10 Consejos para ahorrar en tu vida diaria

Como este blog trata sobre ahorrar y ganar dinero, vamos a darte unos consejos prácticos para reducir esas facturas que tanto aprietan cada mes.

  1. En invierno, la calefacción a la temperatura justa.  Es preferible tener la casa a una temperatura suave y constante que no, quitar la calefacción y ponerla a toda pastilla cuando la casa ya se ha enfriado. Intenta que la temperatura de la casa esté alrededor de unos 22 grados y cierra los radiadores de las habitaciones que no te interese calentar.
  2. No dejes aparatos eléctricos encendidos por la noche. Las luces de stand by de los aparatos electrónicos consumen muy poquita luz pero combinadas pueden hacerte gastar algún euro durante el año. Si no vas a usar los aparatos, apágalos.
  3. En verano, al igual que con la calefacción, no pongas el aire acondicionado demasiado frío. A más frío, más consumo eléctrico, asi que intenta tener la casa a unos 23/24 grados. A partir de ahí, estarás tirando el dinero.
  4. Haz tus compras de la forma más racional posible: A todos nos gusta un capricho de vez en cuando, pero muchas veces, compramos por impulsos especialmente por Internet.  Si estás navegando por la red  y ves algo que te gusta, piensa antes de añadirlo al carrito. ¿ Lo necesitas ? ¿ Es útil de verdad ? ¿ Tiene buenas reviews ?
  5. Es mejor hacer una gran compra cada semana que una compra pequeña cada día. Aparte de perder tiempo cada día yendo a la compra, también perderás dinero haciendo compras pequeñas. Muchos supermercados tienen ofertas muy atractivas si compras 2 o más unidades del mismo producto. Si sueles consumir con frecuencia un mismo producto, asegúrate de si comprando más tienes derecho a un descuento en la segunda unidad. Así ahorrarás mucho a la larga.
  6. Cuidado con el “Día sin IVA”. En los últimos años se han puesto de moda los llamados “Días sin IVA”, pero no siempre el descuento ofrecido es el que debería ser. Muchos establecimientos inflan los precios en los días anteriores a la promoción haciéndote creer que el precio está rebajado en ese 21% que prometen. Vigila el precio del artículo que te interesa durante un tiempo y compáralo con el de otros establecimientos para salir de dudas.
  7. Busca cupones descuento antes de comprar algo. A menudo existen ofertas y códigos descuento que se aplican justo antes de pasar por caja. Escribe en Google “cupón + nombre de la tienda” o “descuento + nombre de la tienda”.  Es posible que encuentres algún código promocional que te ahorrará algunos euros en tu compra. Este tipo de códigos son muy comunes a la hora de adquirir dominios en Internet, o para cualquier otra tienda online.
  8. Si quieres ahorrar en tus entradas de cine, busca en webs tipo Urbancheck.com o groupon.com. Suelen tener cupones descuento para entradas de cine y te puedes llegar a ahorrar hasta 2 euros por cada entrada.
  9. Ahorra en tus viajes con webs como AirBNB.com donde podrás encontrar alojamiento económico en ciudades de todo el mundo.
  10. Sigue el precio de los artículos que te interesan y cómpralos cuando más te convenga. Si estás interesado en algún artículo de Amazon.es, puedes comprobar el historial de precios de ese artículo en webs como camelcamelcamel.com la cual te muestra un historial completo de los precios de cada artículo.

Todo sobre las apuestas deportivas

apuestas deportivas

Hoy día en Internet puedes encontrar multitud de métodos e ideas para ahorrar, o para sacar algún dinero extra cada mes. Una de esas formas es registrarse en algunas de las mejores casas de apuestas que están disponibles en España.

Si te gustan los deportes, probablemente eres consciente de que en los últimos años hemos asistido a un verdadero “boom” de todo lo relacionado con las apuestas deportivas online.

En cada partido de fútbol televisado somos bombardeados con anuncios de todas las casas que operan en España, las cuales buscan incansablemente nuevos clientes a los que seducir.

Qué casa de apuestas elegir

A pesar de que el funcionamiento de las distintas casas de apuestas es bastante similar en general, puede resultar complicado para alguien que se inicia en esta actividad, decidir, qué casas de apuestas usar.

Todas las casas de apuestas deportivas ofrecen paquetes de bienvenida para nuevos clientes, consistentes en una bonificación económica equivalente a la cuantía de su primer ingreso con dinero real. A estas bonificaciones también se las conoce con el nombre de “bonos”.

Para poder realizar una retirada de dinero hacia nuestra cuenta, deberemos cumplir lo que se conoce como “rollover”. Son las condiciones para desbloquear el dinero que la casa de apuestas nos ha “regalado” y que suelen consistir en realizar varias apuestas a una cuota determinada por ellos.

Cada bono viene acompañado de una extensa sección de condiciones que conviene leerse para que no haya dudas.

apuestas deportivas

Por lo demás, los bonos de apuestas deportivas son similares entre sí, y es totalmente recomendable leer las condiciones para liberarlos.

En algunos casos, otras casas de apuestas, prefieren ofrecer promociones variadas a los nuevos clientes en función del evento que se vaya a disputar. Por ejemplo, la conocida casa de apuestas Betfair, ofrece a sus nuevos clientes, cuotas muy altas para ciertos eventos y suponen una ocasión muy interesante para registrarse con ellos.

Otro factor a tener en cuenta a la hora de elegir una casa de apuestas deportivas es la cantidad de mercados disponibles para apostar. Esto es ni más ni menos que la cantidad de apuestas diferentes que se pueden realizar. Una mayor variedad siempre es un punto a favor.

La tercera cosa que debemos tener en cuenta son las apuestas en directo. En este punto existen diferencias bastante notables entre casas. No todas ofrecen la misma variedad de apuestas en directo, ni cuentan con imágenes del evento por televisión. En esta categoría la vencedora indiscutible es Bet365.

Esas son las 3 principales características en las que debemos fijarnos a la hora de elegir una casa de apuestas. Luego existen otras características de menor importancia, como la variedad en las formas de pago, o las facilidades a la hora de contactar con soporte técnico.

Las cuotas en general son similares entre todas las casas y no deberían ser un factor fundamental a la hora de tomar una decisión.

Cómo ganar dinero apostando

Antes de comenzar, recuerda que estás para ganar dinero, no para apostar ciegamente por tu equipo semana tras semana. La disciplina y el autocontrol son clave si quieres tener éxito.

Lo primero que se suele recomendar, sobre todo si somos novatos, es ingresar una cantidad moderada de dinero en nuestra cuenta. Los bonos de bienvenida de muchas casas de apuestas, se ponen en marcha en base a la cuantía de nuestro primer ingreso, así que con una cantidad en torno a 100 euros podemos comenzar.

Lo primero que debemos hacer es informarnos sobre las palabras más utilizadas en el mundo de las apuestas. Saber qué significan palabras como bank, yield, hándicap asiático, etc nos resultará de mucha ayuda. Existe mucha información al respecto en la red, con buscar “glosario de apuestas deportivas” bastará.

Una vez sepamos qué significa cada término, deberemos dividir nuestro bank ( El bank es la cantidad de dinero que tenemos disponible en nuestra cuenta de apuestas ) en unidades. Cada unidad representa el 1% de nuestro bank.

Es decir, si tenemos 100 euros, cada unidad, será 1 euro.

Una vez que tengamos eso claro, debemos saber que si queremos conservar dicho bank, no podemos realizar apuestas que supongan más del 10% del mismo.

Esto es para protegernos ante posibles pérdidas, pues aunque veamos una apuesta muy clara, no debemos cegarnos apostarlo todo, pues tarde o temprano fallaremos.

A cada apuesta se le asigna lo que se conoce como “stake”, que es la confianza que tenemos en que salga dicha apuesta. Las apuestas con stake bajo, como 1 o 2, indican que tenemos poca confianza en ellas. Son las más arriesgadas y las que cuentan con cuotas más altas, precisamente por la dificultad que entraña el que salgan ganadoras.

Las cuotas de stake alto, hasta 10, que es el máximo, indican una alta confianza en que se produzcan. Si el líder de la liga juega contra el colista, lo normal es que gane, asi que a esa apuesta le asignaríamos un stake alto.

Otro consejo importante es que, si en lugar de seguir los pronósticos de otra persona, preferimos hacer los nuestros propios, es importante tener buenos conocimientos del deporte al que vamos a apostar. Los pronósticos muchas veces dependen de varios factores, no sólo de quienes son los rivales. Los lesionados, rachas de victorias y derrotas, el historial de enfrentamientos entre ambos contrincantes… todo cuenta a la hora de elegir un pronóstico.

Cuidando nuestro bank y eligiendo cuidadosamente nuestras apuestas, obtendremos beneficios casi sin darnos cuenta.

Es así mismo una buena idea seguir a reconocidos pronosticadores y copiar sus pronósticos. Algunos de ellos publican sus selecciones de forma gratuita aunque lo habitual es que sean de pago.

Normalmente los pronosticadores publican su “yield”, como una forma de hacer ver su fiabilidad. El yield no es ni más ni menos que el rendimiento de ese pronosticador, por cada unidad apostada. Se considera que un pronosticador, o “tipster” es bueno, cuando tiene un yield superior al 10%.

apuestas deportivas

Para ir finalizando queremos darte unos pocos consejos más:

Desconfía de las cuotas: A veces, no corresponden con la situación real de los adversarios. Analiza concienzudamente el choque y sé conservador en tus decisiones, sobre todo al principio, para ir aumentando tu bank poco a poco.

No apuestes a lo loco: Si has tenido pérdidas, no intentes recuperarlas rápidamente apostando sin cabeza y sin haber hecho un análisis previo del evento en cuestión. Es prácticamente seguro que volverás a perder dinero.

No apuestes en directo sin poder ver las imágenes del partido: Es esencial en las apuestas en directo poder seguir el choque en vivo, sin que te lo cuenten. De ello depende tomar una decisión adecuada o no.

Contrólate: Si no puedes controlarte, haz uso de las herramientas de las casas de apuestas para limitar los ingresos o incluso prohibirte el acceso a la página durante algún tiempo. Esas medidas están ahí para quienes lo necesitan. Si mantienes la cabeza fría no deberías necesitarlas en absoluto, pero nunca se sabe.

Esperamos que esta mini guía te haya abierto los ojos sobre el mundo de las apuestas deportivas, pues con un poco de cabeza, podrás sacar algo de dinero o si se te da bien, incluso dedicarte a ello a tiempo completo.