Àrea de Dret Internacional Privat

Un altre blog Blogs.uab.cat

Feb 12 2009

El Reglamento 44/2001 también se aplica en materia arbitral

Posted in General |

El pasado día 10 de febrero se dictó la decisión del TJCE en el asunto Allianz SpA (formerly Riunione Adriatica Di Sicurta SpA) and Others v West Tankers Inc. Esta decisión es fruto de una cuestión prejudicial planteada por la House of Lords en la que se solicitaba que el Tribunal de Luxemburgo se pronunciara sobre si era compatible con el Reglamento 44/2001 dictar en Londres una anti-suit injunction fundamentada en la existencia de una cláusula compromisoria y destinada a desplegar efectos en un procedimiento iniciado en Italia.

El TJCE mantiene que el procedimiento en el que se solicita la adopción de la anti-suit injunction no entra en el ámbito material de aplicación del Reglamento 44/2001 al tratarse de un procediminto en materia arbitral. No obstante esto, el Tribunal de Luxemburgo mantiene que es incompatible con el Reglamento 44/2001, ya que puede afectar al efecto útil del Reglamento al condicionar la mencionada anti-suit el procedimiento abierto en Italia. Dado que el procedimiento italiano sí entra en el ámbito de aplicación del Reglamento 44/2001, el TJCE se entiende legitimado para examinar la forma en que la adopción de la anti-suit condiciona al proceso en Italia, concluyendo que tal adopción es incompatible con el Reglamento 44/2001.

Es de suponer que esta decisión será objeto de no pocos comentarios, ya que tiene importantes consecuencias para el arbitraje comercial internacional. En concreto, imposibilita que las partes que quieran hacer valer la eficacia de una cláusula compromisoria recurran al mecanismo de las anti-suit injunctions para compeler el cumplimiento de los compromisos arbitrales. No cabe duda de que esto perjudicará a plazas arbitrales como Londres en beneficio de aquéllas que prevean la figura de la anti-suit injunction y que estén ubicadas en Estados que no sean miembros del Reglamento 44/2001.

En esta noticia de urgencia no es posible entrar en el comentario de la decisión; pero ya se puede adelantar una valoración negativa de la misma. Se hace difícil admitir que, existiendo consenso acerca de que el procedimiento en el que se solicita la anti-suit injunction cae fuera del ámbito material del Reglamento 44/2001, puede concluirse que la adopción de tal medida es incompatible con el Reglamento comunitario. Si éste no se aplica a la materia arbitral ¿cómo se justifica su consideración en un procedimiento que es claramente arbitral? El Tribunal aborda esta difícil tarea sin que el resultado sea, sin embargo, convincente.

Rafael Arenas


This entry was posted on Dijous, 12 Febrer, 2009 at 3:01 and is filed under General. You can follow any responses to this entry through the feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

2 Responses to “ El Reglamento 44/2001 también se aplica en materia arbitral”

  1. Federico Garau Says:

    Estimado amigo Rafael, parece que nuestro sino es sostener siempre opiniones contrarias aunque partimos de supuestos iguales o semejantes, pero así nuestro mundo académico es más divertido, pues nada hay más aburrido que la uniformidad impuesta por el pensamiento políticamente correcto.
    Después de una lectura rápida de la sentencia Allianz (llamada por algunos West Tankers) y a bote pronto puedo declarar mi conformidad con las líneas generales del fallo del TJCE. Primero, porque no me parece correcta la utilización del mecanismo de las inti-suit injunctions, propios del Derecho anglosajón pero alejado de nuestro sistema continental. En el marco de normas supraestatales (convenios o Reglamentos comunitarios) contamos con el mecanismos del examen de oficio de la competencia (con el consiguiente deber de abstención). Personalmente, no me parece admisible que un tribunal de un Estado cometa una injerencia tal, como la de prohibir a unas personas que prosigan con el procedimiento abierto en otro Estado. Y ello a pesar de que tienen acción en este último país y de que sus tribunales son (o podrían ser) competentes. Me pregunto, incluso, sobre la constitucionalidad (el derecho de acceso a la justicia) de una medida de estas características.
    Quizás el problema actual que se plantea en este caso venga de más lejos. Me refiero a la poca claridad de criterios utilizados por el TJCE a la hora de delimitar la exclusión del arbitraje del ámbito de aplicación del Reglamento 44/2001. Me refiero a las sentencias de 25-7-1991, Asunto C-190/89 (Rich), y de 17-11-1998, asunto C-391/95 (Van Uden). El TJCE ha distinguido entre procedimientos de aplicación de un arbitraje, que estarían excluidos del ámbito del C.Bruselas y del C.Lugano (igualmente del Reglamento 44/2001), y procedimientos de apoyo de un arbitraje, incluidos en los citados textos. Sería, p.ej., un procedimiento de aplicación aquél que tenga por objeto la designación judicial de un árbitro (asunto Rich). Por el contrario, el procedimiento para la adopción de una medida cautelar (ex art. 24 C.Bruselas y C.Lugano, art. 31 Reglamento 44/2001) que tenga por objeto una cuestión comprendida en el ámbito material de los citados textos comunitarios y que ha sido sometida a arbitraje sería una procedimiento de apoyo (asunto Van Uden). Ni que decir tiene que la línea divisoria entre ambos tipos de procedimientos es muy fina y endeble (¿por qué la adopción de una medida cautelar relacionada con un arbitraje no puede ser considerada un «procedimiento de aplicación»?–) y tendrá que establecerse caso por caso.
    Esta falta de criterios claros de determinación obliga a los tribunales nacionales a tener que analizar cada caso, interpretar el Reglamento 44/2001 y, finalmente, decidir si el caso que se le somete forma parte del ámbito de aplicación del Reglamento. Y es precisamente, a mi entender, esta operación de “calificación” (bajo las directrices interpretativas -poco claras- del tribunal comunitario) de la que se verían privados los tribunales nacionales si se admitiese sin más una anti-suit injunction. Además, no podemos olvidar que el propio TJCE en su sentencia de 27-4-2004, Asunto C-159/02 (Turner) estableció claramente que el C.Bruselas (lo mismo el Reglamento 44/2001) se oponía a que se dictase una orden conminatoria mediante la cual un órgano jurisdiccional de un Estado contratante prohibía a una parte en el procedimiento en curso ante él iniciar o proseguir un procedimiento judicial ante un órgano jurisdiccional de otro Estado contratante, aun cuando dicha parte actuase de mala fe con la intención de obstaculizar el procedimiento en curso. Si bien es cierto que en este caso se refería a una materia incluida en su ámbito de aplicación, no es menos cierto que ahora estamos ante un asunto que debe ser “calificado” por un tribunal de un Estado miembro como incluido o excluido de su ámbito.
    Creo que esta sentencia preocupará más en el mundo anglosajón que en el resto de países. Sucederá algo parecido al impacto que causó en ese ámbito jurídico la sentencia de 1-3-2005, Asunto C-281/02 (Owusu), que consideró que el mecanismo del forum non conveniens no puede ser utilizado en el marco del C.Bruselas (en el Reglamento 44/2001). Nos hallamos ante mecanismos propios del ámbito anglosajón que, en mi opinión, no encajan en el diseño del Reglamento 44/2001 (y eso sin entrar en las dudas que me suscitan desde el punto de vista constitucional: ¿permite el art. 117 de la Constitución que un tribunal “legalmente” competente diga que no quiere conocer porque en su opinión los tribunales de otro país están “mejor situados” para conocer de ese litigio?).
    No soy ningún especialista en anti-suit injunctions, ni en forum non conveniens, por lo que me limito a plasmar unas opiniones rápidas que me ha suscitado la lectura de esta interesantísima sentencia, que, como bien dices, será objeto de múltiples comentarios.
    Un cordial saludo

  2. Rafael Arenas García Says:

    Querido Federico:

    antes que nada, mil disculpas. No sabía que estaba activada la moderación de comentarios y no ha sido hasta ahora mismo que, casi por casualidad, me he dado cuenta de que el tuyo estaba pendiente de aprobación ¡desde el 12 de febrero! Una pena, porque, de haberlo leído antes lo hubiera incluido en el artículo que acabo de enviar para “Arbitraje…”
    No coincidimos en el resultado final; pero sí en el diagnóstico de muchos de los problemas. Como verás, en el comentario de West Tankers (rectius Allinz, como bien dices) que he colgado este fin de semana planteo el tema que tu señalas: la distinción entre procedimientos de aplicación de un arbitraje y procedimientos de apoyo al arbitraje. Apuntas las dificultades de diferenciar entre unos y otros tipos de procedimiento: yo soy más escéptico y creo que establecer esta distinción no tiene base en la lógica del Convenio de Bruselas y del Reglamento 44/2001. A mi juicio se trata de una construcción artificial.
    En su momento no se percibió con claridad el sentido de Van Uden (lo apunta C. Kessedjian en Conflict of Laws); pero tras West Tankers creo que ya es claro el escenario: se trata de incorporar el arbitraje al Reglamento 44/2001. A este fin la inicial ocupación del terreno en Van Uden sumado a la Sentencia Turner han proporcionado munición suficiente como para llegar a West Tankers.
    A mi no me satisface, y no porque piense que no pudiera ser un objetivo loable de lege ferenda la mencionada inclusión del arbitraje en el Reglamento, sino porque no encuentro los argumentos jurídicos que lo justifiquen. Vuelvo a mi básica pregunta inicial: si el procedimeinto inglés no está incluido en el ámbito de aplicación del Reglamento ¿cómo va a ser incompatible con éste? Y a esto añado otra pregunta ¿con qué artículo del Reglamento es incompatible el procedimiento inglés, y, si me apuras, con qué artículo del Reglamento es incompatible el procedimiento que dio origen a la Sentencia Turner?
    En algún comentario a Allianz en Conflict of Laws se apuntaba que esta es una decisión política. A mi me parece que cuando el TJCE hace política en vez de aplicar el Derecho no vamos bien.
    Gracias de verdad por este debate, Federico, y de nuevo disculpas por el retraso. A partir de ahora estaré “superatento” para que no se me escape ningún comentario.
    Un abrazo.

Deixa un comentari

Si us plau, demostra que no ets un robot * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.