Àrea de Dret Internacional Privat

Un altre blog Blogs.uab.cat

Archive for Juliol, 2013

Jul 24 2013

Responsabilidad de la matriz por deudas de la filial y Derecho de la UE

Posted in General |

La STJUE de 20 de junio de 2013 – Impacto Azul aborda, a partir de la interpretación del Derecho portugués, una interesante cuestión en materia societaria, el tema de la responsabilidad solidaria de las sociedades matrices frente a los acreedores de las filiales. Incluimos a continuación el comentario de la Sentencia que para este blog ha redactado el profesor portugués Rui Dias.

La sentencia de 20 de junio determina que la libertad de establecimiento del artículo 49.º TFUE no se opone a normas nacionales de derecho portugués que excluyan la responsabilidad solidaria de la matriz por deudas de la filial (prevista en derecho nacional de los grupos de sociedades) cuando la matriz no tenga sede en el territorio portugués, sino en el territorio de un otro Estado-miembro. En resumen, se demandaba por deudas de filiales portuguesas a la matriz francesa, que, si tuviera su sede en Portugal, respondería por ellas solidariamente con las filiales (art. 501.º CSC o Código das Sociedades Comerciais). Esta responsabilidad sería una consecuencia de la aplicabilidad de la reglamentación nacional de grupos de sociedades, que se encuentra en los artículos 481.º y siguientes del CSC; pero la clave del problema está en art. 481.º, donde se establece el ámbito de aplicación espacial del régimen, y que excluye en principio las relaciones societarias internacionales (art. 481.º, 2, proemio). Para que no hubiera dudas de que una sociedad extranjera puede constituir en Portugal filiales a 100%, se añadió en 2006 una al. d) al art. 481.º, 2, en que se esclarece esa posibilidad. No obstante, se mantuvo el silencio sobre otra cuestión, que al final es la que se plantea en la sentencia: si a la relación societaria internacional así constituida es, o no, aplicable el régimen de los grupos, que contiene ventajas para la matriz, como la legalización de instrucciones a la filial (aunque desventajosas para la última) o la licitud de acuerdos de atribución de lucros (con utilidad tributaria), pero también desventajas relevantes, como la mencionada responsabilidad solidaria. Las opiniones se dividen sobre cuál es al final el ámbito de aplicación de todo ese régimen (solo a grupos nacionales; a grupos multinacionales de todas proveniencias; o a grupos sedeados en la UE, con exclusión apenas de los grupos extra-comunitarios), en consecuencia nos encontramos con diferentes interpretaciones sobre el sentido y alcance de la libertad de establecimiento comunitaria, en conexión con el principio de igualdad constitucional respecto a la actividad económica.

Es preciso destacar de una forma crítica en relación a la sentencia un cierto desconocimiento sobre el punto de partida de la misma, el Derecho portugués: se asume que las reglas de responsabilidad a las que nos hemos referido en el apartado anterior son inaplicables (v. n.os 34, 35), pero eso no podría haberse tomado sin más como correcto y indiscutible, tal como muchos en la doctrina portuguesa vienen manteniendo. La aparente ligereza con que se hace tal análisis es de lamentar: como resultado, tenemos una decisión del Tribunal de Justicia sobre una “norma jurídica” que, en rigor, podrá ni siquiera existir. Eso no perjudica que aparezca como positiva la apreciación del Tribunal sobre una tal regla, si, en abstracto, existiera: en realidad, el régimen de los grupos en derecho portugués, en balance de ventajas e desventajas, es visto como desfavorable para la matriz (por el incremento de responsabilidad que trae), por lo que de ninguna manera sería incompatible con la libertad de establecimiento un tratamiento más favorable, por la ley material portuguesa de sociedades, de la matriz con sede en otro Estado-miembro.

Rui Dias


No hi ha comentaris