreño et al (2011) no existen todos los principios para que realmente se defina como una buena práctica. En este artículo expone siete principios que configuran una buena práctica educativa:

  • Promueve las relaciones entre profesores y alumnos
  • Desarrolla dinámicas de cooperación entre los alumnos
  • Aplica técnicas activas para el aprendizaje
  • Permite procesos de retroalimentación
  • Enfatiza el tiempo de dedicación a la tarea
  • Comunica altas expectativas
  • Respeta la diversidad de formas de aprender

En esta línea, creo que hay tres principios que no cumple. Por ejemplo, en mi opinión no promueve las relaciones entre profesores y alumnos, y si la promueve no más que la metodología anterior de libros de texto. Otros principios que no se cumplen es el desarrollo de dinámicas de cooperación entre alumnos y los procesos de retroalimentación. Por otro lado, los demás principios si los podemos considerar como una buena práctica.

Por lo que hace el artículo “De la supuesta relación entre tecnología e innovación educativa: ¿Cuándo las TIC mejoran la educación?” de Bosco (2008) nos habla de una serie de requisitos para que lo podamos ver como una buena práctica en educación que son los siguientes y para que así se cumplan:

  • La mejora o el cambio a implementar satisfaga necesidades concretas y sentidas por parte de la comunidad educativa en su conjunto. Este punto sí lo podíamos ver en el cambio a la práctica digital.
  • El profesorado cuente con la información necesaria y suficiente, así como del tiempo disponible para experimentar e intercambiar experiencias con sus colegas respecto del cambio a implementar. Este punto no era del todo consolidado ya que el profesorado muchos no tenían la suficiente formación para llevar a cabo esta práctica educativa.
  • Que exista un apoyo explícito por parte de la administración mediante el trabajo colegiado y la asignación de los recursos precisos.
  • La comunidad educativa en su conjunto apoye estas iniciativas.
  • Las iniciativas de mejora sean apoyadas por la política educativa vigente.

Los tres últimos puntos sí eran requisitos que no se cuestionan ya que el cambio fue apoyado por toda la comunidad educativas, la política educativa y la administración.

En este artículo también nos cuenta tres aspectos para que una buena práctica sea una innovación educativa. La innovación educativa tiene que constatar el uso de un buen material, nuevos enfoques de aprendizaje y nuevos supuestos pedagógicos.

 

Presentación y análisis de una o más aplicaciones de la web 2.0: Symbaloo

¿Qué es Symbaloo? 

Symbaloo es una antigua palabra griega que significa “recopilar”, “montaje“. Por lo tanto, tiene la idea de navegar por Internet más fácilmente y de manera más accesible. Fue el primero en introducir bloques para un entorno web y en reconocer la necesidad de acceso desde cualquier lugar a los recursos personales y a los marcadores on line.

Desde el ámbito educativo, se puede decir que los educadores fueron el primer grupo de usuarios que vieron el potencial y empezaron a utilizar Symbaloo de un modo que iba más allá de cualquier expectativa. A partir de aquí, nació la versión educativa SymbalooEDU que consiste en satisfacer las necesidades de los usuarios más fuertes como educadores o bibliotecarios, pero también para gestionar la distribución de contenido para cualquier tipo de centro educativo.

Symbaloo pretende desempeñar un papel activo en el futuro de la tecnología de la educación. Después de distribuir e integrar contenido, el siguiente paso lógico es evaluar y validar dicho contenido y fuentes utilizadas. Lo que se pretende es crear un plan de estudios con un bloque, y así mismo una plataforma de valoración de contenido donde educadores y estudiantes podrán beneficiarse.

En mi opinión, desde que conozco Symbaloo lo veo como una herramienta educativa, tanto por su utilidad para guardar nuestros enlaces o webs, como por su estética visual y es fácil de manejar. Symbaloo lo uso para guardar en la nube todos mis recursos y enlaces en un mismo lugar, de forma que podemos acceder desde cualquier ordenador o tablet con conexión a Internet y así es más fácil tenerlo todo guaardado. También por otro lado, lo podemos tener guardado estéticamente como nosotros queramos y eso hace que sea más fácil visualizar. Pienso que la educación 2.0 hace necesario optimizar la búsqueda y el intercambio de recursos entre el profesor y el alumnado. Finalmente quiero decir que con Symbaloo es posible evitar pérdidas de tiempo, o otras cosas como por ejemplo teclear en Google cada vez que queramos acceder a un recurso determinado.

Aquí os dejo un vídeo para que visualicéis ¿Qué es Symbaloo?. ¡Espero que os guste!

https://youtu.be/GcQ0f6DQYdE

Mis competencias digitales

Hola, me llamo Anna Martínez y estoy estudiando 4rt de Pedagogía. Hoy, en este vídeo os contaré las competencias digitales que se necesitan para la sociedad líquida en la que vivimos basándome en el artículo “De lo sólido a lo líquido: las nuevas alfabetizaciones ante los cambios culturales de la Web 2.0” de Arca y Pessoa y las competencias digitales que yo creo tener.

El artículo nos cuenta como hemos pasado de una sociedad sólida a una sociedad líquida donde ésta está en constante transformación y en permanente cambio. Vivimos en una sociedad Web 2.0 donde tiene 6 características: la biblioteca universal, la conexión hipertextual, el mercado global, las redes sociales, la comunicación multimedia y audiovisual y los entornos virtuales interactivos.

Por lo tanto, teniendo esto en cuenta en la sociedad en que vivimos tenemos que hacer un modelo integrado de alfabetización ante la web 2.0. Dentro de esto modelo se pueden diferenciar los ámbitos o dimensiones de aprendizaje sobre la Web 2.0 que ya hemos hablado anteriormente,  y las competencias y habilidades a desarrollar en el sujeto alfabetizado donde se refiere a las competencias instrumentales, cognitivo-intelectuales, socioculturales, axiológicas y emocionales.

En conclusión, la finalidad de la alfabetización es ayudar al sujeto a construirse una identidad digital como ciudadano autónomo, culto y democrático en la Red.  “La alfabetización es un aprendizaje continuo en contextos formales e informales de aprendizaje con las TIC”.

Bien, entonces cuáles son mis competencias digitales?

Empezando por la competencia instrumental que es aquella relativa al dominio técnico de cada tecnología y de sus procedimientos lógicos de uso. Pienso que soy capaz de buscar información útil, utilizar los diferentes aparatos tecnológicos entre otras cosas pero tengo que ampliar mi conocimiento en el hardware.

En la competencia cognitivo-intelectual que es la relativa a la adquisición de los conocimientos y habilidades cognitivas específicas que permiten buscar, seleccionar, analizar, interpretar y recrear la enorme cantidad de información a la que se accede pienso que la tengo bastante desarrollada.

Por lo que hace la competencia sociocomunicacional que consiste en el desarrollo de un conjunto de habilidades relacionadas con la creación de textos de naturaleza diversa y difundirlos a través de diversos lenguajes y poder establecer comunicaciones fluidas con otros sujetos, no la tengo muy desarrollada ya que no uso diversos lenguajes para poder comunicarme con otros sujetos, pero es bien, que muchas veces creo textos y los difundo.

En la competencia axiológica que consiste en la toma de conciencia de que las tecnologías de la información y comunicación no son asépticas y neutrales desde un punto de vista social, me considero una persona que tiene está competencia desarrollada ya que soy consciente de que esto es así, por ejemplo cuando leo un diario electrónico por Internet, o cuando alguien da su punto de vista sobre algo.

Por último, por lo que hace la competencia emocional que es la relativa al conjunto de afectos, sentimientos y pulsiones emocionales provocados por la experiencia en los entornos digitales también la tengo desarrollada, ya que estoy en constante comunicación interpersonal en redes sociales, y puedo controlar mis emociones negativas con el desarrollo de la empatía y con la construcción de una identidad digital.

A continuación os dejo el vídeo con el enlace para que podáis verlo de forma más visual. ¡Espero que os guste y nos vemos en la siguiente entrada del blog!

https://www.kizoa.es/Movie-Maker/d154699612k1041825o1/video-uni