Formas alternativas de financiación: el empeño de coches

empeño de coches

Dada la crisis que nos acechó en el año 2007 y que desde entonces no nos ha abandonado, muchas son las personas que buscan métodos de financiación con el único fin de pagar sus deudas de la forma más completa y rápida posible. Por ello, además de las vías que todos conocemos como la solicitud de un crédito a nuestra entidad bancaria o bien la de los prestamistas privados (cuya fama actualmente deja mucho que desear) tenemos un modo alterno que pocos han sopesado; empeñar nuestro coche.

No hace falta echar imaginación cuando hablamos de llegar justo a fin de mes. De hecho, muchas familias, particulares y empresas es la realidad que viven a día de hoy, con lo que cada vez se hace más difícil equilibrar nuestros ingresos (que pueden ser variables) con los gastos (que por desgracia son fijos).

Cuotas mensuales que nos ahogan como préstamos personales, tarjetas de crédito, hipotecas, alimentación y reparaciones inesperadas son lo que probablemente nos hará recurrir a una forma alterna de financiación. Ahora bien, cuando nos encontramos en esta situación, ¿qué podemos hacer?

Como decíamos al inicio del artículo, lo habitual es dirigirnos a nuestra entidad bancaria (o a otra pensando que será aire fresco) para solicitar un crédito, la mayoría de las veces de una cuantía pequeña, con el objetivo de vivir unos meses de forma desahogada. Normalmente, dada la cantidad de papeles que solicitan, avales bancarios e inmobiliarios y demás, se hace imposible esta alternativa.

Después, probablemente se nos ocurra ir a un prestamista privado con un cierto aire de desconfianza, ya que son muchas las noticias donde dejan su fama con aspectos que cuestionar. No obstante, tampoco puede ser la mejor alternativa si no tienes una casa con la que avalar el préstamo.

Finalmente, queda una tercera opción, muy adecuada bajo nuestro punto de vista, si lo que deseas es tener dinero rápido, sin demasiado papeleo y sobre todo con seguridad de que podrás tenerlo. Hablamos del empeño de coches.

¿Cómo funciona si quiero empeñar mi coche?

cómo empeñar mi coche

Realmente es una transacción muy rápida y segura. Actualmente las empresas de empeño de coches ya no se quedan en forma de depósito tu vehículo, sino que tú podrás seguir disfrutándolo a cambio de la devolución del mismo en forma de cuotas (normalmente flexibles y personalizadas).

Primero, la empresa prestamista valorará tu coche mediante las tablas Gamvam de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos, las cuales se emiten con una tasación aproximada de los vehículos. Además, se complementará con unos porcentajes de depreciación que emite la Hacienda Pública, para calcular la pérdida sobre dicha tasación que tiene tu vehículo por la edad de matriculación. Sobre esta tasación final, normalmente suelen ofrecer del 40% al 80%, habiendo excepciones, obviamente.

Si tú estás de acuerdo con dicha tasación, procederás a realquilar tu coche (pagarás una cuota al mes en concepto del préstamo) o bien podrás dejarlo en depósito y devolver el crédito según la forma pactada con la empresa en cuestión. Todos estos datos deberás resolverlos a la hora de firmar el contrato.

Los requisitos que suelen solicitar las empresas encargadas del empeño de coches es que el vehículo esté matriculado en España, que no tenga cargas como multas sin abonar (dependiendo de la empresa este requisito NO es indispensable), impuestos pendientes de pago y finalmente acreditar el propietario del coche.

Los tiempos de devolución oscilan de los 30 días a un año. Realmente puede ser muy flexible la devolución si hablamos de que se trata de préstamos, en la mayoría de las ocasiones, de una cuantía inferior a los 10.000€.

¿Para quién van dirigidos estos préstamos por tu coche?

empeñar mi coche

No es una solución a la que podamos recurrir siempre que queramos. Hay que tener en cuenta que la falta de crédito, los ingresos mínimos, el aumento de las deudas por cápita y demás, son las razones esenciales para que decidamos empeñar nuestro automóvil. Por ende, en una situación de emergencia como una reparación inesperada, un evento que no podemos sufragar con nuestro propio dinero, el alivio de unas cuotas en unos meses determinados en los que tengamos una falta de ingresos… Todo ello apunta a una situación de emergencia, como hemos dicho anteriormente y por ende estaría plenamente justificada la operación de empeñar el coche.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que como todo crédito tiene su riesgo y deberemos ser conscientes de si podremos devolver el mismo más los intereses devengados en el plazo determinado que hayamos firmado. Las consecuencias de no hacerlo podrían ser peores que nuestra situación inicial, haciendo que entráramos en listas de morosidad o como sería obvio, perdiendo nuestro coche. Así que hay que valorar todas las alternativas y controlar nuestros ingresos si es que definitivamente decidimos empeñar nuestro vehículo.

Una buena organización del dinero, planeación de los gastos y el ahorro rutinario hará que podamos devolver todas las cuotas sin ningún problema. Solo es necesario concienciarnos y programarnos.

 

Esta entrada fue publicada en Crisis, Finanzas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Formas alternativas de financiación: el empeño de coches

  1. Pingback: Cómo empezar a escribir en tu blog | Actualidad

  2. ana dijo:

    El empeño ha subido y, con la crisis, los precios de los de segunda mano se dispararon. Hace diez años un coche de segunda mano no valía ni la mitad que ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.