La Llei de contractes del sector públic als àmbits de la defensa i la seguretat i els acords-marc.

 

             1.-La Llei estatal 24/2011, d’u d’agost, de contractes del sector públic als àmbits de la defensa i la seguretat, introdueix algunes modificacions o precisions en relació a la normativa general de contractació pública.

 

            És convenient fixar el seu àmbit objectiu d’aplicació, que s’estipula a l’art. 2:

 

“Artículo 2. Ámbito objetivo de aplicación.

1. Son contratos incluidos dentro del ámbito de aplicación de la presente Ley los contratos relacionados con las actividades de la defensa y de la seguridad pública, cualquiera que sea su valor estimado, y que tengan por objeto:

a) El suministro de equipos militares, incluidas las piezas, componentes y subunidades de los mismos.

b) El suministro de armas y municiones destinadas al uso de las Fuerzas, Cuerpos y Autoridades con competencias en seguridad.

c) El suministro de equipos sensibles, incluidas las piezas, componentes y subunidades de los mismos.

d) Obras, suministros y servicios directamente relacionados con los equipos, armas y municiones mencionados en las letras a), b) y c) anteriores para el conjunto de los elementos necesarios a lo largo de las posibles etapas sucesivas del ciclo de vida de los productos.

e) Obras y servicios con fines específicamente militares u obras y servicios sensibles.

2. La investigación y el desarrollo se consideran servicios a los efectos de la aplicación de la presente Ley.

3. Los contratos de colaboración entre el sector público y el sector privado quedarán incluidos en el ámbito de aplicación de esta Ley, rigiéndose por las normas generales del Título I y las especiales que les sean de aplicación, de conformidad con el régimen jurídico de la prestación principal, tal como dispone el artículo 289 de la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de contratos del sector público.

4. Cuando se adjudique un contrato con diversas prestaciones no podrán integrarse en su objeto aquellas prestaciones que no guarden relación entre sí.”

 

— 

            2.- Entre els aspectes interessants d’aquesta norma destaca el denominat “acord-marc” (arts. 53 i ss.). L’acord-marc s’adjudica a una o més empreses, pels procediments previstos a la Llei. Un cop adjudicat, evita la necessitat de noves licitacions, si tots els termes del contracte ja estan establerts a l’acord-marc.  Si cal fer una nova licitació, se seguiran els criteris de l’esmentat acord.

 

            La definició  de l’acord-marc apareix a l’art. 53.1:

 

      “1. Los acuerdos marco podrán celebrarse entre uno o varios órganos de contratación, de una parte, y una o varias empresas, de otra, y tendrán por objeto establecer las condiciones que hayan de regir los contratos a adjudicar durante un período determinado, en particular las relativas a los precios y, en su caso, a las cantidades previstas.”

          3.-Com veiem, aquest acord-marc busca una relació estable amb una empresa o amb un grup d’empreses, que passen a tenir un tracte més fluïd i constant amb l’Administració (sense el “perill” de nous processos licitadors que facin aparèixer nous contractistes).

 

            Per a evitar un encarcarament de la relació, l’art. 53.4 preveu que, com a regla general, l’acord marc no podrà superar els set anys i, a més, “los poderes adjudicadores y los órganos de contratación no podrán recurrir a los acuerdos marco de manera abusiva o de manera que la competencia se vea obstaculizada, restringida o falseada.”

 

 

 

Quant a Joan Amenós Álamo

Professor de Dret Administratiu
Aquesta entrada ha esta publicada en Contractació administrativa, Seguretat pública i privada. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Si us plau, demostra que no ets un robot * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.