Diseño Packaging Barcelona – ¿Cómo trabajar el packaging?

La posibilidad de intregrar diseño estructural y diseño gráfico es lo que más puede llegar a atraer del área del diseño de packaging en barcelona. La manera ideal  de trabajar en esta área es trabajar de una forma tridimensional y ver cómo queda el producto una vez finalizado, porque, en realidad, en eso consiste el packaging, la vida y el consumo: en experimentar en tres dimensiones, del mismo modo que los usuarios y consumidores van a verlo en los lineales, en las mesas, en las tiendas…

Se debe tratar de ir un poco más allá de los límites establecidos, de lo habitual que se encuentra en el packaging del tipo de producto que se diseñe. Estudiar sectores complementarios o totalmente opuestos, para nutrir las propuestas de diseño y aplicar novedades en sectores nuevos. Hay que combinar el diseño gráfico y darle importancia al diseño estructural para encontrar formas y visiones diferentes de las de los competidores.

Trabajar en un equipo que aporte diferentes visiones es claramente enriquecedor. Para crear el packaging perfecto deberían unirse tres puntos de vista fundamentales: una visión estratégica, una visión más morfológica, un estudio de la forma, y por último, la versión más marketiniana y de identidad de marca.

Partir de una marca  y ser capaces mostrar y comunicar sus valores y sus atributos en el formato del envase y en el etiquetado es el objetivo de un buen packaging. Para conseguirlo, el mejor modo es trabajar de una manera integral, con un equipo que cubra todas estas vertientes y puntos de vista que comentaba con anterioridad. El packaging debe formar parte de la comunicación de la empresa, ya que éste es el que le da solidez a una marca y el contacto último con el cliente final que tiene opción de compra.

Proceso de creación del packaging

En las agencias a la hora de crear un packaging para una marca nos podemos encontrar tres escenarios diferenciados:

  • una marca que empieza de cero con todo por construir.
  • una empresa que ya tenga productos en el mercado y que quiera apostar por un rediseño.
  • una empresa que quiera extender su línea de productos.

Partiendo de este punto, hay que definir los objetivos y marcar una línea estratégica para llegar a conseguirlos.

Y si hay algo fundamental para conseguir los objetivos del nuevo packaging es cooperar mano a mano con el cliente, ya que ellos tienen los datos, la experiencia y conocen sus valores mejor que nadie. Contar con la visión desde diferentes aristas, es la mejor forma de tener una visión 360º de una empresa y sus productos.

Una empresa que contrata un nuevo packaging se debe sentir siempre acompañada y escuchada, en todas las fases del proceso, desde la idea, hasta la presentación en lineales y el marketing en el punto de venta.

Puedes ver mas en : http://www.mediactiu.com/servicio/packaging-en-barcelona/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.